Reconstrucción de los tejadillos de las gradas

Demolición en la Maestranza

0
1166
Un detalle de uno de los tejadillos antes y después de la demolición. (FOTOS: Javier Martínez)
Un detalle de uno de los tejadillos antes y después de la demolición. (FOTOS: Javier Martínez)

Los maestrantes han iniciado una faraónica obra de demolición de los tejadillos de las gradas de la Real Maestranza. Con la habitual opacidad informativa, no se sabe qué ha motivado esta monumental obra ni plazos de ejecución. Una amplia zona de la plaza se encuentra con las columnas desnudas, sin la característica y desigual arquería que las une.

Francisco Mateos.-

     La Real Maestranza se somete en estos meses invernales a una nueva extensa y profunda obra. Los maestrantes han decidido acometer la demolición y renovación de todos los tejadillos de las gradas. Es decir, se trata de renovar completamente la techumbre y tejas que descansa sobre los característicos arcos de mármol blanco de las gradas. Al ser una obra faraónica, según ha podido conocer SEVILLA TAURINA, se acometerán en esta primera fase las gradas de los dos o tres primeros tendidos impares, comenzando junto a la Puerta del Príncipe y avanzando hacia el patio de arrastre.

     Ya se ha procedido a la demolición total de la techumbre, quedando sólo en pie las columnas de mármol blanco, sin el tejadillo cubierto de tejas tan singular de esta plaza. Los maestrantes también mantienen en esta ocasión un profundo secretismo y opacidad informativa. SEVILLA TAURINA ha intentado sin éxito recopilar información desde la casa maestrante; no se ha informado ni tan siquiera sobre qué ha motivado acometer esta obra sobre un inmueble protegido por su valor monumental. No obstante, según fuentes de la construcción, la primera parte de demolición ya está realizada. Se va a aprovechar para fijar mejor las columnas e incluso ‘girarlas’ para que queden más alineadas respecto a la línea de tablas. Una gigantesca grúa ubicada como en otras ocasiones en el interior del patio de arrastre, trabaja sin cesar para trasladar al exterior la enorme cantidad de tejas y escombros de la parte de techumbre demolida. Las cubas se llenan rápidamente con estos escombros y tejas. Desde la parte interior de la plaza, los tendidos aparecen con un aspecto fantasmagórico. Unas enormes telas recubren los complejos andamiajes que descansan sobre los tendidos para que los demolidos tejados de las gradas de los tendidos 1-3-5 y sus desnudas y vacías columnas no aparezcan ante los ojos de los centenares de turistas que a diario visitan el coso.

     Una amplia cuadrilla de albañiles trabajan a toda prisa para adelantar al máximo las tareas para que tras la demolición comience la reconstrucción del tejadillo y los arcos que unen las ahora desnudas columnas. Todo tiene que estar acabado para el Domingo de Resurrección, y los más que seguros ciclos de lluvias siempre paralizan este tipo de obras. Se aprovechará esta demolición para mejorar el sistema eléctrico y una mayor potencia y eficacia de la iluminación de esta parte de la plaza, que aún usaba bombillas antiguas incandesecentes. También es muy probable que se introduzca un sistema de megafonía (ya existente en dirección a los tendidos) para los aficionados de estas zonas, colocando las cajas acústicas en el techo interior del tejadillo, bajo las tejas. Asimismo, podría aprovecharse para una mejora de los focos que iluminan el ruedo en festejos nocturnos, ya que los actuales focos de esa parte demolida (que estaban colocados sobre las tejas) han sido retirados al no existir tejadillo tras la demolición. Pese a la gran obra de demolición y reconstrucción, se asegura a SEVILLA TAURINA que desde el interior no se notará nada, salvo el aspecto nuevo de los materiales y tejas usadas.


GALERÍA GRÁFICA

Una enorme grúa trabaja constantemente para desescombrar. (FOTO: Javier Martínez) El tejadillo y sus tejas han desaparecido, quedando las gradas sin techumbre. (FOTO: Javier Martínez) Unos complejos andamiajes se han instalado sobre las gradas y tendidos de las reformas. (FOTO: Javier Martínez)
Las cubas trasladan los escombros tras la demolición de los tejadillos de la primera fase. (FOTO: Javier Martínez) Esconbros de tejas, tejadillo y arcos que unen las características columnas. (FOTO: Javier Martínez) El fantasmagórico aspecto interior que ofrece las gradas de los tendidos impares afectados. (FOTO: @todosalostoros)

 

Dejar respuesta

13 + Diez =