ÉCIJA - Festival benéfico

Buen toreo

0
1393

Buen resultado artístico en el festival benéfico de Écija, aunque no tuvo el mismo éxito en la asistencia a la plaza. El que hizo el mejor toreo fue El Cid toreando al natural a un gran novillo de El Parralejo para el que se pidió el indulto. El Cid no lo mató y sonaron tres avisos. También triunfaron Ventura, Cortés y Ángel Jiménez.

LA FICHA

NOVILLOS: Se han lidiado, por orden de lidia, novillos de Diego Ventura, Parladé, El Parralejo, Juan Pedro Domecq, Peñajara y Lora Sangrán.

ACTUANTES: Diego Ventura, dos orejas.

Francisco Rivera Ordóñez, saludos.
Manuel Jesús ‘El Cid’, ovación tras tres avisos y petición de indulto para el novillo.
Salvador Cortés, oreja y dos orejas en el que lidió conjuntamente con Diego Ventura.
Ángel Jimenez, dos orejas.
 
INCIDENCIAS: Festival a favor de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer “Valle del Genil” y DEYCO (Asociación de Diabéticos de Écija y Comarca). Menos de media plaza en tarde desapacible, con lluvia en el tercero. Se guardó un minuto de silencio en recuerdo del periodista Fernando Carrasco y de Rafael Crespo, mozo de banderillas de la plaza.

 

 

 

Uno de los buenos naturales de El Cid en el festival de hoy en Écija. (FOTO: Ruiz Pigne) 


José Luis Sequera.-

     El festival que se anunciaba en el coso astigitano había levantado buen ambiente, pero el resultado en los tendidos no fue el deseado: menos de media plaza en un festejo a favor de la Asociación de familias de enfermos de Alzhemer ‘Valle del Genil’ y DEYCO.

     Lo mejor de la tarde corrió a cargo de Manuel Jesús ‘El Cid’, con un buen ejemplar con el hierro de El Parralejo noble y con calidad. demostrando una vez más su izquierda poderosa, dejando muletazos templados y de gran calidad. Lo exprimió al máximo el de Salteras, cuajando una gran faena llena de torería, rematada de principio a fin. Se pidió fuertemente el indulto para el novillo, que no se concedió. El Cid dejó que sonaran los tres avisos y le echaron el toro al corral.

     Abrió la tarde el rejoneador Diego Ventura, que demostró su gran cuadra y su gran nivel, destacando los pares al quiebro, que fueron sensacionales, poniendo los tendidos en pie, Rivera Ordóñez lidió un soso novillo que no fue apto para el lucimiento. Dejó detalles y su labor fue ovacionada.

     Salvador Cortés toreó un astado de Juan Pedro Domecq de bonita lámina. Le costó hacerse con él en los primeros compases, que fueron fríos, como la tarde, pero la entrega y las ganas lograron que sacara tandas de buen trazo que le valieron la oreja. Al el sobrero que regaló le cortó las dos orejas, al igual que el novillero de la tierra Ángel Jiménez. Bueno fueron los lances de recibo, jugando bien los brazos. Faena bien planteada, calentando pronto los tendidos. El de Peñajara se dejó por el pitón derecho y le sacó muletazos bellísimos, templados y de gran calidad, dejando una gratisima impresión por su buen concepto del torepo.

     Y estas últimas líneas de esta crónica están dedicadas a un gran amigo, compañero y maestro que nos dejate con el alma rota a primeras horas de la mañana del viernes, cuando corrió la noticia de tu fallecimiento. Tú, siempre amabilidad con prisas. Tu amistad sincera que me brindaste nunca se olvidarán. Descansa en paz, amigo Fernando. 


GALERÍA GRÁFICA (Ruiz Pigne)

Diego Ventura.

Rivera Ordóñez.

Salvador Cortés-

  Ángel Jiménez.  

Dejar respuesta

quince + 19 =