LAS DECLARACIONES.- Manzanares: «Ha sido duro estar delante de ese sexto toro»

0
697

José María Manzanares, que le ha cortado el doble trofeo al último toro, reconoce que el toro no ha sido fácil y había que consentirle mucho. El Juli ha vuelto a estar con nota muy alta en la plaza de toros de Sevilla; él mismo ha destacado su su balance ferial al actutud demostrada. Rivera Ordoñez, con fuerte dolor costal, opina que el público le ha exigido mucho.


José María Manzanares saluda al alguacilillo.
FOTO: Matito.

Redacción.-

     Con una sonrisa en la boca y con las dos orejas en las manos, José María Manzanares abandonaba a pie la Maestranza de Sevilla. "Ha sido duro estar delante con este sexto toro -comentaba a los compañeros de burladero.es-, pero gracias a Dios me ha dejado sentirme. Ha sido bueno, ha transmitido y ha costado mucho trabajo torearle porque a veces si no le llevabas enganchado se paraba y tiraba un hachazo a mitad del viaje. Pero tenía que romper para algún lado", afirma rotundamente.

     El torero alicantino se quitaba así la espina de sus dos primeras comparecencias, en las que apenas había tenido opciones. "Tras matar a mi primero hoy me he desilusionado un poco, pero a la tercera tenía que ser la vencida. Hasta ahora, sólo había habido un medio toro que me había medio dejado estar medio a gusto. Pero con este han salido bien las cosas, le he atacado en el momento justo y gracias a Dios todo ha salido bien".

     Por su parte, El Juli ponía punto y final a sus compromisos en la Feria de Abril cortando una oreja de su primero: "Ese toro se ha dejado bastante, le he hecho las cosas a gusto y creo que he estado firme y poderoso. Mi segundo no ha tenido fondo, he apostado pero si el primero ha roto… éste no". Una vez que ya ha concluido su paso por Sevilla es hora de hacer balance. "La actitud toda la Feria ha sido buena y estoy muy agradecido a la afición de Sevilla. Aquí hay que venir a apostar y a buscar el triunfo y así lo ha podido ver todo el mundo", sentenciaba.

     Rivera Ordóñez abandonaba la plaza camino de la enfermería tras la fuerte voltereta que sufrió al entrar a matar al que abrió plaza. A pesar de todo, Rivera se alegraba de que "no me haya pasado más, aunque me cuesta respirar y me duelen muchísimo las costillas. El derrote ha sido muy seco y el susto ha sido terrible". Respecto a sus dos faenas, el mayor de los Ordóñez explica que "el segundo transmitía poco, ha tenido un punto soso. Todas las ilusiones estaban puestas en Sevilla porque es mi plaza y es una pena. Además, la gente me ha exigido mucho y la verdad que el toro ha transmitido poquito".

     Más satisfecho se encontraba el ganadero Daniel Ruiz, que se felicitaba porque dos de sus toros hayan sido desorejados. "Que le corten tres orejas a mi corrida es importantes, ha sido en Sevilla y con todos mis respetos, esto no es el festival de mi pueblo". De los cuatro toros que han lidiado, el ganadero destacaba el primero de Juli porque "ha sido bravo, repetidor, con mucha transmisión y con muchos cojones, aunque sea feo decirlo. La pena es que su segundo no haya servido porque teníamos todos en mente la Puerta del Príncipe. El sexto también ha sido extraordinario y Manzanares lo ha cuajado de maravilla".

Dejar respuesta

uno × uno =