ENTREVISTA a la Maestranza (I):

0
791

SEVILLA TAURINA entrega hoy la primera parte de una extensa entrevista concedida por el teniente de hermano mayor de la Real Maestranza, Alfonso Guajardo-Fajardo, máximo representante de la institución sevillana. En este primer bloque aborda y analiza algunos aspectos de la situación actual del toreo en Sevilla.


El teniente hermano mayor de la Maestranza, durante
la entrevista concedida a Francisco Mateos.
r FOTO: Matito.

Francisco Mateos.-

     ¿Es usted aficionado a los toros?

     Pues esto de ir todos los días a los toros te hace serlo forzosamente. En mi caso lo soy desde pequeño, por tradición familiar.

     ¿Tiene preferencias por algún torero?

     Siempre hay preferencias, claro.

     ¿Preferencias, por ejemplo, por el toreo sevillano?

     Pues… el pellizco en el toreo es algo que nos gusta a los de esta tierra…

     Parece que está complicado pero ¿le hubiera gustado ver a José Tomás torear esta temporada en la Maestranza?

     ¿Por qué no? En un ciclo tan amplio deben tener cabida todos los toreros. Ahora bien, me apunto a una Feria de Abril como la del año pasado. Estamos en un momento de la Fiesta en el que creo que pocas veces han existido tantas figuras interesantes. En la década de los ochenta, si no venía una figura, la Feria quedaba devaluada, porque había pocas figuras. Hoy día no viene una figura y yo creo que no se nota. Es más, creo que pierde más la figura que no viene a Sevilla que el público quedándose sin ver a esa figura. Si un torero es una figura tiene que estar en Sevilla, porque siempre se puede hacer una doble lectura del motivo de la ausencia de una figura. En las plazas importantes una figura no puede faltar.

     Por lo que está comentando, ¿le 'duele' a la Real Maestranza que una figura del toreo se quede un año sin venir a la plaza de Sevilla?

     Imagino que no vendrán por los motivos que ellos consideren oportunos. La empresa monta la Feria como negocio: contra el arte de pedir está el de no dar.

     Hay unas fechas a lo largo del calendario taurino en Sevilla que, aunque en otras épocas pasadas tuvieron un brillo especial y se ofrecieron carteles históricos, con la evolución de la propia sociedad han


Alfonso Guajardo, posando junto a la maqueta de la escultura que
se levantará en recuerdo y homenaje a la madre del Rey.
FOTO: Matito.

ido perdiendo fuerza e identidad. Le hablo del Corpus, del 15 de agosto y el 12 de octubre. A la empresa le cuesta mucho trabajo anunciar un cartel importante esas fechas por las modernas 'estrategias' de los toreros. ¿No hay más solución que darlos? ¿No se podrían modificar esas fechas?

     No, en absoluto. Mientras yo sea teniente de hermano mayor de la Real Maestranza el 15 de agosto, festividad de la Virgen de los Reyes, patrona de Sevilla, habrá toros en esta plaza. Es una de las festividades importantes de la ciudad, y por tanto tiene que haber toros. Hoy es una realidad que a todos nos gusta la playa, y el 15 de agosto es una fecha complicada para atraer a los aficionados. Si los propios periodistas no vienen ese día…

     Perdone que le interrumpa: los maestrantes tampoco vienen…

     ¡Yo predico con el ejemplo! A mí no me podrán decir que dejo de asistir ni a una novillada de promoción. Yo vengo a todos los festejos.

     Sí, sí, estoy de acuerdo… usted y José Luis de Samaniego, marqués de Albaserrada; pero el resto del palco maestrante también está completamente vacío el 15 de agosto… igual índice de absentismo que los periodistas, o que los aficionados en general…

     Estoy de acuerdo. Si todos predicásemos con el ejemplo habría por tanto un lleno en la plaza. Es una realidad que los tiempos ahora son distintos y es difícil atraer al sevillano que un 15 de agosto está de vacaciones en la playa. De todos modos sí le digo, y también se lo digo a la empresa, que la temporada es un conjunto de festejos: hay días que ganarán mucho, días que ganarán menos, y días que le perderán. Lo que hay que hacer es la media del año. Creo que le haríamos un flaco favor a la ciudad y a la Fiesta si el 15 de agosto dejáramos sin toros a Sevilla.

     Por cierto, una vez asentado ya el cambio, siete años después del recordado Diodoro, ¿cómo son las relaciones con la empresa?

     Las relaciones son muy cordiales porque creo que las cosas las hacen bien; en eso estaremos todos de acuerdo. Los carteles que hace la empresa Pagés para Sevilla son los mejores que se pueden hacer. Diferente es que haya un aficionado que quiera a un torero específico, pero esas cosas siempre han existido. Supongo que ellos -por la empresa- querrían hacer los mejores carteles y lo más económico también, como es lógico, porque es su negocio. Tenemos un contrato que especifica las cosas que hay que hacer, y si ellos lo cumplen y nosotros no pedimos nada extraordinario, pues las relaciones son estupendas.

     Muchos aún no saben qué tipo de contrato es ese al que se refiere…

     Es un contrato de arrendamiento urbano antiguo y estamos en la tercera subrogación.

     ¿Tercera y última?

     La Ley lo establece así. Tercera y última.

(Mañana jueves 24 se publicará la segunda parte de esta entrevista).

 

OTRAS ENTREVISTAS:

Dejar respuesta

5 × cinco =