LA REVOLERA

Morante en Madrid

0
845

«…leyendo las reacciones en las redes sociales, uno tiene la impresión que los que tratan de minusvalorar que el de La Puebla dé la cara tres tardes en Madrid, son los mismos que cuando JT mata seis toros de los que lidian las figuras -‘zalduendos’, ‘juampedros’ o ‘jandillas’- le cantan salmos y motetes al diestro de Galapagar…»

Paco Mora.-

     Que Morante decida torear dos tardes en San Isidro y la de Beneficencia es una buena noticia. Aunque los toristas argumenten que si no es con ‘victorinos’, ‘cuadris’ y ‘cebadas’ no vale la pena. Leyendo las reacciones en las redes sociales, uno tiene la impresión que los que tratan de minusvalorar que el de La Puebla dé la cara tres tardes en Madrid, son los mismos que cuando JT mata seis toros de los que lidian las figuras -‘zalduendos’, ‘juampedros’ o ‘jandillas’- le cantan salmos y motetes al diestro de Galapagar, que por cierto cada día me parecería más respetable si no fuera por la guasa de algunos de sus panegiristas. Que por cierto utilizan dos varas de medir, una para su ídolo y otra para los demás, llegando a un grado de sectarismo que pone mal cuerpo.

     Siempre ha habido en el toreo determinados grupúsculos con tendencia de combatir a los ‘primus inter pares’, echándoles a los pies las desgracias de los que no podían exigir. Son los que aburrieron a Joselito, entristecieron a Manolete y no lo consiguieron con El Cordobés porque se los pasó por el forro. Esa es un constante en el toreo. Lo que ocurre es que en otros tiempos nadie podía echar la bilis anónimamente en los portales taurinos, y ahora eso está al alcance de cualquiera. Pero hay una pregunta que es la prueba del nueve para los intransigentes toristas que cantan al toro grande, con mucha leña y fiereza, y a los toreros que se ven obligados a jugársela con ellos. ¿Por qué no llenan las plazas en las que Castaño, Urdiales, Fandiño, David Mora y otros esforzados coletas torean y matan esas corridas, y sin embargo se vuelcan en las taquillas cuando ven anunciados, con los toros que tanto desprecian, a El Juli, José Tomás, Morante, Perera, Manzanares y demás ases de la baraja? ¿Será porque los toros que ellos ensalzan no sirven para hacer el toreo que hoy demandan los públicos?

     Afortunadamente ya no estamos en el siglo XIX y hoy los aficionados quieren ver torear despacito, con las manos bajas y pasándose los toros por la faja con arte y torería. Y es que el concepto del toreo como una lucha a brazo partido entre el hombre y la fiera, ya no lo añoran más que cuatro desfasados que lo que les gusta es ver sufrir a unos hombres enfundados en un traje de luces que huele a mortaja. Y que por cierto, sueñan con estar algún día en los carteles con el toro que permite el toreo que a ellos les gustaría, y muchos de ellos saben hacer. Y es que hoy se ha impuesto el concepto del toreo-arte y no el del toreo-tragedia. O a mí me lo parece. Ha pasado mucho tiempo desde que la mili se hacía con lanza…


*Publicado en ‘Aplausos’.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

15 + 4 =