GALLEANDO

¿Y por qué él no?

0
835
La enésima y enigmática ausencia de José Tomás en Sevilla.
La enésima y enigmática ausencia de José Tomás en Sevilla.

«…Es un hecho innegable que el más deseado de los toreros no quiere torear en la Maestranza. O no quiere saber nada de Pagés. Por una u otra causa no está en unas de la ferias más ilusionante de los últimos años. ¿Y por qué él no? Llega una gran cita y su ausencia desconcierta. Las razones son tan condenadamente absurdas que resultan enigmáticas….»

Manuel Viera.-

     Nunca engaña. El cuerpo, la colocación, el gesto, la expresión, la manera en la que dice su mensaje. Todo es único y diferente. La magia, la majestuosidad de su tauromaquia, el hieratismo y la belleza de sus formas han atraído siempre el interés y la curiosidad, incluso, de los más profanos.

     La fascinación que provoca la ha mantenido sin pérdida de interés aunque con diferentes interpretaciones tras el devenir de sus últimas temporadas. Envuelto siempre en un halo de misterio no se mueve, por cierto, en el terreno de la indiferencia pese a su huida constante del mercado de las vanidades. Hay quien decide convertirse en eremita del toreo y está en su derecho. No resulta especialmente accesible. Vive para él y su familia y ha hecho de la defensa de la intimidad una seña de identidad. Personaje esquivo, por definición, no existe para el periodista. Es su toreo y su obra las que hablan por sí solas. En todo caso, la importancia social del torero y su relevancia pública es un fenómeno relativamente entendible. Una auténtica gloria nacional. Quizá por esto la Fiesta necesita que esa imagen, a veces ensoñada, vuelva a ser reclamo para el público por encima de la épica trágica de su propio toreo. En este sentido hay una necesidad de tocar el santo. De tocarlo en Sevilla.

     Es un hecho innegable que el más deseado de los toreros no quiere torear en la Maestranza. O no quiere saber nada de Pagés. Por una u otra causa no está en unas de la ferias más ilusionante de los últimos años. Están casi todos los que deben de estar, y repiten tarde casi todos los que tienen que repetir. Como siempre fue. Feria de figuras, de gestos y gestas a expensas del toro, claro. De ese toro bravo y encastado, serio e integro, necesario y vital. El Toro con mayúscula. Ni más ni menos.

     ¿Y por qué él no? Llega una gran cita y su ausencia desconcierta. Las razones son tan condenadamente absurdas que resultan enigmáticas. Si lo va ha hacer en México ¿por qué no lo hace aquí en competitividad con El Juli, Morante, Manzanares, Talavante, Perera,… en plazas de primera y con el toro de primera?

     Su mitificación se hará definitiva cuando su toreo de impacto vuelva a lucir en competencia con los de arriba y en los más importantes ciclos taurinos de España. Si no aspira a ello, tendrá que dar cuenta del motivo que lo impide. Porque los auténticos superhéroes no se la juegan en escenarios de segunda, pelean y rivalizan en las mejores y más trascendentales plazas del mundo lejos del toro a modo y públicos populistas. Entonces, de nuevo, José Tomás volverá a cautivar. Y a convencer.


*Manuel Viera es redactor y responsable de las crónicas de Sevilla Taurina, así como colaborador taurino de Punto Radio en Sevilla y Utrera. (manuelviera.com).

Dejar respuesta

cinco × dos =