Diego Ventura quiere resucitar suertes antiguas del rejoneo si lidia los seis toros en Madrid

0
1129

El jinete de La Puebla del Río prepara para la nueva temporada diez nuevos caballos, pero especialmente a dos con los que quiere resucitar en Las Ventas dos suertes de rejoneo antiguas. En caso de prosperar su ofrecimiento de matar seis astados como único rejoneador en Madrid llevará hasta el patio de caballos madrileño hasta 25 caballos.


El jinete sevillano en un espectacular desplante.
FOTO: Matito.

Francisco Mateos.-

     El rejoneador Diego Ventura, en declaraciones a Sevilla Taurina, ha adelantado que, en caso de prosperar la propuesta que ha puesto encima de la mesa de la empresa Taurodelta, gestora de la plaza de Las Ventas de Madrid, sobre su ofrecimiento a lidiar en solitario una corrida de rejones como único jinete –sería el único caso en la historia de Las Ventas-, tiene preparadas algunas novedades para que el espectáculo gane en emoción y en variedad.

     Diego Ventura, que para esta nueva temporada 2009 dispone de diez nuevos caballos en su ya completísima cuadra, está preparando dos caballos especialmente. "A uno le he puesto el nombre de Ginés, en homenaje al compañero Ginés Cartagena, y al otro aún no lo tengo decidido. Son dos caballos muy especiales que hacen cosas distintas", comenta el rejoneador sevillano a este portal.

     En caso de prosperar la propuesta de torear en Madrid una corrida de rejones en solitario durante la Feria de San Isidro, Diego Ventura trasladaría hasta el patio de caballos de la plaza de Las Ventas unos 20 a 25 caballos. "Es fundamental la variedad y tener caballos que ofrezcan en cada toro cosas distintas", comenta el jinete de La Puebla del Río. Pero Ventura se guarda, al menos, dos sorpresas bajo la manga para ese día en caso de que cuaje la propuesta. Según avanza Diego Ventura a Sevilla Taurina, "he estado viendo videos de rejoneo antiguos, fotografías, y si se hace esa corrida en Madrid en solitario quiero resucitar dos suertes antiguas. No se trata de innovar porque no son suertes nuevas, pero sí son dos suertes que están en desuso y que en una ocasión como esta es el momento propicio para poderlas llevar a cabo. Además, también intentaré en algún toro bajarme del caballo y coger la muleta, como ya hice en Ronda el año pasado, y sentir el escalofrío de darle 20 muletazos a un toro en la plaza de Madrid".

NOTICIA RELACIONADA:

Dejar respuesta

4 − tres =