Exposición en Sevilla sobre los dos toreros

La historia de la pistola de Belmonte y del chaleco de Joselito en Talavera

0
969
Chaleco que vestía Joselito el día de su cornada mortal.
Chaleco que vestía Joselito el día de su cornada mortal.

Una exposición homenajeará a las dos figuras del toreo sevillanas a partir del 16 de octubre en el Convento de Santa Clara y el Castillo de San Jorge de Sevilla. Entre los objetos a exponer, el chaleco de torear que vestía Joselito en la cornada mortal de Talavera y la pistola con la que se suicidó Juan Bemonte.

Redacción.-

     Los diestros sevillanos Joselito ‘El Gallo’ y Juan Belmonte volverán a estar juntos. El Ayuntamiento de Sevilla inaugurará el próximo 16 de octubre una exposición sobre estas dos grandes figuras de la hitoria del toreo en el Convento de Santa Clara y en el Castillo de San Jorge, según informa ABC-Sevilla. La muestra exhibirá obras de Zuloaga, Vázquez Díaz o Benlliure, además de fotografías de ambos maestros que posee el archivo municipal, trajes originales…

     Pero si alguna relación íntima tiene Tauromaquia, ésa es con la muerte. Morir en el ruedo se considera casi una gesta heroica. Y en el pique artístico que mantuvieron Joselito y Belmonte, esa batalla la ganó el primero. El genio de los Ortega fue corneado por ‘Bailaor’ en Talavera de la Reina el 16 de mayo de 1920. Era el quinto de la tarde de aquella corrida de la Viuda de Ortega que el sevillano estaba lidiando con su cuñado Ignacio Sánchez Mejías. Aquel toro de nombre flamenco le atacó en una tanda de muleta y ahí alcanzó su cima la leyenda de José Gómez Ortega ‘Gallito’. Su gran oponente en los carteles, Juan Belmonte, no consiguió nunca esa hazaña. Así que buscó su propia muerte lejos de la plaza, en su finca utrerana de Gómez Cardeña, el 8 de abril de 1962. Con una pequeña pistola Luger del calibre 6,35 se atravesó la sien y alimentó su mito. Dos formas trágicas de morir. Contra el toro el primero. Contra sí mismo el segundo.

     La exposición que organiza el Ayuntamiento en torno a estas dos grandes figuras del toreo tiene su clímax en esta circunstancia. Porque el coordinador, José Luchas Chaves, pretende mostrar con suma delicadeza, pero sin eufemismos, la relación de ambos monstruos con la muerte. Por un lado, se exhibirá el chaleco de Joselito que corneó ‘Bailaor’ en la fatídica tarde de Talavera. La prenda, que se ha conservado con todos los desperfectos que sufrió en la corrida, pretende hacer un homenaje a la leyenda de Joselito. Y junto a ella, los responsables municipales quienen mostrar la pistola con la que se suicidó el Pasmo de Triana. Actualmente se está en negociaciones con la familia de Belmonte porque el Ayuntamiento no quiere herir sensibilidades en un asunto tan agudo. Pero el Ministerio de Defensa, propietario del arma, ya ha dado el permiso para cederla.

     Lo curioso ha sido dar con el propietario actual, para lo que los responsables municipales han tenido que hacer un rastreo meticuloso. Hasta hace apenas unos años, la pistola estaba guardada en el Juzgado número 1 de Utrera, que fue el que instruyó la causa del suicidio. Curiosamente, ese juzgado estuvo dirigido por el actual alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, durante su destino como juez en el municipio sevillano, aunque cuando él llegó allí el caso ya no era más que una vieja batallita que sólo recordaban los funcionarios más veteranos. Siguiendo el hilo, Lucas Chaves averiguó que tras el archivo, la pequeña Luger estaba custodiada, como objeto de culto taurino, en la Capitanía General de Sevilla.

     El chaleco con el que toreó Joselito el día de su muerte y la pistola con la que se mató Juan Belmonte estarán, por tanto, en la misma vitrina del convento de Santa Clara, simbolizando los dos caminos que tomó la Tauromaquia para poner fin a su Edad de Oro.

Dejar respuesta

10 − siete =