El Fundi, valor y torería, y una estocada de oreja

0
774

El Fundi, valor y torería, y una estocada de oreja

Real Maestranza – 2ª de la Feria de Abril, Sábado 29 de Marzo de 2008


TOROS: Se han lidiado toros de la ganaderia de Palha, bien presentados y de juego interesante. El primero, con transmisión y encastado. Deslucido y áspero el segundo. Sin romper el tercero. Complicado el cuarto. El quinto fue el mejor, noble, con transmisión y encastado. Aplomadito y sin casta pero se dejó el último.

ESPADAS:José Pedro Prados 'El Fundi', de verde y azabache, vuelta al ruedo tras aviso y una oreja.
Jesuli de Torrecera, de celeste y oro, silencio tras aviso y silencio.
Luis Bolívar, de burdeos y oro, silencio y silencio.

INCIDENCIAS: Dos tercios de plaza.

La faena de El Fundi, por valor y torería al primer «palha» de la tarde, y la fenomenal estocada con la que fulminó al cuarto, ha sido lo más destacado del tercer festejo de Feria. Jesuli de Torrecera le echó voluntad y ganas a la lidia del complicado segundo, y no le pudo a la clara y encastada embestida del quinto. Y Luis Bolívar, que anduvo con demasiadas intermitencias en el tercero, no dijo nada con el descastado sexto.


El Fundi recoge la oreja ganada a ley esta tarde.
FOTO: Matito.

Manuel Viera.-

Hay mucho de esfuerzo, valor y torería detrás de una faena como la que hoy le hemos visto a Fundi realizar al complicado, por encastado, primer toro de Palha. Su ambición ha encontrado eco en los tendidos que de inmediato supieron valorar el toreo cargado de verdad del madrileño, que tras el dominio de la embestida, conseguido por la manifiesta demostración de su perfecta técnica, se entretuvo después, muy firme y seguro, en torear templado alargando al máximo el trazo de cada muletazo. Buen toreo de izquierda y también de derecha rematado con extraordinarios pases de pecho, y con los que supo dominar las difíciles acometidas de la fiera. No mató bien y todo quedó en una merecida vuelta al ruedo.

Con el cuarto, sin un mínimo de fijeza en las telas y de sosas acometidas, salió bien parado tras una incisiva faena basada en un alarde de recursos, minuciosa concentración y un arrimón de órdago. No dudó ante las aviesas embestidas del complicado toro, adquiriendo mucho tacto y sensatez en un trasteo también valorado por un público que enloqueció tras presenciar la perfecta ejecución de la suerte de matar y tumbar al toro sin puntilla de un perfecto espadazo. Tan espectacular estocada bien valía por sí sola la oreja concedida.

Ha vuelto a demostrar El Fundi


Enorme Fundi; en la imagen, un derechazo al cuarto de la tarde.
FOTO: Matito.

en esta su primera comparecencia en el ciclo de Feria de Abril su asombrosa capacidad para emocionar con sus formas, no tan épicas y sí auténticas, y ese conocimiento de la lidia y valor apabullante que lo hace tan cercano a la gente. Banderilleó a sus dos toros con desigual fortuna, pero realizando la suerte sin aspavientos y con total corrección.

Fue esto lo más destacado de la tarde en la que los toros de Palha, sin defraudar, no alcanzaron el resultado deseado. Toros muy bien presentados, serios, difíciles por complicados, y mansos y sosos algunos en sus embestidas. Sólo el quinto, muy cerca de cumplir los seis años, sobresalió de los demás por su encastada y clara forma de acudir a los engaños.

A este quinto había que poderle. Necesitaba de una muleta firme y un torero con la cabeza fría y las ideas muy claras. Entender sus embestidas y ganarle la partida. Pero Jesuli de Torrecera regresaba a la Maestranza después de una interminable espera, con sólo tres festejos toreados en la última temporada, y aunque echó mano de su valor venciendo el miedo para intentar plasmar su toreo intensamente madurado por el desengaño de una situación a veces cruel e injusta, las telas no obedecieron a lo que le mandaba la mente y todo quedó en un


Luis Bolivar, en su quite al quinto.
FOTO: Matito.

querer y no poder. Tras matar de estocada fue silenciado, mientras al 'palha' lo ovacionaban en el arrastre. Mala cosa. Al segundo, manso y difícil, le puso ganas a su quehacer con enorme voluntad. Mató de dos pinchazos y estocadas y también fue silenciado.

Luis Bolívar toreó con gusto a la verónica al flojo tercero y se ajustó en un bonito quite a pies juntos para después no terminar de acoplarse en los muchos intentos con la muleta. Y aunque del banal trasteo destacó algún que otro bien dibujado trazo diestro, la faena tuvo demasiadas intermitencias y un final nada bueno con la espada. La demostrada voluntad por agradar fue respetada con el silencio. Con el sexto, noble y ayuno de casta, anduvo el colombiano trazando multitud de pases sin que uno solo de los muletazos tuviese eco en los tendidos. Incluso prolongó un trasteo sin el mínimo convencimiento de que lo que hacía sería valorado. No acertó con la espada y el silencio se hizo de nuevo.

NOTICIAS RELACIONADAS:

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

AL NATURAL

Que pongan el vídeo de El Fundi en las Escuelas

Francisco Mateos.-

Que lo graben y lo pasen por todas las Escuelas de Tauromaquia de España y de fuera de ella. Que lo vean todos y cada uno de los alumnos, de los que sueñan con querer ser torero. Que vean cómo un torero sin nombre, sin glamour, sin alaracas, sin prensa a favor, con todo ganado, en edad de estar retirado, es capaz de armarle una faena perfecta de técnica a un toro complicado y encastado como el primero de Palha en plena Feria de Sevilla y con una segunda corrida (de Miura) aún debajo de la manga. Sin esperar al segundo disparo. Que vean los alumnos que sueñan con los toros de Juan Pedro y Cuvillo lo que es un toro con transmisión, que pide el carnet y cómo hay que enseñárselo, con el desparpajo y la chulería que lo ha hecho hoy en la Maestranza El Fundi. Que vean cómo se ponen banderillas como lo ha hecho en ese cuarto toro, sin necesidad de adornos, sin una sola carrera, sin una sola voz, sin cambiar al toro de terrenos, sin necesidad de recorrer con él los 400 metros lisos, sino citando en los medios, cuadrando en la cara, metiendo los brazos entre los pitones y saliendo airoso y torero, reuniendo los seis palos en una 'perra chica' que dirían los más viejos aficionados sevillanos.

Graben el video de hoy, profesores de Escuelas, y muestrénlo a sus alumnos una y otra vez. Que sepan cómo se mata a un toro por derecho como lo ha hecho el torerazo madrileño al cuarto. En corto, citando, mirando arriba, metiendo la mano y enterrando el acero en el hoyo para que salga 'rodao' sin puntilla. Una tarde de libro la de El Fundi, de auténtica lección. Y que vean los alumnos cómo se ha jugado la cornada a carta cabal. Y luego, si aún les quedan ganas, que sigan entrenando para llegar a ser como El Fundi. Un torero. Sin glamour, pero un torerazo. A ver si alguna puñetera vez alguno de estos alumnos sale diciendo que entre sus tres o cuatro toreros preferidos está El Fundi. Sin miedos.

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

Dejar respuesta

dos × 1 =