La Junta, satisfecha

Los presidentes reconocen menor trapío de los toros

0
569
Los cuatro presidentes de la Maestranza, en la reunión mantenida con la delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla.

Escasa capacidad de autocrítica de la delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla y los cuatro presidentes que ha nombrado para la Maestranza. Sólo admiten que se ha producido «en algunas corridas» una bajada del nivel de presentación de los toros durante la pasada Feria de Abril.

Francisco Mateos.-

     La delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, María Esther Gil, ha mantenido una reunión con los cuatro presidentes de la Maestranza a fin de analizar el transcurso de la Feria de Abril. En un comunicado -la Junta de Andalucía hace ya más de cinco años que no ofrece ruedas de prensa sobre materia taurina-, la administración andaluza indica que los presidentes de la Real Maestranza, en su análisis sobre el ciclo ferial, han adoptado como criterio conjunto para la próxima temporada «vigilar la exigencia de la presentación de las corridas de toros», ya que reconocen que este año se ha producido una bajada en el nivel de exigencia en la presentación de varias corridas de toros. Según han acordado, «se intentará subir el nivel en este aspecto en orden a brindar al aficionado sevillano la conformación zootécnica del toro que exige el prestigio de la plaza de la Real Maestranza».

     En cambio, la delegada de la Junta de Andalucía no hace autocrítica sobre la evidente falta de unidad de criterio de los cuatro presidentes, que ha sido muy comentada y criticada por los aficionados y por la prensa, de forma unánime. La responsable taurina en Sevilla ha «valorado la unidad de criterios seguidos, en términos generales, por los distintos equipos para el correcto ejercicio de sus funciones», e intenta justificar que «si bien ha destacado la dificultad de una absoluta homogeneización en estas actuaciones por la  diferente personalidad de los presidentes y sus equipos, diversidad del público asistente, distintas circunstancias y diferentes festejos que agrupan cada uno de ellos, múltiples elementos diferenciados».

     Destaca que los cuatro presidentes han mantenido algunos aspectos de sus actuaciones en temporadas anteriores, «como impedir la concesión de la primera oreja ante estocadas muy defectuosas o, en el supuesto de indulto, no proceder a la concesión del rabo ya que el torero, al no entrar a matar, se exime del riesgo del fallo con la espada, por lo que no resulta acreedor del obtener el máximo trofeo, como ha sucedido en los indultos acaecidos en los últimos años en la Maestranza».

Dejar respuesta

2 × 1 =