Luis Vilches: «Quiero olvidar este año cuanto antes»

0
819

El sevillano se lamenta de los sinsabores de un año para olvidar. Un año de rocambolescos cambios de apoderamiento, escasez de contratos, grave cornada y el epílogo final de tener que desvincularse de su apoderado, que ha perdido la credibilidad para muchos. Convaleciente aún del grave percance de Cenicientos y a la espera de pasar nuevamente por el quirófano, el torero de Utrera, animado e ilusionado, apuesta seguro por la nueva temporada que quiere sea la suya. Para ello buscará un apoderado que confíe en sus posibilidades.



Luis Vilches aún debe recuperarse de la grave cornada de Cenicientos.
FOTO: Matito.

Manuel Viera.-

     No podía de ser de otra manera. Los últimos acontecimientos con los que se ha topado Luis Vilches en este final de su particular temporada le han desorientado por completo. Convaleciente aún y en periodo de rehabilitación tras el grave percance de Cenicientos, se ha encontrado con las acciones legales que la Comisión Nacional para la Vigilancia del Convenio Colectivo emprende contra su apoderado, el también utrerano Francisco Romero Leal, acusándolo de un presunto delito de estafa. "Me ha sorprendido lo de Francisco, y aunque soy ajeno a todo ello y no tengo nada que ver con lo que a él le pasa, tenerlo como apoderado en estos momentos no tiene sentido. Tras enterarme de lo que le estaba sucediendo intenté contactar con él sin resultado. Me hubiese gustado hablar y saber en qué situación estábamos. No ha sido posible, y por eso tomé la decisión de desvincularme de él profesionalmente, porque ese asunto en nada me favorece".

     Luis Vilches, de nuevo, se encuentra sin apoderado después de un año de cambios sin aciertos en la elección. "Con Francisco no se cumplió lo que un principio me dijo. Incluso veía que en muchas de sus plazas no toreaba, ni siquiera en las de este entorno de Sevilla. Y por eso lo dejamos. Creí que con José María Cerezo la situación se arreglaría; sin embargo, llegado el mes de julio sólo me había vestido de luces una vez en la Maestranza en Feria de Abril. Y así no podía seguir. Quizá me apresuré al elegirlo motivado por mi mala situación, pero la temporada se me


Excelente derechazo del diestro sevillano en la Feria de Abril 2007.
FOTO: Matito.

iba sin un contrato que llevarme a la boca. Hablé de nuevo con Francisco y ví un poquito de luz en un túnel demasiado negro. Tanto es así que sumé cuatro actuaciones más hasta la tarde de agosto en Cenicientos".

     Una tarde que marcó de forma definitiva un año aciago para el sevillano. Un cornalón de caballo lo mandó a casa sin remisión  para el resto de la temporada. "Ha sido muy duro, la cornada fue muy fuerte y me causó, además de un gran destrozo muscular, serias complicaciones en venas y arterias. Una vez dado de alta y ya en mí domicilio de Utrera tuve que volver a hospital para solventar los problemas que me produjo unas hemorragias internas, y que me hizo perder varias semanas en la curación de las heridas. Se me hizo imposible la reaparición en septiembre en la plaza de toros de Morón de la Frontera. Los médicos ya me advirtieron que la temporada para mí había finalizado. Tanto es así que aún sigo con una lenta aunque muy positiva rehabilitación de la masa muscular, y a la espera de pasar de nuevo por el quirófano para ser sometido a un injerto de tejido en la zona afectada, debido a que la cicatrización de la herida del orificio de entrada del pitón no se ha producido con normalidad. De todas formas, los plazos se van cumpliendo y, aunque aún no he cogido los trastos, la movilidad y la fuerza la voy recuperando poco a poco"

     Así las cosas, el buen torero de Utrera no quiere equivocarse de nuevo, consciente de que, otra vez, lo vuelve a tener muy difícil. "Tengo todo un invierno para reflexionar, analizar mis fallos e intentar no volverlos a cometer. Mi situación es muy difícil, pero estoy muy seguro de lo que puedo hacer delante del toro. Sé de mis posibilidades, y aún tengo tiempo de conseguir mi objetivo. Quiero llegar a ser alguien importante en el toreo. Con esa ilusión y ganas me preparo para la nueva temporada. Quiero que pase y olvidar cuanto antes este año 2008 y empezar el próximo desde cero, pero con la seguridad de que va ser muy distinto para mí".

     Y tendrá que acertar en el hombre que le dé otra nueva oportunidad para que el sevillano pueda mostrar su toreo, clásico y profundo, por los ruedos de las más importantes plazas de toros de España y Francia. "Quiero hacerlo sin prisas y sin equivocarme porque, aunque los contratos dependen de lo que yo sea capaz de hacer en la plaza, también necesito una persona que esté seguro de mis posibilidades. Con él quiero demostrar, de una vez por todas, que quiero llegar a figura del toreo".

NOTICIAS RELACIONADAS:

Dejar respuesta

Once + 1 =