Francisco Manuel Alonso, herido de gravedad

0
1224

Francisco Manuel Alonso, herido de gravedad 

Real Maestranza – 2ª Novillada de promoción, Jueves 12 de Julio de 2007

ERALES: Se han lidiado erales de la ganadería de Hermanos Tornay, de buen juego. El único complicado fue el sexto.

NOVELES:Paco Gallego, de berenjena y oro, saludos.
Martínez Enamorado, de azul y oro, saludos tras aviso.
Raúl Sáez, de catafalco y oro, vuelta.
Jonathan López, de celeste y oro, vuelta tras aviso.
Francisco Manuel Alonso, de nazareno y oro, corneado.
Ernesto Javier 'Calita', de rosa y oro, palmas.

INCIDENCIAS:
Un tercio de plaza. El sevillano Francisco Manuel Alonso fue operado en la enfermería de la plaza de una cornada en la nalga izquierda de dos trayectorias de 11 y 8 cm. Pronóstico grave.

El joven torero de La Algaba sufrió una doble cornada. Lo mejor del festejo nocturno estuvo protagonizado por el rondeño Jonathan López. También Raúl Sáez y El Calita desplegaron buenas cualidades. Noblotes erales de Hermanos Tornay.


Francisco Manuel Alonso dejó sus ilusiones
junto a su sangre el el albero maestrante.
FOTO: Matito.

Manuel Viera.-

Al fin y al cabo, lo visto en la noche de hoy no produjo la sorpresa agradable. Sin embargo, no es un hecho frecuente la grave cornada en estos que empiezan. Y esta sí que la hubo. Francisco Manuel Alonso, un joven aspirante de La Algaba resultaba alcanzado y corneado por el quinto eral de los Hermanos Tornay, un complicado animal al que Alonso quiso hacerle todo muy bien, torear con el engaño muy adelantado para llevar larga la embestida, pero sin que la piernas obedecieran a la mente y, claro, cuando esto sucede llega la cogida. El sevillano pasó a la enfermería para ser intervenido de una cornada en la nalga izquierda de dos trayectorias, una de doce centímetros hacia arriba, y otra de ocho centímetros que afecta al músculo glúteo.

Por lo demás, la noche en la Maestranza trascurrió con el interés que supone descubrir algo nuevo, aunque la apuesta por el debut en tan importante plaza se sigue sucediendo sin base que la sostenga. No sé que extraño deseo debe imperar en los que animan los sueños de estos chavales y lo hacen vestirse de luces sin una mínima preparación física,


Raúl Sáez, en su vuelta al ruedo.
FOTO: Matito.

técnica y de oficio para estar delante de un fuerte y a veces complicado animal, y en Sevilla. Es este el caso del bueno de Martínez Enamorado, el joven de Paterna del Campo al que le falta de todo menos ganas y afición. Martínez se 'enfadó' con el peor eral de la noche. Lo intentó, pero nada le salió. Cambios de manos inverosímiles, desplantes enrabietado y al final ni un pase y sí algún que otro revolcón. Una estocada con suerte y dos descabellos nos hizo respirar tranquilo.

Abrió noche Paco Gallego, un sevillano que demostró estar muy placeado y que anduvo entonado con un eral noble y manejable al que toreó muy despacio. Sus formas, aunque correctas y técnicas, no son demasiadas sorpresivas. Una estocada bastó para tumbar al novillo. Fue ovacionado.

Raúl Sáez anduvo bien con la capa para realizar después un toreo de formas muy clásicas. Impecablemente vestido y muy ceremonioso en su quehacer este alumno de escuela taurina de Murcia toreó templado al noble eral que hacía tercero. Algunos muletazos zurdos tuvieron buen trazo, y sobre todo gustaron los de pecho. Bajó el tono del trasteo con la diestra aunque algunos


Jonathan López, merecida vuelta al anillo.
FOTO:Matito.

detalles demostraron calidad en las formas del joven cartagenero. Mató bien y dio la vuelta al ruedo.

Sin duda, lo mejor de la noche lo hizo este rondeño, no de nombre Cayetano, sí Jonathan López. Tiene Jonathan en sus formas una leve tendencia al preciosismo, aunque nada superficial. Toreó con gusto con el capote y utilizó la muleta bajando la mano, llevándola muy despacio y rematando los pases con notables de pecho. Nos gustó el torero de Ronda por sus formas y detalles, por la ligazón, por hacer todo sin la más mínima banalidad. Eso sí, con el mejor eral de la noche. Una mala estocada fue la causa de no pasear el ruedo con las orejas del bravo animal en la mano.

Y cerró la noche el mexicano Ernesto Javier 'Calita'. Este alumno de la Escuela de Tauromaquia de Sevilla luce notables maneras en una tauromaquia muy auténtica. Demost ó ganas con un violento eral al que quiso torear con el engaño muy adelantado y bajo para así atemperar la complicada embestida. Fue faena de izquierda con notables naturales, aunque otros resultaron alcanzados y punteados. Con media estocada certificó su buen debut en la Maestranza.

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

Dejar respuesta

diecisiete − 5 =