Momentos bellos y emotivos de Oliva Soto

0
1091

Real Maestranza – 1ª de la Feria de Abril, Viernes 28 de Marzo de 2008

NOVILLOS: Se han lidiado novillos de la ganadería de El Serrano, de aceptable presentación, nobles aunque desiguales de comportamiento, flojos y descastados. El mejor, el quinto. El tercero fue devuelto por escasas fuerzas por un primer sobrero del mismo hierro, y el cuarto por uno de Macandro al partirse un pitón el titular tras rematar en un burladero.

NOVILLEROS:Antonio Nazaré, de rioja y oro, saludos y silencio.
Alfonso Oliva Soto, de caña y oro, silencio y ovación tras aviso.
Juan Luis Rodríguez, de blanco y plata, silencio y ovación.

CUADRILLAS: Se desmonteró tras parear al segundo novillo Javier Andana.

INCIDENCIAS: Casi tres cuartos.

La falta de casta y la enorme flojedad de los novillos de El Serrano condicionaron el primer festejo del ciclo continuado de Feria de Abril. Lo más destacado lo realizó Oliva Soto con el mejor utrero de la larga y aburrida tarde. El mal manejo de la espada le privó del seguro trofeo. Antonio Nazaré y el debutante Juan Luis Rodríguez se quedaron a medio camino y sólo fueron ovacionados.


D rechazo con empaque de Oliva Soto al
quinto novillo del Serrano
FOTO: Matito.

Manuel Viera.-

Hubo momentos en la faena al quinto -el único utrero de la descastada y floja novillada de El Serrano que realmente tuvo condiciones para el triunfo- de toreo impecable con la diestra. Los bien trazados derechazos de Oliva Soto, cargados de profundidad, al igual que los inmensos detalles de la trinchera y cambio de mano completaron un trasteo para degustar y paladear sin prisas.

Pareció lógico que Oliva Soto interesase a casi toda la plaza, que bostezaba hasta ese momento, y que haya dado lugar a las escasas dosis de emoción en los tendidos durante la larga y anodina tarde. Su peculiar forma de interpretar el toreo supuso una valerosa recreación de su propia personalidad, que, por cierto, no es baladí. Toreo a derecha de momentos bellos y emocionantes de muleta adelantada, de trazo muy lento, bien hilvanado y mejor rematado con notables pases de pecho. No pudo el sevillano de Camas completar faena con la zurda, sólo el esbozo de un natural fue la muestra de calidad con la mano izquierda cuando el noble novillo perdía la fuerza en su embestida. La media estocada seguida de descabello no bastó para atrapar la oreja que tenía conseguida. Una ovación premió las buenas y peculiares maneras del sevillano.

Gustó Oliva Soto en los lances de recibo al descastado segundo. Toreo a la verónica con enorme despaciosidad y demostrada


Antonio Nazaré bajando la mano al que abrió plaza
despues de ser volteado.
FOTO: Matito.

calidad. No ocurrió lo mismo con el de muleta, muy punteado por las complicadas embestidas del noble animal. Muy mal manejó la espada y fue silenciado.

Ni que decir tiene que este inicio del ciclo continuado de Feria de Abril estuvo condicionado por el desigual comportamiento de los novillos de El Serrano. Su escasa casta y demostrada flojedad no sólo desequilibró la tarde sino que alargó de forma considerable el metraje del festejo. El tercero fue devuelto por su manifiesta falta de fuerza, y el cuarto por partirse un cuerno tras rematar en uno de los burladeros.

No fue suficiente la calidad de las nobles embestidas del primero para que Antonio Nazaré transmitiera el sentimiento de sus serenas formas. La debilidad del utrero hizo que los lentos y ligados pases trazados con la diestra carecieran de emoción. Una lástima, porque Nazaré intentó bajar la mano, torear despacio, aguantar paradas que le provocaron el revolcón y el varetazo en el muslo. Tras la buena estocada fue ovacionado. Con el sobrero de la ganadería de Macandro lidiado en cuarto lugar, sin ninguna calidad en sus complicadas embestidas, no hubo forma de que le ligara dos pases seguidos. Enorme disposición en su quehacer, que devaluaría después por el mal manejo de la espada.

En principio habría que decir del debutante en esta plaza, Juan Luis Rodríguez, que supuso una sorpresa


Exquisito el toreo de capa de Juan Luis Rodriguez.
FOTO: Matito.

para el público el exquisito gusto en la interpretación del toreo de capa. El joven novillero de Albacete toreó a la verónica al primero de su lote con verdadero empaque, muy despacio, dando el pecho y demostrando talento. En su expresión, a un tiempo inocente y experta, parece que hay una sugerente pasi&oacut ;n por el arte de torear, y sus formas buscan incansablemente un toreo basado en el temple y la verdad.

Así lo demostró con el tercero, lidiado como sobrero, un novillo que pese a su sosería y escasa fuerza dejó atisbar las exquisitas formas del albaceteño. Tanto a derecha como a izquierda, Juan Luis Rodríguez quiso interpretar un toreo despacio, muy sentido y bien trazado. Y aunque así lo intentó no pudo más que dejar algunas muestras de sus buenas maneras. Mató mal. Necesitó cuatro pinchazos para que el novillo moribundo en la muleta se echara. Tras escuchar un aviso fue silenciado. Con el descastado y rajado sexto le echó de nuevo altas dosis de buen gusto, aunque a veces los pases resultaron algo despegados. Se rajó el utrero y todo quedó en una ovación de despedida.

NOTICIAS RELACIONADAS:

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

AL NATURAL

Me gustan estos maestrantes, me gustan…

Francisco Mateos.-

He de reconocerlo. Me gustan estos maestrantes. He sido reticente siempre a una Institución, noble y generosa casi siempre, o siempre, pero arcaica con los tiempos actuales en muchas ocasiones. Pero me gustan hasta que sean así; aunque cada vez menos. A la Maestranza de Caballería, como cualquier otra Institución, no la hace el nombre sino sus hombres. Y desde hace un par de décadas, los nombres que están al frente de la Real Corporación han sabido de dotarla de un aperturismo y hasta de una relativa 'modernidad' que pocos imaginábamos.

Cada vez se preocupan más por aspectos concretos de la plaza, sobre todo de dotarla de mayor confortabilidad, transitabilidad y aprovechamiento de sus espacios. Cada vez se integran más en actos taurinos y ya no es difícil ver a su teniente de hermano mayor o compañeros de Corporación en actos taurinos de diveras índole. Se integran en proyectos comunes de fomento y difusión de la Fiesta, y son accesibles al trato y transparentes con la prensa.

Me gusta incluso su atrevimiento con la línea 'modernista' y contemporánea de los carteles de las temporadas, a pesar de que discrepe abierta y profundamente en ocasiones. Me gusta que sean atrevidos para elegir un cartel horroroso, antitaurino y que nos duele ver a aficionados y taurinos. Y me gusta que sean atrevidos hasta para atreverse a no rectificar y mantener el dichoso cartelito de Barceló por todas las esquinas de Sevilla todo un año. Ese posicionamiento, abierto a las críticas, que las oyen con tanto respeto, las acogen, las reflexionan pero que, en cambio, no les hacen ceder, me merece muchísimo respeto porque significa que están convencidos de que el la elección de los carteles, con el paso del tiempo, será beneficioso y enriquecedor para la ciudad y los sevillanos, aunque estén en minoría sobre el acierto del cartel elegido en estos momentos. No hay nada que me merezca más respeto que el autoconvencimiento de una elección sobre un objetivo con casi todo y todos en contra.

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

Dejar respuesta

5 × tres =