REAL MAESTRANZA / 13ª Feria de Abril

Curro Díaz, herido grave

0
1760
El pitón del toro atraviesa los gemelos de Curro Díaz. (FOTO: Arjona/lamaestranza.es)
El pitón del toro atraviesa los gemelos de Curro Díaz. (FOTO: Arjona/lamaestranza.es)

Curro Díaz ha sido cogido y herido de gravedad por el quinto toro de la tarde. El torero de Linares se disponía a torear al natural cuando fue prendido por el toro de Salvador Domecq, fracturándole el peroné y atravesándole el gemelo. Mala corrida de Manolo González. Los tres espadas se fueron de vacío.

LA FICHA

 

TOROS: Se han lidiado toros de Manolo González –el primero con el hierro de Toros de Jarrama– mal presentados, mansos y parados. El quinto fue un remiendo de Salvador Domecq, serio y complicado.


ESPADAS: –Juan Mora, de verde y oro, silencio y palmas.
Curro Díaz, de verde manzana y oro, saludos y cogido. 
David Fandila ‘El Fandi’, de gris y oro, saludos y palmas.
CUADRILLAS: Saludó tras banderillear José Manuel Montoliú.
 
INCIDENCIAS: Más de tres cuartos de plaza. En el quinto fue herido Curro Díaz, que presenta «herida en cara exterior tercio superior de la pierna derecha con dos trayectorias, una de siete centímetros hacia arriba que rompe el peroné en su tercio superior, y otra trayectoria hacia abajo de 15 centímetros que rompe fibras musculares del grupo tibial y los gemelos, con desgarro del paquete venoso tibial. Se procede a reducción y cerclaje de la fractura. Se suturan los grupos musculares con colocación de drenaje y férula de yeso para contención de la fractura. Pronóstico grave».


 

 

SECCIONES

GALERÍA GRÁFICA
(Matito)
GALERÍA GRÁFICA
(Paco Díaz)
LAS OTRAS IMÁGENES
PUERTA DEL PRÍNCIPE
AL NATURAL
Emoción

LA CORRIDA, AL COMPÁS
Obertura de tarantas

Manuel Viera.-

     La tarde moría en el bostezo y el aburrimiento sin un solo momento de interés. Los ‘núñez’ de Manolo González, uno tras otro, mostraban feas maneras y nula clase en los engaños, flojeaban en los primeros tercios y llegaban sin fondo a los inicios de faena donde se apagaban y se paraban de forma definitiva. Mala corrida de quien volvía a la Maestranza tras más de media década sin lidiar en esta plaza. Y, quizás, tiempo ha de pasar para que vuelva otra vez. Así transcurría el insoportable espectáculo cuando el remiendo de Salvador Domecq, segundo toro de Curro Díaz, serio y extremadamente complicado, de un certero derrote le partió el peroné al jienense mientras toreaba al natural, hiriéndole, además, de gravedad en la parte inferior de la pierna derecha.

     Fue la cornada a Curro Díaz la triste nota destacable de una tarde para olvidar. Venía Juan Mora a reconquistar Sevilla después de diez años sin poderlo hacer. Secundado por la solera de su toreo y revestido por la aureola de su ‘Otoño en Madrid’ se le esperaba y se le deseaba. Es verdad que no ha perdido ripio y ha hecho de la madurez una virtud. Sabe cómo empezar y cómo terminar sin dar tiempo al desánimo. Con el sorprendente espadazo da cumplida cuenta de que allí no hay nada más que hacer.




Venía Juan Mora a reconquistar Sevilla después de diez años sin poderlo hacer. Ha vuelto a Sevilla con una buena dosis de actitud

 

     Juan Mora ha vuelto a Sevilla con una buena dosis de actitud. Con el noble y soso primero consiguió con naturalidad mostrar sus formas con el trazo a derecha y el torero detalle del pase por bajo. No más. Esto, más el natural dibujado en la vertical, bastó para anunciar después que, sin emoción, no hay toreo. Como si de un mago se tratara, con inmediatez pasmosa, montó la espada y mandó al descastado toro al desolladero. Con el manso y rajado cuarto se comportó igual tras gustar en los lentos lances a pies juntos e intentar después, con algunas dosis de banalidad, torear lo que no se podía torear. De igual manera la estocada sorprendió y mató.

     La inspiración de Curro Díaz no encontró acomodo en la tarde. Y pese a adelantar los engaños, correr la mano con perfecto pulso no consiguió hilvanar más de dos muletazos al flojo y manso segundo. Trazó el pase diestro y el natural pero sin la más mínima emotividad. Al quinto, un remiendo de Salvador Domecq que mostró peligro en sus descompuestas acometidas, le expuso y le echó valor hasta conseguir manifestarse con el natural. Los pases zurdos se adaptaron a las complicadas embestidas con toda la intensidad de un toreo de izquierda que no tuvo continuidad, porque al iniciar el cite le sorprendió el bicho volteándolo e hiriéndolo en la parte inferior de la pierna derecha. Tan certero pitonazo le fracturó el peroné tras atravesarle el gemelo. De media estocada lo mató Juan Mora.

     En cierta forma, David Fandila ‘El Fandi’ siempre ofrece espectáculo. Lo hace como nadie con las banderillas. Es ahí donde basa su entrega porque es lo que gusta a sus seguidores. Al flojo tercero lo agotó en un espectacular tercio del que sólo destacó el último par. Después, sólo le duró no más de una tanda de derechazos definidos y rematados. Peor lo tuvo con el natural porque el toro se le paró. De estocada acabó con él. Al sexto le banderilleó con más ortodoxia y menos espectáculo, y pese a cuidarlo en este tercio llegó a la muleta con desagradable cabeceo. Muchas ganas de agradar y valor para aguantar las complicadas y peligrosas embestidas del toro de Manolo González. De certero espadazo lo dejó para el arrastre.


AL NATURAL

Emoción

Francisco Mateos.- 

     Si algo debe tener una corrida de toros es emoción. Es la palabra que engloba las demás cualidades que tiene este espectáculo único y distinto. La emoción es elemento indispensable en los toros. Y cuando se habla de emoción, se habla de emoción en todas sus acepciones. Emociona ver una faena casi tan perfecta como la de Manzanares al famoso toro de Cuvillo indultado. Es la emoción de la belleza, de la estética, de un toro entregado y un torero no menos entregado a terminar de cincelar su obra maestra sevillana. Emoción es también una suerte de varas de verdad, con el toro de largo, arrancándose de lejos, con un picador moviendo una cabalgadura ligera y levantando el palo para echarlo hacia adelante antes de que el toro tope con el peto y comience a meter los riñones. Emoción es también la faena de un torero arrojado con un toro complicado, donde se ‘huele’ la voltereta, pero que en la que el diestro logra someter finalmente al toro. Es decir, que la palabra emoción puede vivirse desde muchas vertientes, y todas ellas igual de importantes.

     Nada de eso hemos tenido esta tarde. Si algo no ha exitido ha sido emoción. Salvo los trepidantes pares de banderillas de El Fandi, que más que emocionantes me han resultado espectaculares, no ha habido más emoción.

 

 

 

 

 

 


LA CORRIDA, AL COMPÁS 

Obertura de tarantas

Fernando Naranjo.- 

Ya florecen los almendros
que allá en su tierra se doran,
‘mirabeleño’ Juan Mora.
El toreo de sus adentros
cargado de sentimientos
viene a esta noble villa.
Esta, que es ‘su’ Sevilla
lo cita al duelo maestrante.
Sin olvidarlo un instante
lo espera el río en su orilla.

Las campanas de Linares
atenazan mi garganta.
Hay preludios de taranta
y el aire por soleares,
va a quitarme los pesares
que atenúan melancolía,
las nostalgias todavía
por aquel pueblo minero
¡hoy está aquí su torero!
¡Su duende, mi Curro Díaz!

 

 

 

Van diciendo por ahí:
«¡Sólo es torero en su tierra!»
Pero las puertas no cierran
y, a la vera del Genil,
sigues siendo un nazarí
y suspiras por Granada..
Esta ciudad encantada
alborozada se asombra
y predilecto te nombra,
por tí, por siempre embrujada.

Que triste el Guadalimar
allá por el Santo Reino.
Por su hijo que tanto empeño
hoy lo quiso demostrar,
y a Sevilla hacer soñar
con su corte de torero
purísimo, y muy sincero
¡Ante Dios, y ante los toros!
Y sangró de verde y oros
ante un ‘núñez’ embustero.

 

 


GALERÍA GRÁFICA (Matito)

AVISO a los lectores.

Juan Mora.

Juan Mora.

José Manuel Montoliú.

Curro Díaz.

Curro Díaz.

El Fandi.

El Fandi.

El Fandi.

Curro Díaz.

Curro Díaz.

Curro Díaz.

Curro Díaz.

Curro Díaz.

El Fandi.

 

 


GALERÍA GRÁFICA (Paco Díaz / toroimagen)

AVISO a los lectores.

Juan Mora.

Curro Díaz.

El Fandi.

Juan Mora. Juan Mora.
Juan Mora. Juan Mora. Curro Díaz.
Curro Díaz. El Fandi. El Fandi.
El Fandi.

El Fandi.

Juan Mora.

Juan Mora. Curro Díaz. Curro Díaz.

 


 

LAS OTRAS IMÁGENES

El alguacilillo le entrega la llave del 'portón de los sustos' al torilero de la plaza. (FOTO: Javier Martínez)

Los hay sin ningún tipo de complejos: el clavel reventón tamaño XXL en la solapa. (FOTO: Javier Martínez)

Cuando el sol aprieta, la necesidad de buscar un poco de sombra agudiza el ingenio. (FOTO: Javier Martínez)

La presidenta Anabel Moreno es enérgica en las explicaciones previas a los toreros. (FOTO: Paco Díaz/toroimagen.com)

El sobrante de papel propiciado el acceso de los turistas ocasionales. (FOTO: Paco Díaz/toroimagen.com)

Un guía intenta reunir en el tendido a todo el grupo de sus turistas. (FOTO: Javier Martínez)

LOs toros, un espectáculo electrizante. (FOTO: Javier Martínez)

Una foto de la Maestranza para el recuerdo. (FOTO:Javier Martínez)

¿lo habrán comprado en la oferta de '2x1'? (FOTO: Javier Martínez)

Algo así como el 'banquillo' de los presidentes: ¿un titular y una suplente? (FOTO; Javier Martínez) Conforme pasan más días feriales se hace más necesaria la asistencia de la Cruz Roja. (FOTO: Javier Martínez) Finalmente fue necesario evacuar a la persona indispuesta hasta la ambulancia. (FOTO: Javier Martínez)

Imposible describir esta fotografía...¡Hay gente pa'tó! (FOTO: Paco Díaz/toroimagen.com)

Los hay con suerte... Dos años lleva pidiéndole SEVILLA TAURINA por escrito a la nefasta delegada Carmen Tovar que permita que uno de nuestros fotógrafos pueda trabajar desde el burladero de la Junta si algún día dispone de espacio sobrante... Sin respuesta hasta hoy. (FOTO: Javier Martínez)

Una 'guiri' que al fin es una excelente aficionada: Martina. (FOTO: Paco Díaz/toroimagen.com)

  La sombra de Montoliú sobre el abero sevillano, representada por su hijo. (FOTO: Javier Martínez)  


 

PUERTA DEL PRÍNCIPE

El diestro Pedrito de Portugal, a la entrada al festejo de la Real Maestranza sevillana. (FOTO: Javier Martínez)

Dávila Miura con su esposa Carmen y su hijo Eduardo, y su tío Sancho Dávila. (FOTO: Javier Martínez)

Dos triunfadores de la Feria de Abril: los banderilleros Juan José Trujillo y Curro Javier. (FOTO: Javier Martínez)

Los periodistas Álvaro Acevedo y Luis Nieto. (FOTO: Javier Martínez)

El periodista extremeño Juan Carlos Gil. (FOTO: Javier Martínez)

El periodista Antonio Silva de Pablos. (FOTO: Javier Martínez)

 

Dos policías a caballo bajo la figura ecuestre de la condesa de Barcelona. (FOTO: Javier Martínez)

 

Dejar respuesta

uno × uno =