BALANCE de la jornada

Quite antológico de Morante en El Puerto

0
917

El sevillano Morante de la Puebla ha cortado una oreja y ha protagonizado un sensacional quite por verónicas esta tarde en la plaza de toros de El Puerto. Puerto corta tres orejas y Nazaré una en La Roda. Diego Ventura, a hombros en el cierre de Huelva. El novillero Javier Jiménez, oreja a ley en Madrid.

Redacción.-

     El balance de los toreros sevillanos que han hecho el paseíllo hoy, domingo 4 de agosto, ha sido el siguiente:

CORRIDAS DE TOROS

  • El Puerto de Santa María: Se han lidiado toros de Juan Pedro Domecq, el tercero lidiado como sobrero con el hierro de Parladé, desiguales de presencia, nobles y flojos. Los mejores segundo y cuarto. Morante de la Puebla, silencio, silencio y ovación tras aviso. José María Manzanares, oreja, oreja y ovación. Saludaron en banderillas Curro Javier y Raúl y Luis Blázquez. Casi lleno.

     Según crónica de nuestro compañero Manuel Viera sobre la actuación de Morante de la Puebla esta tarde en El Puerto, en el mano a mano con Manzanares, «ni siquiera el hecho de que las embestidas tengan unos límites tan marcados fue un problema para quien rivaliza consigo mismo constantemente. Porque Morante quiso y pudo con un toro parado, tardo en sus embestidas y de nobleza cansina. No se registró con el quinto de Juan Pedro Domecq la explosión en una faena sobada, interesante y despojada de banalidades, pero sí consiguió torear sin prisas concediendo el espacio que le reclamaba el toro para así mantener la vitalidad sosegada de dos muletazos diestros y unos cuantos soberbios naturales. Un toreo dirigido directamente a lo sensible, o quizá, a lo conmovedor. Tal vez no tuvo lo hecho la profundidad y el misterioso encanto que desprenden sus formas, pero sí encaró de manera admirable el refinamiento, la elegancia, la nitidez y la sensibilidad propia de su concepto.

     Todo pareció cumplir los requisitos que el toreo reclama. Fue la suya una interesante faena, quizá, sólo para unos pocos, porque muchos no la entendieron. Fue lo mejor de una muleta con valiosa aportación al toreo. Sin embargo, su capote abrió las puertas a la recreación en la que la verónica realzó el carácter sublime de un quite antológico. En efecto, Manzanares invitó a Morante tras el simulacro de picar al cuarto, y fue entonces cuando el toreo de capa de ambos se combinó para alcanzar la máxima elegancia y los momentos de más emoción de la tarde. Tres soberbios lances con la firma de la media verónica sedujeron e hicieron disfrutar a toda una plaza de su belleza. Todo un lujo.

     Y poco más. El primero se paró y dijo no embestir nada más salir debajo del peto del caballo. Ni un pase. Y al sobrero de Parladé, que salió tras devolverse al lesionado tercero y acabó parado, sólo pudo mostrar la naturalidad del muletazo en un intento a derecha e izquierda en el que el detalle de su toreo apareció en contadas ocasiones. A sus tres toros los mató con brevedad».

  • La Roda (Albacete): Se han lidiado toros de Manuel Ángel Millares. Víctor Puerto, oreja y dos orejas. Rubén Pinar, oreja y dos orejas. Antonio Nazaré, ovación y oreja.

REJONES

  • Huelva: Se han lidiado toros de Luis Terrón, de juego desigual. Hermoso de Mendoza, dos orejas y ovación. Diego Ventura, oreja con petición de la segunda y oreja con dos vueltas al ruedo y gran bronca al presidente. Andrés Romero, vuelta al ruedo y dos orejas. Más de tres cuartos de plaza.

NOVILLADAS

  • Madrid: Se han lidiado novillos de Hermanos Sánchez Herrero y uno de Javier Molina -el quinto-, deslucidos excepto el sexto. Miguel Maestro, palmas y silencio. Daniel Martín, ovación y silencio tras aviso. Javier Jiménez, silencio y oreja tras aviso. Un cuarto de plaza.

Dejar respuesta

7 − seis =