La Junta de Andalucía podría abrir expediente a la empresa Pagés por irregularidad en la devolución

0
884

La empresa estableció un plazo de cuatro días para devolver las entradas de las dos corridas de San Miguel por su importe, lo que está dispuesto para casos de suspensión. Para modificación de cartel, como ha sido el caso, la normativa andaluza le obliga a devolver el importe a cualquier espectador hasta una hora antes del comienzo del festejo.


Demetrio Pérez, delegado de la Junta en Sevilla.
FOTO: Matito.

Francisco Mateos.-

     La Delegación de la Junta de Andalucía en Sevilla, según ha podido conocer sevillataurina.es, podría abrir un expediente informativo en los próximos días a la empresa Pagés, gestora de la Real Maestranza, por una irregular aplicación del Reglamento Taurino Andaluz sobre el legítimo derecho de los abonados a la devolución de las entradas según lo dispuesto en la normativa andaluza sobre modificaciones de cartel. Como se recordará, la dos corridas de San Miguel sufrieron profundos cambios en su composición, de forma que la mitad de los toreros causaron baja y fueron sustituidos por otros tres espadas.

     La empresa Pagés anunció con inserciones publicitarias en los medios de comunicación semana y media antes de la celebración de los festejos que establecía cuatro días (de jueves 20 a domingo 23) para la posible devolución de entradas. La imposición errónea de este plazo provocó una reacción de la Unión Taurina de Abonados de Sevilla, que envió un escrito que le consta tanto a los miembros de la propia Delegación de la Junta como a los equipos de presidencia de la plaza. Este sistema anunciado por la empresa para la devolución de las entradas de San Miguel está reservado sólo para casos de suspensión del festejo, como ocurrió también en estas fechas hace dos temporadas, cuando El Cid cayó herido y no pudo lidiar la anunciada corrida como único espada. Es más, en aquel entonces la empresa, tras decidir la suspensión, en un acto generoso y de ayuda al abonado y aficionado, amplió por su propia voluntad el plazo para la devolución de las entradas, practicamente 'sine die'.

     En el caso de este año, por las bajas obligadas de Morante, Castella y Manzanares, los espadas han sido sustituidos por otros tres, con lo que se trata de modificación de cartel. El artículo 70.4 del Reglamento Taurino Andaluz establece que "los espectadores tienen derecho a la devolución de las cantidades satisfechas por la entrada y, en su caso, a la parte proporcional del precio del abono, cuando el espectáculo sea suspendido, aplazado o modificado en sus aspectos sustanciales (sustitución de algún espada o la mitad de las reses)". El artículo 70.6 define el procedimiento y plazos: "El plazo de devolución se iniciará desde el momento de anunciarse la suspensión, aplazamiento o modificación, y finalizará cuatro días después de la fecha fijada para la celebración del festejo o una hora antes en caso de modificación".

     Por tanto, el anuncio realizado por la empresa para la devolución de las entradas a los abonados no se ciñe ni al caso de la suspensión ni al de modificación, sino que ha sido una interpretación muy particular de la propia empresa Pagés de este articulado taurino andaluz. Los abonados tenían derecho a canjear sus entradas por su importe, en caso de desearlo, hasta una hora antes del comienzo de cada espectáculo, y no sólo cuatro días a siete días vista del comienzo de los festejos, como ha llevado a cabo la empresa. Además, de los cuatro días establecidos, dos eran fin de semana, sábado y domingo. Existen abonados de fuera de Sevilla que tenían difícil con esta premura de tiempo hacer llegar por algún medio sus entradas hasta las taquillas para recuperar el importe dentro del plazo particular establecido por la empresa.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Dejar respuesta

3 × 5 =