LAS DECLARACIONES.- El presidente: «Este ruedo no puede drenar este agua en poco tiempo»

0
949

Gabriel Fernández Rey, responsable administrativo de la corrida de toros, se sacudió la decisión final y se la pasó a los espadas, quienes tras verificar el estado del ruedo resolvieron suspenderla definitivamente. El empresario Ramón Valencia aclaraba que, como en las anteriores cuatros suspensiones de este año en la Maestranza, «la corrida no se recuperará en ninguna otra fecha; suspensión definitiva». A partir de mañana domingo se puede recuperar el importe de las entradas.


Por quinta vez esta temporada se suspendía el festejo.
FOTO: Javier Martínez.

Carlos Moya.-

     La expectación creada con la inclusión del sevillano Morante de La Puebla en la primera corrida del Ciclo de la Feria de San Miguel, en sustitución de José María Manzanares, se tornó en cuestión de tiempo en desilusión. Y es que por los alrededores de la plaza la ilusión y las ganas de poder ver juntos en un cartel a Morante y a El Cid se palpaba en el bullicio y en la cara de los aficionados. Pero sobre todo el halo de esperanza vino, precisamente, de la mano del cielo. Porque una hora antes del inicio del festejo el cielo se abrió, y más de uno pensó que era cuestión de que no lloviera más -como así fue- para que los areneros pudieran recomponer el ruedo y, si acaso, prorrogar media hora el comienzo de la corrida.

     Sin embargo, a las 17:50 horas, el empresario Ramón Valencia salía al ruedo junto con los toreros y la autoridad para comprobar su estado. Minutos después se producía en la capilla del coso sevillano la trascendente reunión entre el presidente encargado de presidir la corrida, Gabriel Fernández Rey, y los tres toreros: Morante, El Cid y El Juli.

     A las 18:05 horas se comunicaba la suspensión 'definitiva' del festejo por unanimidad de los tres toreros. Por lo que ha podido saber sevillataurina.es, Fernández Rey había puesto como condición imprescindible que la decisión fuera unánime; así le pasaba la responsabilidad a los matadores sobre la decisión de celebrar o no el festejo. El presidente ha aclarado a este medio en el patio de cuadrillas de la plaza que "los toreros han sido los que finalmente han tenido la última palabra", sin que hubiera transcendido la predisposición de ninguno de los tres a torear otro día. En cuanto al estado del ruedo, el presidente declaró que "el albero estaba impracticable, ni en una hora ni en media se puede drenar toda el agua acumulada. Hay muchas zonas enfangadas y en cuanto pisas en ellas se va poniendo peor, con lo que es muy peligroso".

     El empresario Ramón Valencia fue tajante. "No se pondrá otra fecha para que se celebre la corrida. Ellos -en referencia a los tres toreros- han decidido, y si han decidido no torear pues se empezará a devolver el dinero de las entradas a partir de mañana, como habitualmente hacemos". Por último, el ganadero Daniel Ruiz lamentaba que la corrida no se hubiera lidiado fin$almente.

     Los aficionados salían de la Maestranza con caras largas y descontentos. Algunos se preguntaban por qué no se puede establecer un sistema más efectivo para drenar el agua El tiempo dirá.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Dejar respuesta

4 − uno =