Nació hace un año en Palencia

El primer toro bravo clonado se criará en la finca utrerana de ‘El Toruño’

0
781
'Got', el primer toro bravo clonado, al poco de nacer.
'Got', el primer toro bravo clonado, al poco de nacer.

El ganadero sevillano Alfonso Guardiola se encargará del crecimiento de ‘Got’, el primer toro bravo clonado, nacido hace casi un año en Palencia. El astado es hijo de un toro bravo de Guardiola y una vaca lechera. Su función no será la lidia en una plaza, sino convertirse en semental para conservar y transmitir los genes de su rama. 

Redacción.-

     ‘Got’, el primer toro bravo clonado en España, ha pasado sus primeros meses de vida en la explotación ganadera de Palencia donde nació, pero en breve será trasladado a la finca del ganadero sevillano Alfonso Guardiola, la emblemática ‘El Toruño’, en Utrera (Sevilla), para cumplir su destino como semental. El primer toro bravo clonado nació el pasado 18 de mayo en una explotación ganadera de Melgar de Yuso, en la provincia de Palencia, en un proyecto encabezado por el director de la Fundación Valenciana de Investigación Veterinaria, Vicente Torrent; la investigadora del Centro Príncipe Felipe de Valencia, Rita Cervera; y Javier Azpeleta, dueño de la explotación ganadera en la que ‘Got’ vio la luz.

     «Está sano y en forma y aguanta todo lo que le echen», ha bromeado Vicente Torrent al comprobar el estado del primer toro bravo clonado, hijo de ‘Vasito’, un toro de lidia de la ganadería de Alfonso Guardiola, y de ‘Leonis’, una vaca lechera. El toro clonado ya pesa 140 kilos, aunque sus cuernos no miden más de 10 centímetros, y será trasladarlo en marzo a la que será su casa definitiva, la finca ‘El Toruño’, en Sevilla, propiedad del ganadero Alfonso Guardiola. «Su desarrollo ha sido absolutamente normal», ha asegurado Torrent.

     Además, ‘Got’ «es el toro mejor cuidado del mundo» según el presidente de la Fundación, ya que un equipo veterinario le hace un seguimiento diario. Desde mayo, ‘Got’ se ha criado entre vacas frisonas y su vida se ha desarrollado tranquila en el corral que Javier Azpeleta le preparó para lo que iba a ser una estancia ‘provisional’, que a su juicio «se está alargando más de la cuenta». Según el ganadero que se encarga de su cuidado, ‘Got’ «es uno más» pero no tiene sentido, dice, mantenerlo más tiempo entre novillas y vacas.

«Come, coge peso y embiste», afirma Azpeleta, pero ‘Got’ en ningún caso va a ser lidiado, advierte Vicente Torrent. «Lo que nos interesa es que trasmita la bravura de un toro de lidia a sus herederos, porque ‘Got’ es un reproductor», ha asegurado. El experimento, que abre la puerta de otras investigaciones, ha sido «un éxito total», afirma Torrent, por lo que cuando ‘Got’ llegue a la edad adulta será usado como semental.

Dejar respuesta

once − 10 =