Algunas fuentes señalan 10 años de gestión

Incertidumbre sobre el futuro de Pagés al frente de la Real Maestranza

0
812
Los propios maestrantes, como la foto de su palco, han terminado por abandonar la plaza. (FOTO: Javier Martínez)
Los propios maestrantes, como la foto de su palco, han terminado por abandonar la plaza. (FOTO: Javier Martínez)

La salida de Eduardo Canorea de la gestión directa de la Maestranza siembra más dudas e incertidumbre sobre la continuidad de Pagés. Se da por hecho que se viven los últimos años de la empresa al frente de la plaza. Los maestrantes siguen sin informar sobre el tiempo que resta, mientras algunos empresarios comienzan a pensar proyectos novedosos para optar por Sevilla. 

Francisco Mateos.-

     La salida del empresario Eduardo Canorea de la gestión directa de la plaza de la Maestranza, señalando como gestor en solitario a su cuñado Ramón Valencia, abre aún más las dudas sobre la continuidad de la empresa Pagés. Lo que parece claro y todo el mundo ya tiene asumido es que estamos asistiendo a la fase final de la permanencia de esta empresa en la Maestranza. Todos dan por hecho que el cambio al frente de la plaza es simplemente cuestión de tiempo. Sin embargo, ese paso del tiempo sin cambios está provocando el hundimiento de Sevilla y su afición, algo que costará volver a levantar.

     La incertidumbre impera en este proceso. Eduado Canorea sólo ha dicho que sale de la escena directa de la gestión, pero no ha descartado que a la sombra, con participación empresarial en la empresa, siga ligado a la Maestranza. La permanencia por tanto de Págés y de Ramón Valencia, con la salida sólo de Canorea, no es un cambio como tal, y algunas de las figuras ausentes este año y el anterior ya han aventurado que nada va a cambiar y el conflicto sigue vigente. Es lógico, ya que en las negociaciones y por tanto en las decisiones adoptadas, estaban tanto Canorea como Valencia.

     Por otra parte, la Real Maestranza de Caballería sigue alimentando esta incertidumbre y sensación de provisionalidad de la empresa con su silencio y falta de información. Todas las fuentes admiten el deterioro de salud de Eduardo Canorea, pero también que desde la Maestranza no han gustado sus continuadas salidas de formas que han acabado en el actual conflicto con las figuras, con graves perjuicios económicos para la real institución por el derrumbre del número de abonados. La prensa es unánime en la opinión que desde la Real Maestranza se habría sugerido a la empresa que Eduardo Canorea se apartase de la escena directa. Algunas fuentes apuntan que a la empresa Pagés podría aún restarles nueve o diez años de gestión para finalizar el contrato. Los maestrantes siguen con su insólita posición de falta de información.

     Otras fuentes estiman que los maestrantes también habrían podido valorar una rescisión adelantada del contrato con la empresa Pagés, bien pactada o bien a través del Juzgado por incumplimiento. La Real Maestranza, en ese empecinamiento de falta de información, no ha aclarado nada al respecto. Mientras, algunos empresarios ya comienzan a perfilar sus trabajos y proyectos para proponer un cambio en la Maestranza y optar a ser el empresario tras la larga era Pagés, muy polemizada y conflictiva en la última deécada.


NOTICIAS RELACIONADAS

LAS OPINIONES DE LOS CINCO TOREROS

ENCUESTAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

tres × tres =