Carmen Tovar nos deja (al fin) sin garbanzos

0
869
Los últimos cuatro delegados: José Antonio Viera, pepe del Valle, Demetrio Pérez y la actual Carmen Tovar.
Los últimos cuatro delegados: José Antonio Viera, pepe del Valle, Demetrio Pérez y la actual Carmen Tovar.

 

«…hoy quiero devolverle a la delegada un grado mínimo de confianza: en la muy retrasada convocatoria de análisis de la pasada temporada ha desterrado los garbanzos. Por fin no habrá festín gastronómico y cita a los medios en la Delegación para una rueda de prensa ‘formal’, de preguntas y análisis sobre el tema, sin cervezas y sin chorizos. Lo pasado, pasado está…»

Francisco Mateos.-

Hace ya bastantes años (casi una decena quizás), escribí un artículo publicado en un diario andaluz titulado ‘Los garbanzos de Viera. Aquel artículo caló. Me comentan que dio vueltas, idas y venidas, y que por las delegaciones de la Junta se pasaban -con socarrona guasa- fotocopias y fax… El aludido ‘Viera’ era (es) José Antonio Viera, actualmente secretario general del PSOE sevillano y en aquel momento recién llegado a la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, y por tanto máximo responsable de la Junta en materia taurina en la provincia sevillana. Instauró una especie de encuentro final de temporada con los medios de comunicación taurinos sevillanos en un mesón típico andaluz. Al festín gastronómico invitaba también el amigo Viera a los veterinarios y presidentes de la temporada. En el transcurso del mismo ofrecía un documento de análisis estadístico de la temporada.

Recuerdo -hablo de memoria- que escribía en dicho artículo algo así como «le ha salido al señor Viera su vena más folclórica, el de la España profunda de faralaes y pandereta, y para analizar toda una temporada en Sevilla, ya que somos taurinos, habrá pensado que lo mejor sería hacerlo entre papeles de estraza grasientos de salchichones y chorizos, con un buen plato de garbanzos; no sé si habrá cuadro flamenco»… Escribía esto un par de días antes del encuentro, cuando presagiaba lo que podría ser a tenor del lugar y hora de la convocatoria… Y no fallé: en el encuentro había generosas viandas compuestas de chacinas y quesos,…. y garbanzos… De esta forma venía a reflejar mi malestar por ‘despachar’ una rueda de prensa que debía ser la más importante de la temporada (el balance de todo un año) con una fiesta gastronómica típicamente andaluza. Se confundía lo informativo con lo lúdico, y en semejante entorno, esto último quedaba apartado, más allá de unas palabras del entonces delegado de agradecimiento y bonitas palabras de visión global de la temporada, sin pregntas ni análisis.

Se vé que el señor Viera -hoy el ‘hombre fuerte’ en el PSOE sevillano- leyó (o le leyeron) el artículo y en el final de su alocución acabó con un «y ahora vamos a celebrar la temporada con un buen plato de garbanzos; porque tenemos grabanzos…». La frase tuvo gracia y su puntito. Mi relación con José Antonio Viera fue siempre cordial y él conmigo fue atento y dialogante, talante que marcaba su personalidad, a pesar de que el artículo no le hizo mucha gracia, pero supo encajarlo de forma diplomática y como ‘gaje’ del oficio. No entendía de toros, pero el hombre se esforzó por hacer las cosas bien y su política taurina fue de respeto, diálogo y mucho consenso, cercano y abierto al tema taurino y sus profesionales, incluyendo la prensa. Al año siguiente, otra vez el dichoso festín gastronómico y no había posibilidad de analizar la temporada con preguntas de la prensa. Y otra vez en sus palabras al final el «y ahora vamos a comer, que este año también seguimos teniendo garbanzos…». Aquello se quedó ya como parte fija en sus palabras de cada final de temporada.

Lo curioso es que tras su salida de la Delegación, su sucesor, Pepe del Valle, hombre afable y muy llano, sin ‘papa’ de toros pero muy cercano y sensible con este mundo, siguió con la tradición del festín gastronómico de final de temporada y seguíamos sin una rueda de prensa ‘formal’ y otra vez más garbanzos… Aunque esta vez comenzó a ‘refinar’ el encuentro y lo celebró en un restaurante más elitista, como es el restaurante La Raza. Pero siguió con la tradición y agregó al final de sus palabras «espero que todos disfrutemos de los habituales garbanzos» (que los hubo).

Tras Pepe del Valle llega a la Delegación Demetrio Pérez. Demetrio, aunque quizás seducido por un afán de ‘salir en cuantas más fotos mejor’ pero con buena intención en el fondo, hizo cosas buenas por los toros en Sevilla. Estuvo muy cercano siempre con los medios y se preocupó por conocer e intercambiar opiniones e ideas con los periodistas. Me consta que puso firme cuando tuvo que hacerlo a la empresa Pagés (le obligó a dejar de vender como entradas los pasillos de las gradas mediante las mal llamadas ‘Fila 1’) e incluso hasta la propia Maestranza (las obras de las gradas que se culminan este año, entre otros motivos intrínsecos de la Corporación, se acometen porque Demetrio les da mucho ‘la lata’ con la necesidad de reformarlas y dotarlas de unas mínimas medidas de seguridad o podría llegar el momento de no autorizar la venta de entradas de esta zona al no cumplir los requisitos mínimos exigibles). Demetrio siguió con la tradición y, aunque refinó aún más el festival gastronómico con el restaurante El Alabardero y llegando al máximo nivel con el restaurante del carísimo y lujoso Hotel Alfonso XIII, no dejó de hablar de aquellos famosos ‘garbanzos de Viera’ en sus palabras finales, diciendo «y ahora les deseo buen provecho, porque aunque este año no tenemos garbanzos, seguro que todo está delicioso».

La adelantada salida de Demetrio del puesto (fruto de una lucha de poderes entre distintas corrientes del PSOE sevillano que acabó con su desplazamiento), llevó hasta la Delegación a la actual Carmen Tovar a final de la temporada 2008. A Tovar apenas le dio tiempo a adaptarse al puesto y decidió seguir ‘con lo que había’ y realizó el festín gastronómico en La Raza. No sé si dijo algo de garbanzos en sus palabras, porque yo ya dejé escrito en este portal que decidía no asistir más, cansado de tanta comida en la que no se analizaba la temporada -que es lo realmente importante, porque para comer como muy bien en mi casa-; más aún cuando ese año había sido el año de las muy polémicas siete suspensiones por lluvia, el cese del presidente Antonio Pulido, el polémico no uso de la lona por parte de la empresa Pagés,… Demasiados asuntos (que heredó la nueva delegada, ya que ella entró en septiembre en el cargo) como para despacharlos sin rueda de prensa, con la entrega del librito de balance y una -eso sí- generosa comida que no venía al caso.

La temporada 2009 sí la ha vivido Carmen Tovar como su primera temporada como máxima responsable de la Junta en Sevilla. La nueva delegada se ha caracterizado por un distanciamiento del tema taurino más que evidente, sin asumir profundos y tambaleantes problemas del año. Además, su alejamiento de los medios de comunicación taurinos es más que evidente. Creo que sobre el tema toros -al margen de asistir en Feria al callejón- quiere pasar de puntillas. Sin embargo, hoy quiero devolverle a la delegada un grado mínimo de confianza: en la muy retrasada convocatoria de análisis de la pasada temporada ha desterrado los garbanzos. Por fin no habrá festín gastronómico y cita a los medios en la Delegación para una rueda de prensa ‘formal’, de preguntas y análisis sobre el tema, sin cervezas y sin chorizos. Lo pasado, pasado está, y en la rueda de prensa de hoy -creo que es la primera vez que va a exponerse a las preguntas de los periodistas taurinos tras año y medio de llegar al puesto- al fin se podrá conocer el talante de la delegada respecto al tema taurino. Deseo que en adelante esté más cercana al tema taurino en Sevilla, más preocupada por la Fiesta y su problemática en la provincia sevillana, y más accesible a los periodistas taurinos sevillanos. Tiene ese grado de confianza por instaurar al fin una rueda de prensa ‘seria’ de análisis de la temporada pasada. Bien hecho.

P.D.: Quizás en sus palabras iniciales del acto justifique la no celebración de ‘los garbanzos’ debido a la crisis; así seguiría con la tradición…

*Francisco Mateos es periodista taurino sevillano, redactor de Sevilla Taurina y colaborador en otros medios.

Dejar respuesta

ocho − cinco =