Declaraciones del arquitecto de la plaza

«Los arcos de la Maestranza no soportarían la tensión de una cubierta provisional para la Copa Davis de tenis»

0
1010
Los arcos de la Maestranza no soportarían la tensión de una enorme cubierta para la plaza.
Los arcos de la Maestranza no soportarían la tensión de una enorme cubierta para la plaza.

José Antonio Carbajal, actual arquitecto de la plaza de toros de la Maestranza y que ha llevado a cabo las profundas reformas de los últimos cinco años, descarta por completo que el coso maestrante pueda adaptarse para poder acoger la final de la Copa Davis de tenis, al ser imposible dotarla de una cubierta provisional en menos de dos meses.

Francisco Mateos.-

     El arquitecto de la plaza de toros de la Real Maestranza, José Antonio Carbajal, que ha llevado a cabo las profundas reformas del coso en los últimos cinco años, ha descartado en declaraciones a SEVILLA TAURINA la posibilidad de que la Maestranza pueda disponer de una cubierta, aspecto obligatorio para que la histórica plaza de toros sevillana pudiera albergar la final de la Copa Davis de tenis a principios de diciembre. Según declaraciones de Carbajal a este portal, «la arquería de la Maestranza no soportaría el tensionado de unos tirantes que pudieran servir de soporte de una cubierta para la plaza, anque fuera de forma temporal para albergar la final de la Copa Davis. Esta arquería de las gradas está formada por unas columnas livianas, que no están preparadas para esa tensión de fuerza teniendo en cuenta el enorme diámetro del coso sevillano».

     José Antonio Carbajal descarta por completo que la Maestranza pueda realizar las adaptaciones necesarias para acoger este importante evento deportivo. «Es del todo inviable. En primer lugar por lo que le acabo de decir, y en segundo lugar por la premura de tiempo. El 12 de octubre se celebra la última corrida, y eso significaría menos de dos meses para realizar la obra. Imposible». Desacartada la cubierta mediante tensionado de tirantes desde los arcos de las gradas, «sólo quedaría la posibilidad de, mediante una serie de postes verticales distribuidos a lo largo de las tablas de la barrera, poder levantar dicha cubierta descansando sobre estos improvisados pilares. Pero también es inviable. Sería necesario excavar unos agujeros profundos para fijar los postes verticales, y todo lo que sea ahondar bajo el ruedo más de 70 centímetros debe llevar un visto bueno de la Comisión de Patrimonio, una inspección e informes de arqueólogos que estarían muy pendientes de posibles restos históricos que pudieran estar enterrados bajo el ruedo sevillano,… Una serie de trámites burocráticos imposibles de tener a tiempo. Y por otra parte, con este posible sistema sólo se cubriría el ruedo, pero los espectadores de los tendidos quedarían al descubierto en caso de lluvia».

     Finalmente, la reflexión del arquitecto de conservación y restauración de la plaza de la Maestranza, José Antonio Carbajal, es que «es imposible acometer una cubierta; al menos bajo mi opinión. De todos modos, se trataría casi más de una obra de ingeniería que de arquitectura… Si hay algún ingeniero capaz de diseñar una esructura segura y que se pueda adaptar a las muy peculiares características de la plaza… Es una plaza muy complicada para un evento de esta naturaleza, porque en esta plaza se ponen muchísimas miradas desde todos los ámbitos sobre qué se realiza en ella». Con estas palabras del actual arquitecto de la plaza maestrante a SEVILLA TAURINA queda descartada la opción de que la final de tenis de la Copa Davis (en caso de ser elegida Sevilla en su rivalidad con Madrid y Valencia) se celebre en el ruedo de la Maestranza, quedando así casi como única alternativa el Estadio Olímpico de Sevilla, que ya acogió una fase de este torneo en 2004.


NOTICIA RELACIONADA

Dejar respuesta

diez − uno =