Salvador Cortés, con distensión del cuadríceps femoral tras el esfuerzo de Sevilla

0
810

El matador de toros sevillano ha sido reconocido por el doctor Domingo Jiménez, que ha confirmado un empeoramiento de la lesión producida por la cornada sufrida en Madrid. El diestro de Mairena reconoce que era consciente de que el esfuerzo de torear en el Corpus significaría un retroceso en su recuperación, pero tiene tiempo suficiente para recuperarse antes del 28 de junio, que es su próxima corrida, en Burgos.


Salvador Cortés recoge la oreja en el Corpus.
FOTO: Matito.

Francisco Mateos.-

     El matador de toros sevillano Salvador Cortés ha comenzado los ejercicios de rehabilitación recomendados por el cirujano sevillano Domingo Jiménez después de que se confirmara que sufre una distensión del cuadríceps femoral, es decir, un empeoramiento de la lesión producida por la cornada de Madrid debido al esfuerzo de haber toreado en la corrida del Corpus de Sevilla el pasado jueves.

     Según ha confirmado el propio diestro a Sevilla Taurina, "se ha curado algún punto que estaba en peor estado tras el esfuerzo de Sevilla del jueves, pero lo más doloroso es la distensión del músculo de la pierna. No es nada grave, pero sí que significa que se retrasa el periodo de recuperaciíon inicial. Es algo con lo que contábamos, porque torear en Sevilla sin estar al cien por cien suponía que la pierna lo iba a acusar. De todos modos, como la próxima corrida es a final de mes, el 28 de junio en la Feria de Burgos, me da tiempo más que suficiente para poder recuperarme".

     Sobre las condiciones en las que salió a torear el jueves en la Maestranza, el diestro sevillano reconoce que "estaba mal. Ahora lo puedo contar porque ya ha pasado, pero ha sido una pequeña locura. El día anterior estaba aún apoyándome en las muletas. No había entrenado en el campo. Apenas tenía fuerzas en la pierna. Pero quiero ser torero como sea y, aunque casi todos me recomendaban no torear en esas condiciones, yo estaba convencido de que iba a salir todo bien. Ahora puedo decir que aposté y gané, pero es cierto que también podría haber perdido. Necesitaba volver a torear en Sevilla y triunfar. Ha sido una oreja muy especial. He cortado ya muchas en mi plaza, pero ésta, por la significación que tiene y las condiciones en las que iba, me reconforta mucho".

NOTICIAS RELACIONADAS:

Dejar respuesta

siete − 3 =