DECLARACIONES.- Pepín Liria: «Me ha merecido la pena casi morir en Sevilla»

0
834

El diestro murciano, tras despedirse de la aficion sevillana en una nueva épica actuación, repetía una y otra vez «gracias Sevilla». El ganadero Victorino Martín señalaba tres toros buenos: tercero, cuarto y quinto, aunque reconocía que la vuelta al ruedo al quinto concedido por la presidenta Ana Isabel Moreno «ha sido un premio excesivo».


Pepín Liria, saludando a la ovación de Sevilla.
FOTO: Guillermo Lorente

Redacción.-

     El matador de toros Pepín Liria sólo sabía decir una frase al terminar la corrida: "Gracias Sevilla". La forma de jugarse la vida, de darlo todo, de ser fiel a su mismo concepto del toreo con el que toda una década atrás conquistó a esta afición, volvió a impactar a los sevillanos. "Me ha merecido la pena todo lo que he hecho y lo que he vivido hasta el último día aquí. El toreo tiene un premio y siempre piensas que va a llegar; a mí, ese premio me ha llegado hoy aquí, en Sevilla. Esta es la recompensa más grande que me puedo llevar, el del respeto de mis compañeros, el de la afición de la Real Maestranza. Ha sido, sin duda, lo más grande que me ha pasado en todos estos años. Pienso que era lo que me faltaba para creerme que es verdad, que la decisión que he tomado es la más acertada del mundo y que le tengo que estar agradecido eternamente al toreo y sobre todo a Sevilla", comentaba con total sinceridad el propio diestro murciano.

    Sobre el momento de la portagyola y la tremenda cogida sufrida en ese instante, Pepín Liria decía que "yo no sé de dónde he sacado las fuerzas para lo de hoy. Cuando me he levantado en la puerta de chiqueros no sabía lo que tenía; estaba reventado. La gente me empujaba, la música sonando… Sevilla es única. Me ha merecido la pena casi morir en Sevilla esta tarde. He visto cómo la gente lloraba de emoción y la oreja es lo de menos; lo importante es cómo me he despedido de la Maestranza".

     El ganadero Victorino Martín también atendía a sevillataurina.es al finalizar la lidia de sus toros. El popular ganadero valoraba la corrida como "un auténtico espectáculo. La gente está saliendo loca, llena de sensaciones y emociones, y eso es muy importante. De so se trata, de levantar pasiones y sensaciones". El ganadero coincidía en señalar tres buenos toros. "Sin duda son esos tres, el tercero, cuarto y quinto. Tres toros de esa calidad e importancia en una misma corrida es un éxito, creo".

     Sobre la polémica vuelta al ruedo concedida al quinto toro, de Antonio Ferrera, una decisión de la presidenta Ana Isabel Moreno que fue duramente contestada con silbidos por la mayoría de la plaza, Victorino reconocía que "el toro ha sido bueno, pero no para la vuelta al ruedo. El anterior, por ejemplo, hizo más méritos". 

Dejar respuesta

19 − doce =