BALANCE de la jornada

Ventura pincha una buena labor en Saltillo (México)

0
539
Diego Ventura, saludando en la plaza de Saltillo (México).
Diego Ventura, saludando en la plaza de Saltillo (México).

El rejoneador sevillano Diego Ventura ha malogrado con los rejones de muerte una seria y maciza labor en la plaza de toros mexicana de Saltillo. Los toros de la ganadería de Guadiana no ofrecieron colaboración y resultaron complicados y terminaron parándose.

Redacción.-

     El balance de las actuaciones de toreros sevillanos que han realizado el paseíllo en la madrugada del sábado 22 al domingo 23 ha sido el siguiente:

CORRIDA MIXTA

  • Saltillo (México): Se han lidiado siete toros de Guadiana, bien presentados pero que resultaron complicados y terminaron por pararse. El rejoneador Diego Ventura, ovación tras petición de oreja y ovación. José Luis Angelino, palmas y vuelta al ruedo. El Chuhuahua, palmas, palmas y dos orejas en el de regalo. Plaza llena.

     La plaza de toros Fermín Espinosa ‘Armillita’ de Saltillo, Coahuila, ha resultado una aduana dura de pasar, a consecuencia de lo complicado que resultó el encierro de Guadiana que se lidió. No obstante, el rejoneador Diego Ventura y su cuadra, han salido ilesos y victoriosos, aunque sin orejas en su haber debido a lo pinchazos que precedieron la muerte de los dos bureles en lidia. Dichos toros salieron poniéndose por delante y tirando cornadas en cada embestida. Por ello, la actuación de este día estuvo marcada por la valentía de caballos y caballero.

     Con el primero de la tarde, Diego Ventura empleó a ‘Chocolate’, ese valentísimo corcel con el que recibió a portagayola en Madrid, en una imagen que desde entonces ha dado la vuelta al mundo, con el que colocó dos rejones de castigo. Toreó de costado, al estribo, sobre los lomos de ‘Revuelo’. Más adelante apretó la labor con ‘Maletilla’ y ‘Don Ramón’. Ante un público entregado, sacó a ‘Califa’, que ha tenido una actuación soberbia, toda vez que el toro ya estaba prácticamente clavado en la arena. Ventura y ‘Califa’ pisaron terrenos muy comprometidos. A pesar de la petición del público para que tras la muerte del astado se le concediera la oreja a este caballista, el juez de plaza la negó entre la inminente desaprobación popular.

     El cuarto toro se aplomó aun más rápido, por lo que se vivieron momentos muy comprometidos, a pesar de lo cual, ‘Disparate’, ‘Oro’ y ‘Morante’, fueron conducidos con seguridad por un jinete, dispuesto a exponerlo todo. Una vez más salió ‘Califa’, para permitir la colocación de tres banderillas cortas. Desafortunadamente, Diego pinchó en tres ocasiones antes de poner punto final a la vida de este toro.

Dejar respuesta

diecisiete + 12 =