Todo muy extraño

0
935

Todo muy extraño

Real Maestranza – Novillada con picadores, Domingo 21 de Septiembre de 2008

NOVILLOS: Novillos de Manuel Ángel Millares, bien presentados, descastados y mansos.

NOVILLEROS: -Luis Martín Núñez, de celeste y oro con los cabos negros, silencio y ovación tras aviso.
Miguel Tendero, de rosa y oro, ovación tras aviso y ovación.
Ernesto Tapia 'Calita', de agua marina y oro, silencio y vuelta al ruedo.

INCIDENCIAS: Menos de un cuarto de plaza.

Ernesto Javier «Calita» ha dado la única vuelta al ruedo de la tarde en la Maestranza. El mexicano firmó su mejor actuación con el sexto, el menos malo de la descastada y mansa novillada de Millares. Miguel Tendero, muy seguro y firme, alcanzando los mejores momentos de la tarde, mientras que el debutante Martín Núñez quedó inédito con el manso primero y dejó atisbo de su peculiar toreo en unos muletazos lentos al cuarto.


Calita, en la vuelta al ruedo en el último novillo.
FOTO: Matito.

Manuel Viera.-

El arranque de la tarde no pudo ser peor. Y supuso una gran sorpresa para el escaso público que asistió al festejo comprobar cómo un novillo, nada más salir de chiqueros y manso como él solo, se aculaba en tablas sin que nadie de los que portaban un capote en la mano fuesen capaces de moverlo. Y si lo movían se echaba acobardado, acabándosele la vida. Pues en tan extrañas circunstancias mandó el palco picarlo y banderillearlo. Esperpéntico espectáculo fue ver cómo se masacraba a un animal metido en las tablas desde el caballo. Y como lo banderilleaban sin que el manso se moviera. E incluso se brindó no se qué faena del moribundo animal. Todo muy extraño, como si se quisiera llevar el Reglamento hasta sus últimas consecuencias. Y no es así. Esta presidenta, que pasa por inteligente y aficionada, se puso esta tarde por montera la mismísima realidad con tal de cumplir la ley, haciéndole un feo favor a la Fiesta.

A veces se hace necesario actuar con criterio y con sentido. Sabido es que a una res por la sola característica de la mansedumbre no se debe devolver. Bien hizo el palco en no ordenarlo. Pero bien pudo ordenar al lidiador iniciar un breve trasteo y terminar cuanto antes con la poca vida del utrero, evitando así el desolador


Martín Núñez en el cuarto, tras quedar inédito en su primero.
FOTO: Matito.

cuadro y las acaloradas protestas de la gente.

Ni un sólo muletazo le pudo dar quien buscaba esta tarde el triunfo a cara de perro en la Maestranza. Martín Núñez sólo dibujo dos verónicas y una media con la despaciosidad que le imprime a su toreo. Con el cuarto, descastado y sin una mínima calidad en sus embestidas, se la quiso jugar a la única carta que le quedaba: la demostración de las inmensas ganas de obtener el triunfo. El resultado fue una larga cambiada a portagayola fallada, un vibrante capotear, y una faena discontinua en la que algún que otro lento muletazo, trazado con se peculiar estilo, se vislumbró entre las repetidas tandas de pases punteados y enganchados. Tras la estocada fue ovacionado.

Miguel Tendero actuó con naturalidad y muy seguro de sí mismo. Un método tan válido como cualquiera para ir más allá que los demás y conseguir su objetivo. Y como cuando se tiene todo tan claro es posible alcanzar lo que uno se propone, el alicantino alcanzó lo pocos momentos interesantes de la tarde con valor y un dominio fácil de las telas. Fue al quinto, un novillo áspero y defendiéndose en cada muletazo, al que Tendero, a golpe de técnica y buen oficio, le trazó buenos muletazos con ambas manos. No cogió altura la faena, pero sí sirvió para


Calita en un personalísimo derechazo.
FOTO: Matito

que el joven de Alicante mostrase atisbos de sus interesantes formas. Al parado segundo le puso ganas, pero ni lo toreó ni lo mató.

A Calita le acompañan muchas virtudes. Posee el encanto del toreo clásico. Tiene cualidades y calidades y, aunque no del todo; las mostró esta tarde con el sexto. De hecho, el toreo del mexicano llegó francamente bien a la gente. La versión del pase diestro fue notable, aunque con grandes desigualdades en los trazos que componían cada una de las tandas: mediocres algunos, más auténticos otros. Calita toreó despacio, ligó algunos pases, aguantó algún que otro parón del utrero, se quedó… y quizá por esto fue volteado, aunque sin consecuencias. Con la eficaz estocada con la que finiquitó al novillo justificó una vuelta al ruedo que le supo a gloria. En el tercero- otro novillo desrazado y manso, características comunes en los seis utreros lidiados- sólo dejó detalles de unas formas con atisbo de calidad.

Finalizado el festejo, la empresa Pagés hizo público el cartel de la novillada del próximo día 26 de septiembre, gratuita para los abonados. Actuarán Antonio Nazaré, Pepe Moral y Miguel Tendero, con utreros de Guadaíra.

NOTICIAS RELACIONADAS:

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

AL NATURAL

Curro Romero y su lección de afición

Francisco Mateos.-

No fui el único. Fueron más. Llegué hoy tarde a la novillada de Sevilla. Después, en el tendido, me contaron que de esa forma me ahorré el esperpéntico espectáculo del primer novillo. La nueva delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar, hereda una patatita caliente de su antecesor, Demetrio Pérez, que se ha visto obligado a salir por la puerta chica de la Delegación por peleas internas de su partido; quizás ahora sepa cómo se sintió el presidente Antonio Pulido cuando él mismo le cesó en plena Feria de Abril, sin apenas ahondar en el numerito aquel de la suspensión por lluvia, los policías en el ruedo y el plante de los toreros: Para estos casos está el refranero español: "Quien escupe al cielo…". Y digo que hereda una patatita caliente la flamante nueva delegada de la Junta en el caso de la presidenta, Anabel Moreno, de la que si bien no dudo de su afición taurina -con gustos más o menos compartidos, pero ese es un tema subjetivo-, sí que está bastante claro que no posee el suficiente aplomo para presidir festejos en la Maestranza. Precisamente en momentos difíciles es donde se debe diferenciar la actuación de un buen presidente de un mal presidente. Hoy ha vuelto a dar el patinazo en ese primer novillo moribundo y mansísimo.

Pero les decía que eso me lo han tenido que contar, porque en la ciudad de la Giralda, un derbi Betis-Sevilla es sagrado. No entiendo cómo la empresa, conociendo con tanta antelación la celebración de este partido a las cinco de la tarde, no regtrasó en esta ocasión 30 minutos el comienzo de la novillada, para comenzar a las siete y media, porque tan sólo había que subir por La Palmera todo recto hasta la Maestranza. El domingo de la salida procesional de la Virgen del Rocío en mayo no hay festejo en Sevilla porque abundante clientela anda metido en las arenas del camino. Entonces: ¿por qué no compatibilizar en horarios este derbi sevillano con el festejo maestrante? No se trata de dividir y enfrentar toros y fútbol, sino de aprovechar la sinergia de ambos dentro de la misma ciudad. Me quedo más tranquilo y quizás hasta con menos sentido de culpabilidad por perderme el comienzo del festejo al coincidir en mi acceso a la Maestarnza con el mismísimo Eduardo Canorea, empresario de la plaza, que también llegaba tarde al festejo; supongo que por el mismo motivo futbolero. A los dos, a Eduardo Canorea y a mí, nos dio una lección el maestro Curro Romero, que a pesar de ser un bético recalcitrante, optó por perderse el derbi y sentarse en un tendido para ver de cerca al sevillano Martín Núñez. Hasta de paisano dicta lección de afición el Faraón.

Se jugaban los tres chavales una posible repetición en Sevilla el próximo viernes, novillada que ya tenía como justo componente al sevillano Antonio Nazaré, triunfador hace una semana. Los utreros de Millares no ha dejado torear a gusto. Al final la empresa ha comunicado que es Miguel Tendero quien repite el viernes; me hubiera gustado mejor elegir a Martín Núñez por sevillano, por estilo y hasta por ganas. Se rescata con buen tino a un Pepe Moral necesitado; bonito detalle. Con Nazaré y Pepe Moral puestos, el cartel hubiera quedado más rematado, más sevillano y hasta con más tirón por aquello de la cercanía geográfica si se hubiera contratado al ecijano Miguel Ángel Delgado, con una buena temporada. Pero doctores tiene la Iglesia… ¿o no?

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

Dejar respuesta

13 − seis =