Dedicó sus 86 años al mundo del toro

Fallece el taurino sevillano Manolo Márquez

0
728
El taurino sevillano Manolo Márquez en el homenaje que recibió en octubre de 2011. (FOTO: Paco Díaz)
El taurino sevillano Manolo Márquez en el homenaje que recibió en octubre de 2011. (FOTO: Paco Díaz)

El taurino sevillano Manolo Márquez ha fallecido esta mañana en su casa de Las Pajanosas a los 86 años. Manolo Márquez quiso ser torero y llegó a hacer el paseíllo en la Maestranza. Fue apoderado de toreros como José Fuentes, Marismeño, David Silveti, Curro Puya o Rafael Astola, aunque su etapa final estuvo ligado a representante de ganaderías.

Redacción.-

     El que fuera torero, apoderado y veedor de toros sevillano Manolo Márquez ha fallecido esta mañana en Sevilla, en su casa de Las Pajanosas. Llevaba tiempo delicado de salud a sus 86 años, sobre todo tras sufrir un derrame cerebral que le obligó a usar una silla de ruedas y tener que ser asistido. Su cuerpo se encuentra en el tanatorio de la SE-30 de Sevilla para ser enterrado mañana viernes.

     Su última gran alegría taurina la recibió en octubre de 2011, cuando se le tributó un cálido y emocionante homenaje en la finca ‘El Roque’ de Las Pajanosas. Nuestro compañero Manuel Viera glosó su figura con palabras que emocionaron al veterano taurino. La jornada se completó con una comida campera y varios becerros toreados para él por toreros como Tomás Campuzano, Manuel Escribano o el jovencísimo Calerito. Todos ellos le brindaron de forma íntima las que sabían serian las últimas faenas para Manolo Márquez. SEVILLA TAURINA le dedicó un reportaje especial a esa jornada, bajo el título de ‘Manolo Márquez, todo un señor del toreo’ (VER).

     Manolo Márquez soñó con ser torero, y toreó becerradas y novilladas, buscando tapia en las ganaderías, haciendo el paseíllo en la Maestranza, pero muchos son los llamados y pocos los elegidos. Las circunstancias no le respaldaron y decidió aporvechar la oferta del influyente apoderado Andrés Gago para que formara parte de su equipo. Andrés Gago apoderaba a una de las figuras del momento, Carlos Arruza, a quien admiraba profundamente Manolo Márquez. En los continuos viajes que hacía a Portugal para gestiones de Andrés Gago, Márquez tuvo la oportunidad de grajearse la confianza de ganaderos y toreros portugueses, como la del diestro José Julio, a quien se decidió a apoderarlo.

     El buen hacer de Manolo Márquez, su conocimiento del toro y de la Fiesta hicieron que fuera un hombre respetado y reconocido en el toreo y apoderó a diestros como José Fuentes, Marismeño, Calatraveño, Mondeño II, David Silveti, Sánchez Puerto, Curro Puya, Carnicerito de Úbeda, Santi Ortiz o Rafael Astola, así como a rejoneadores como Gastón Santos, Javier Buendía o Antonio Ignacio Vargas. También es bien conocida su faceta como veedor de toros, ejerciendo para el empresario Diodoro Canorea durante 40 años. También ha sido pieza importante en la evolución de ganaderías como Valera Crujo, Laurentino Carrascosa o Ascesao Vaz.

     Manolo Márquez, una intensa vida llena de vivencias, dedicada por completo al mundo del toro, llena de secretos profesionales, de mucho trabajo callado y de un saber estar y hacer que le catalogan como un auténtico ‘señor’ del toreo, de los taurinos de la vieja escuela.


REPORTAJE RELACIONADO

Dejar respuesta

17 + diecinueve =