OCULTISMO de la JUNTA de ANDALUCÍA

Carmen Tovar no quiere que se conozca la ‘experiencia’ de los veterinarios

0
636
Carmen Tovar, de flamenca en pleno callejón de la Maestranza, y su jefe de Servicio, José Antonio Delgado, quienes impiden que se puedan conocer la experiencia profesional taurina de los veterinarios de la Maestranza que ella ha nombrado. (FOTOS: Javier Martínez)
Carmen Tovar, de flamenca en pleno callejón de la Maestranza, y su jefe de Servicio, José Antonio Delgado, quienes impiden que se puedan conocer la experiencia profesional taurina de los veterinarios de la Maestranza que ella ha nombrado. (FOTOS: Javier Martínez)

La delegada de la Junta en Sevilla continúa en su línea de limitar la transparencia informativa e impide conocer algo tan simple como la experiencia en veterinaria taurina de los facultativos de la Maestranza, ya que podría haber nombrado a un veterinario sin apenas experiencia.

Francisco Mateos.-

     La delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar, dentro de la habitual línea que le caracteriza en tema taurino de alejada de la realidad, ocultismo y falta de transparencia e información, sigue escudándose en dudosos argumentos administrativos para aclarar el halo de duda que se va extendiendo sobre los nombramientos de los veterinarios de la Real Maestranza para esta temporada. Como ya informó SEVILLA TAURINA, a este portal se ha informado por fuentes cercanas a la Delegación de Sevilla que se ha nombrado a un veterinario esta temporada con muy escasa experiencia, de los más bajos puntuados por el baremo del propio Colegio de Veterinarios, y donde parece que ha pesado más cierto componente de relación personal más que una contrastada experiencia profesional.

     SEVILLA TAURINA preguntó por escrito a la delegada Carmen Tovar sobre la experiencia de los veterinarios sevillanos, sin recibir respuesta alguna. Posteriormente, SEVILLA TAURINA presentó una Hoja de Reclamaciones ante la Delegación de la Junta para solicitar conocer algo tan simple como la experiencia -en años de ejercicio en espectáculos taurinos y las plazas donde se ha ejercido- de los 12 veterinarios nombrados por Carmen Tovar. La delegada contestó por escrito que «SEVILLA TAURINA no era parte interesada en este procedimiento administrativo sobre el que pretende actuar» y que «no podía revelar datos personales de los veterinarios». En ningún caso este portal ha solicitado datos de la vida personal de los veterinarios, sino algo tan simple como su experiencia en la materia.

     El pasado 20 de julio, quien escribe, a título personal como ‘cliente / consumidor/ aficionado de pago’, volvió a solicitar en otra Hoja de Reclamaciones la misma información: conocer el grado de experiencia profesional (nada de datos personales) de los veterinarios actuantes esta temporada en la Maestranza, ya que sus informes puedes influir sobre el producto final que se lidia en el espectáculo para el que se paga una entrada.

     La delagada Carmen Tovar, a través de su Jefe de Servicio de Espectáculos, José Antonio Delgado, ha contestado a dicha Hoja de Reclamaciones. Curiosamente José Antonio Delgado manifestó abiertamente a este portal en su propio despacho que él no tenía ningún tipo de problema para que se conociera la baremación de los veterinarios sevillanos, y que estaba abierto a facilitar dicha información. Sin embargo, la decisión de Carmen Tovar (¿qué pretende ocultar?) de impedir que se conozca algo tan simple como la experiencia de los veterinarios de la Maestranza ha terminado por someter también a dicha directriz a su subordinado.

     Así, José Antonio Delgado, en nombre de la delegada, explica que «el baremo del Colegio de Veterinarios -en dicho baremo existe, presuntamente, un veterinario que ha sido nombrado y que está muy al final de la lista, con muy pocos puntos- tiene un carácter interno y reservado, y su finalidad es ayudar a la delegada a tomar su decisión»: en este caso, la delegada -al menos en un veterinario- ha hecho caso omiso de dicha ayuda y ha elegido a uno de los últimos de la lista, pesando ‘otros componentes’ más que la propia experiencia profesional.

     El oscurantismo y ocultismo de la delegada Carmen Tovar sobre el más que sospechoso caso -no se entiende qué importancia puede tener conocer la experiencia profesional en toros de los veterinarios- llega a su máxima expresión cuando, a través de su jefe de Servicio, no se ruboriza al afirmar que «el baremo del Colegio de Veterinarios de Sevilla es un ‘documento de trabajo’ y su contenido no tiene por qué trascender a la opinión pública». En otras palabras, que a la Delegación -por alguna sospechosa razón que estamos intentando descubrir- no le interesa que los aficionados sevillanos conozcan la experiencia de los veterinarios nombrados por ella para la Real Maestranza esta temporada.

     Por su parte, el Colegio de Veterinarios de Sevilla, en vez de aclarar por su parte el tema y ofrecer información sobre la contrastada experiencia de los veterinarios elegidos opor la delegada, se ha alineado con la delegada Carmen Tovar y también impide conocer los años de ejercicio taurino de los veterinarios sevillanos. Sólo ha aclarado a SEVILLA TAURINA -aclaración muy importante y que contiene entre líneas el secreto del turbio asunto- que los criterios de baremación del Colegio y los criterios de selección de la delegada Carmen Tovar «son distintos»..

     Mientras la Junta de Andalucía se niega a informar sobre este asunto, los aficionados sevillanos, a estas alturas de la temporada, parece que no tienen derecho ni a conocer la solvencia y experiencia de los veterianrios que en cada festejo evalúan y dan la confornidad o no al ganado a lidiarse. Todo un despropósito más de la delegada Carmen Tovar, la misma que aperece en el callejón de la Maestranza vestida de flamenca -todo un hito histórico que jamás antes había sucedido-, se marcha del callejón mientras se lidia -algo que está prohibido- todo un toro de Victorino o invita ‘de válvula’ a su familia y a media Castilleja -su pueblo- al burladero institucional de la Junta de Andalucía.

     SEVILLA TAURINA, una vez que ha comprobado el ocultismo y obsesión de la delegada Carmen Tovar y su jefe se Servicio de Espectáculos, José Antonio Delgado, por impedir que trascienda a la luz pública la experiencia de los veterinarios que ha nombrado para la Maestranza, recurrirá en próximos días a la propia Consejería de Gobernación (a su director general, Manuel Brenes, y el consejero Luis Pizarro) mediante sendas Hojas de Reclamaciones, antes de recurrir a una queja formal ante el Defensor del Pueblo Andaluz, que también continúa investigando otras tres quejas de materia taurina respecto a decisiones de la delegada Carmen Tovar. El propio consejero Luis Pizarro se vio obligado recientemente a responder en una comisión en el Parlamento de Andalucía a una pregunta del PP andaluz a raiz del caso ‘Castilleja connection’, también protagonizado por la delegada Carmen Tovar; quizás con este otro polémico caso ocurra lo mismo.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

8 + dieciocho =