El Cid se sinceró ante los socios de su Peña Taurina de Guillena

0
989

El torero de Salteras compartió la Tertulia de Navidad con los socios de su peña en la localidad sevillana de Guillena. Profundas y reflexivas palabras de Manuel Jesús sobre sus difíciles momentos en los comienzos y la confianza en sí mismo para no abandonar nunca y alcanzar la condición de privilegio que disfruta actualmente.


El Cid, presentado por Francisco Mateos.
FOTO: Paco Díaz. 

Redacción.-

     El matador de toros Manuel Jesús 'El Cid' fue el gran protagonista de la Tertulia de Navidad de su peña taurina de Guillena (Sevilla). El torero sevillano quiso acompañar a los socios de su peña en estos días de Navidad y compartir una noche de animada tertulia en la que desgranó profundas y sinceras reflexiones, tanto profesionales como profesionales.

     Además de El Cid, dos picadores hablaron de toros: el veterano Manuel Espinosa 'Lolo de Camas' -de la cuadrilla de El Cid- y Juan Francisco Romero 'Pelao' -de la cuadrilla de Luis Vilches-. El coloquio fue presentado y moderado por Francisco Mateos, director de sevillataurina.es y la agencia TorosComunicacion.

     El Cid, a quien también acompañó en esta charla en el salón de la Peña El 'Cid' de Guillena su hermano Antonio y su padre, Manuel Cid, se mostró muy transparente. No obstante, Manuel Jesús está muy ligado a esta localidad sevillana, muy cercana a Salteras, su pueblo


Animada jornada taurina en la Peña "El Cid" de Guillena.
FOTO: Paco Díaz. 

de residencia. En la plaza de toros de este pueblo debutó en público, y sus padres trabajaron en una finca cercana. Además, su apoderado Manuel Tornay, tiene la finca de su ganadería muy cercana.

     Ese ambiente relajado y de amigos y conocidos facilitó que el torero reflexionara en voz alta sobre sus difíciles momentos, como cuando comenzaba de novillero y tuvo que 'tragar' con auténticas corridas de toros en el Valle del Tiétar, "que era el antitoreo; yo me preguntaba que si realmente era eso lo que yo soñaba". También recordó cómo sólo la confianza en sí mismo "me empujó a no abandonar nunca y seguir intentándolo. Después he visto recompensado tantos esfuerzos como perderte tu juventud, tu ocio,…".

     El Cid analizó la temporada 2007, "que ha sido la mejor en todos los aspectos. La de 2005 fue buena, sobre todo por el impacto de aquellas dos Puertas del Príncipe. En la de 2006 tenía que demostrar que no fue casualidad, como muchos querían ver. Y en esta de 2007 he podido disfrutar ya plenamente, sentir la regularidad del triunfo, el reconocimiento de las plazas, el que cuenten conmigo en todas las ferias importantes,…".

     Sobre la temporada 2008 y si seguirá incrementando esa buena colección de cuatro Puertas del Príncipe, El Cid reconoció que "en estos momentos me veo sólo con esas cuatro salidas a hombros de Sevilla. Lograr un triunfo tan importante como la Puerta del Príncipe no está al alcance de todos. Se tienen que reunir muchas circunstancias que hacen que sea muy difícil. Es algo excepcional; si no lo fuera no tendría esa importancia. Yo cada vez lo veo más complicado de lograr. Lo que tengo claro es que cada vez que hago el paseíllo en Sevilla es con el objetivo de abrir la Puerta del Príncipe. A mi me motiva mucho las plazas importantes y los retos difíciles".

Dejar respuesta

4 × dos =