Ramón Valencia gestionará en solitario

Canorea no aclara si seguirá vinculado a la empresa Pagés

0
1070
Eduardo Canorea se había convertido en un lastre para la Maestranza por los continuos conflictos generados en los últimos años. (FOTOS: Javier Martínez)
Eduardo Canorea se había convertido en un lastre para la Maestranza por los continuos conflictos generados en los últimos años. (FOTOS: Javier Martínez)

Eduardo Canorea ha confirmado en una carta que va a dejar la gestión directa de la plaza de Sevilla, que pasará a ser gestinada en solitario por su cuñado Ramón Valencia. No aclara Canorea si seguirá a la sombra vinculado con participación empresarial. La continuidad de Pagés significa la continuidad del conflicto con las figuras.

Francisco Mateos.-

     El empresario Eduardo Canorea, en una carta remitida a SEVILLA TAURINA, ha confirmado «su retiurada de la profesión». Es lo único que aclara el empresario, pero no depeja si esta retirada será total (sin participación empresarial en Pagés) o si seguirá vunculado como miembro de la empresa Pagés, de la que tiene una tercera parte junto a sus dos hermanas, por herencia de sus padres Diodoro Canorea y Carmen Pagés. Por tanto, puede que se trate sólo de una retirada de la gestión directa, pero que a nivel empresarial siga viunculado y con propiedad de la empresa Pagés. No es un dato banal, sino importante, porque de seguir vinculado a la empresa de la Maestranza ‘a la sombra’ no arrojaría demasiada luz sobre el necesario relevo total que precisa la plaza de Sevilla; más aún con el gravísimo conflicto actual con las figuras.

     Eduardo Canorea en su carta, incide que su retirada es por motivos de salud, y nunca habla de jubilación. Es cierto esos tropiezos de salud y que los conflictos que han surgido en las dos últimas temporadas y que le tienen a él como epicentro de los mismos no son nada aconsejables para esa necesaria y obligada mejora de su salud. Sin embargo, es de general conocimiento que esos problemas de salud -algunos de gravedad- ya aparecieron hace varias temporadas, con anterioridad al estallido del grave conflicto con las figuras.

     Por tanto, y aunque quiera presentar los problemas de salud como el motivo único de su retirada de la gestión directa (no indica que se retire totalmente), no cabe duda que el grave conflicto actual con las figuras y la necesidad para la plaza, la afición y hasta para los maestrantes de una cierto lavado de imagen, ha debido pesar bastante para esta retirada. Si fuera así, el empresario se va sin hacer algo que tenía a la mano: decir abiertamente que -admitiendo o no su resonsabilidad o culpabilidad-, decide retirarse y dar pasos atrás en aras de una normalización de la situación actual por el bien de la Fiesta de los toros y la afición de Sevilla.

     Muchas cuestiones quedan abiertas, sobre todo al presentar a su cuñado Ramón Valencia como «el nuevo timón de la empresa», lo que supone un ‘más de lo mismo’. Los toreros, en su comunicado, siempre se han referido a «la continuidad de la empresa Pagés» al decidir no torear más en la Maestranza, que continuaría gestionando la plaza, con lo que el conflicto seguiría del mismo modo vigente pese a la aparente retirada de Eduardo Canorea. Por otra parte, los maestrantes siguen con su habitual pasividad e intrigante silencio sobre el conflicto, y sin explicar qué situación contractual es la vigente y hasta cuándo se prolongará esta nuevo escenario empresarial, ahora más debilitado tras la marcha de Eduardo Canorea.


NOTICIAS RELACIONADAS

LAS OPINIONES DE LOS CINCO TOREROS

ENCUESTAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

10 − cuatro =