LAS DECLARACIONES.- Eduardo Canorea: «Ya está bien de buscar siempre un culpable»

0
1178

El empresario de Sevilla, visiblemente enfadado al sentirse señalado como culpable, se defiende alegando «que hemos hecho un gran esfuerzo para que la cofrda se celebrara, pero es un espectáculo a cielo abierto. El año que viene pondremos los plásticos para que no se hable más de ellos». El empresario admitía compartir la decisión de los matadores de no poder torear en esas condiciones.


El empresario sevillano Eduardo Canorea.
FOTO: Matito.

Carlos Moya.-

     La Feria de San Miguel de 2008 se va en blanco y con mucho descontento por parte de los aficionados con la empresa Pagés y con los toreros de los dos carteles del ciclo septembrino. En la calle, la gran mayoría responsabiliza a la empresa de la no celebración de ambos festejos por el poco ímpetu mostrado para velar por un buen mantenimiento del ruedo para que a las seis estuviera en condiciones para el inicio de la lidia, a pesar de la lluvia caída en Sevilla horas antes.

     Todos dan como opciones un buen sistema de drenaje eficaz que desembalse el agua acumulada en poco tiempo, lo que requeriría una inversión importante por parte de la propiedad o la empresa, o ambos. En cambio, otra opción es la colocación de unas lonas que aíslen el albero del agua, como viene siendo habitual en otros cosos.

     Uno de los empresarios de la empresa Pagés, Eduardo Canorea, hablaba sobre este asunto justo instantes después de saberse que no se celebraría el festejo de hoy domingo. "Se trata de la sexta corrida suspendida este año y, la verdad, ¡vaya mala suerte! Desde la empresa se ha hecho un gran esfuerzo para que el piso de la plaza estuviera en las mejores condiciones para las seis. Los plásticos no son la solución; es más, empeoran el problema mas que resolverlo. Ya he dicho en muchas ocasiones que la alternativa no pasa por ahí. Pero si se quieren plástico, ¡pues plásticos! El año que viene los pondremos -declaraba visiblemente enfadado-. Los vamos a padecer con todas las consecuencias, ¡basta ya de buscar un culpable! Vamos a ver: la gente tiene que entender que esto es un espectáculo a cielo abierto, y como tal esto entra dentro de las posibilidades, pero nosotros hemos puesto todas las medidas".

     En cuanto a la decisión de suspensión, Canorea mostraba su apoyo a los diestros. "Yo estoy con los toreros. No se puede dar en Sevilla el espectáculo que se iba a dar en esas condiciones porque esto es Sevilla y la afición se merece un respecto y algo a la altura de esta plaza".

     El director de lidia, Francisco Rivera Ordóñez, explicaba la decisión a los medios de comunicación en el patio de cuadrillas. "Tenemos que ser consecuentes y responsables, porque no se va a forzar una situación que no se puede forzar. El aficionado merece un respeto. Porque quién no me dice que, por ejemplo, llegamos al sexto toro y no se puede lidiar porque comience a llover bastante. Yo ya habría acabado con mi lote, pero el compañero que le toca cerrar plaza tiene que comerse ese marrón. Y en ese caso al público no se le devuelve el dinero de la  entrada. Es una decisión muy complicada. Toda la plaza está muy mal y la afición de Sevilla se merece un mínimo de buen espectáculo; no se puede dar en estas condiciones".

     Los otros dos diestros, Alejandro Talavante y Miguel Ángel Perera, se marchaban de la capilla donde se mantuvo la reunión sin querer hacer declaraciones sobre la suspensión y con caras largas. Al igual que la presidenta, Anabel Moreno, que íntentó eludir por todos los medios las preguntas de los informadores y periodistas.

     A la salida, los aficionados opinaban. Unos comentaban frases como "Esto es una vergüenza". Y exponían sus argumentos: "Estos no quieren torear porque ya tienen suficiente dinero. Si hubieran sido toreros que se jugaban algo aquí, ya hubieran intentado que saliera adelante la corrida. Mira como el viernes de Feria los toreros subieron a las oficinas para pedir una explicación al presidente. Otros hubieran toreado con fango hasta las rodillas".

NOTICIAS RELACIONADAS:

Dejar respuesta

diecinueve − 1 =