OBSERVATORIO TAURINO

Oyendo llover

0
707
Uno de los toros lidiado durante el pasado ciclo de San Miguel. (FOTO: Javier Martínez)
Uno de los toros lidiado durante el pasado ciclo de San Miguel. (FOTO: Javier Martínez)

«… El lamentable fiasco del pasado domingo recordó otro cierre calamitoso del abono sevillano, hace sólo tres años y con protagonistas muy parecidos. En 2010 fue un remendadísimo encierro de Zalduendo -sólo se acabó lidiando un ejemplar- el que propició la catástrofe y abrió la puerta de un escándalo que aún resuena…»

Álvaro Rodríguez del Moral.-

     San Miguel despide el abono.- El lamentable fiasco del pasado domingo recordó otro cierre calamitoso del abono sevillano, hace sólo tres años y con protagonistas muy parecidos. En 2010 fue un remendadísimo encierro de Zalduendo -sólo se acabó lidiando un ejemplar- el que propició la catástrofe y abrió la puerta de un escándalo que aún resuena. Morante y El Juli eran entonces, al igual que este año, las estrellas indiscutibles de un cartel que se había ido revalorizando a la vez que se desarrollaba aquella campaña. Si ese año completaba la terna el joven Oliva Soto -en sustitución de un lesionado Manzanares- esta vez lo cerraba el perezoso Talavante. Lo de 2010 fue un ejemplo lo que sí podía haber sido evitado; pero lo de 2013, lamentablemente, fue una malísima y bien presentada corrida que marcó el lunar de la aceptable camada que ha lidiado este año Juan Pedro Domecq Morenés. No hay que darle más vueltas. El toreo es así aunque no quita -ya lo hemos dicho muchísimas veces- para que los toreros asuman de vez en vez otros riesgos que podrían resultarle rentables. Se acaba el abono de la crisis. Pronto le daremos un buen repaso.

     Esto se está poniendo muy feo.- El salvaje ataque a una mujer y sus hijas en el metro de Madrid después de un intolerable proceso de amenazas podría estar marcando las nuevas estrategias de los activistas antitaurinos más descontrolados. Sólo hay que leer los mensajes que dejan en los comentarios de las noticias taurinas de las webs de los periódicos para comprobar la violencia que se esconde detrás de muchas de las siglas que alientan este tipo de movimiento. Pero la legitimidad se pierde cuando se atenta contra el honor y la integridad de las personas. Tenemos más noticias recientes: en Algemesí la emprendieron a golpes con los aficionados después de insultarlos gravemente y llegaron a lesionar al mismísimo alcalde. Pero no hay que irse tan lejos para escuchar esos insultos. ¿Hasta cuándo tenemos que tolerar a esa media docena de antitaurinos vociferantes -y debidamente autorizados por la autoridad competente- en la Puerta del Príncipe? Después de conocer el gaseo de esa trabajadora madrileña y sus hijas -una de ellas sufre de asma- los ánimos estaban más que calentitos. El día que pase algo sabrán darle la vuelta. Ya saben quién serán los malos de la película.


*Álvaro Rodríguez del Moral es periodista sevillano. / Publicado en El Correo de Andalucía.

Dejar respuesta

1 × 3 =