LA CAJA NEGRA SEVILLANA

Tu cartel me suena, Reyes de la Lastra

0
956
El cartel del 12 de octubre de 2013 y el de la temporada 2014.
El cartel del 12 de octubre de 2013 y el de la temporada 2014.

«…esto es como el ‘Tu cara me suena’ de los que cantan por la noche en la televisión, pero en plan ‘Tu cartel me suena’. Al cartel que Reyes de la Lastra pintó para el festival benéfico del pasado 12 de octubre le han quitado un burladero y le han puesto una sombra de toro. Ay, que a los caballeros maestrantes les han dado toro por liebre…»

Carlos Navarro Antolín.-

     Sevilla es la ciudad de los cortes, del regate verbal que te deja clavado, del tío que te encuentras vivo y coleando por la calle Sagasta que veinticuatro horas antes te habían dicho que la había espichado, ¡vaya corte!, lo que demuestra que los teletipos de la guadaña fallan igual que los teletipos de verdad. Aquí el personal, por vivir su minuto de gloria, mata a la gente y multiplica los divorcios… Anda que no. Hay gente que en Sevilla vive en un permanente gerundio si se atiende a la habladuría de los beatones que siempre están anunciado buenas nuevas en los corrillos de ópticos. De ópticos que están todo el día viendo, viéndolas venir.

-Fulanito se está separando. Se veía venir…

-Menganito se está muriendo. Se veía venir…

     A Sevilla le encanta también meter el dedo en el ojo cuando ante su interlocutor desprotegido se refiere a un tercero como ‘tu amigo’, dicho con sorna, a lo que siempre conviene contestar rápidamente con un «sí, es mi amigo, por supuesto que es mi amigo», justo cuando el dedo acusador espera que te sacudas del hombro esa amistad como el gitano se sacudía el cochino robado delante de la Guardia Civil: «No es mío, agente, que se me ha subío, que se me ha subío en lo alto».

     Pues el otro día nos llevamos un corte tras la presentación del cartel de la temporada taurina, el de los tendidos vacíos y la sombra alargada del toro, tan alargada como la sombra de Javier Arenas en el PP andaluz, al que llaman ya el ciprés de San Fernando. Pero un ciprés vivo, vivísimo… Pues telefoneamos a la señora De la Lastra, que lo es como pocas, para felicitarla otra vez por uno de sus carteles y que nos explicara su ausencia del acto de presentación. ¿Estaría indispuesta? Porque no vimos ni a su inseparable Rosamar, otra señora. Y Reyes de la Lastra nos sacó el pañuelo verde.

-El cartel no es mío. Es de un chileno.

     Frío polar. Pues hija de mi vida, esto es como el ‘Tu cara me suena’ de los que cantan por la noche en la televisión, pero en plan ‘Tu cartel me suena’. Al cartel que Reyes de la Lastra pintó para el festival benéfico de primeras figuras del pasado 12 de octubre en Sevilla le han quitado un burladero y le han puesto una sombra de toro. Ay, que a los caballeros maestrantes les han dado toro por liebre. Otro año igual, como se canta en el fútbol. Este cartel lleva camino de ser el cartel de las natillas. Repetimos. Y encima el chileno Guillermo Muñoz Vera ni se molestó en coger el AVE desde Madrid, que es donde vive, para venir a Sevilla a explicarnos el plagio de la idea. Tal vez porque el chileno conoce tanto, tantísimo Sevilla, que sabe que la clave está en aparecer lo justo… Y poner la mano. La gracia es que a la misma hora que se presentaba su cartel, el chileno estaba presentando exposición propia en su galería madrileña de la calle Serrano. Y los sevillanos aplaudiendo al ausente, lo que se nos da la mar de bien, y buscando fuera lo que tenemos dentro. Un chileno nos ha pegado un corte sin poner un pie en Sevilla. La plaza vacía, las ideas también. Como el cartel de Semana Santa, aunque el chileno al menos no ha arremetido contra la prensa y sus hijas bastardas que son las redes sociales, como hizo la pintora Beatriz Barrientos. Y conste que Reyes de la Lastra nació en Alcalá de Guadaíra, tierra de tortas.


*Publicado en el blog ‘La caja negra sevillana’ de Diario de Sevilla.

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

3 × cinco =