La renovada ilusión de Pepe Moral

0
752

La renovada ilusión de Pepe Moral

Real Maestranza – 1ª del Ciclo de San Miguel, Viernes 26 de Septiembre de 2008


NOVILLOS: Se han lidiado novillos de Guadaíra, muy bien presentados aunque descastados y parados, excepto el quinto, muy bravo y noble.

NOVILLEROS:Antonio Nazaré, de sangre de toro y oro, ovación y silencio tras aviso.
Pepe Moral, de turquesa y oro, silencio y oreja.
Miguel Tendero, de grana y oro, silencio y silencio.

INCIDENCIAS: Dos tercios de plaza.

El novillero sevillano ha cortado la única oreja de la tarde en la novillada prólogo a las corridas de San Miguel en la Maestranza, tras toparse con el único novillo bravo y de excepcional calidad del descastado y parado encierro de Guadaíra. Antonio Nazaré, fue ovacionado tras estoquear al primero, mientras que Miguel Tendero no tuvo opciones con sus dos novillos.


Pepe Moral cortó una oreja esta tarde en Sevilla.
FOTO Matito.

Manuel Viera.-

Pepe Moral apareció en el ruedo con renovada ilusión, dispuesto a crear con capa y muleta lo mejor de su tauromaquia. Y el resultado ha sido formidable. Se tuvo que esperar al quinto novillo de Guadaíra, que pese a la calidad que mostró en sus bravas embestidas, no salva a un encierro descastado y flojo, no apto para el triunfo por su decepcionante comportamiento en el ruedo.

Moral, muy entregado y directo, transmitió pureza en el trazo del natural y una profundidad en el pase que lo define como un torero pasional y decidido en realizar un toreo muy expresivo y de gran intensidad. Con una enorme voluntad y ganas, el palaciego reafirmó en cada pase su personal visión de unas formas muy emotivas por valor y verdad. Toreó a derecha con cambios de mano repetidos que calaron pronto en los tendidos, y utilizó su buen temple y el conocimiento de la técnica para construir una faena a base de muletazos zurdos sometiendo la encastada embestida del utrero, acariciando el albero con la tela, muy ligada y rematando las series con extraordinarios pases de pecho. Fue,


Gran natural de Pepe Moral al bravo novillo
de Guadaira.
FOTO: Matito

no cabe duda, una faena determinada por un concepto muy depurado del toreo, pero no necesariamente una obra. Una estocada contraria y algo tendida le privó posiblemente de las dos orejas. El trasteo al segundo, al que toreó muy bien de capa, se caracterizó por su saber estar y perfecta colocación. Anduvo Pepe Moral muy centrado con el parado novillo, aunque con lo hecho no alcanzó llegar a los tendidos. Mató mal y fue silenciado.

Resulta admirable ver torear a Antonio Nazaré. Sus formas garantizan la emoción. En cambio, con animales parados y sin fondo, su toreo se transforma en solitarios pases clásicos y sobrios sólo para entendidos. Así transcurrió la faena al primero. Muletazos diestros ganando profundidad pero perdiendo ligazón. La continuidad de la faena se mantuvo en la superficie. Los muletazos, de uno en uno, sin demasiado ajuste y con excesivos espacios muertos, quedaban aislados. A izquierda aguanta y dibuja el natural. Todo con una gran firmeza y saber estar. Tras la estocada fue ovacionado. Con el cuarto, serio por sus afilados pitones pero parado hasta decir basta, se la jugó al realizar un toreo


Las exquisitas formas de Nazaré.
FOTO: Matito.

de cercanías en un desesperado intento por remontar la tarde. Le dio todas las ventajas al descastado utrero, pero ni por esas pudo conseguir su objetivo.

Asombrosamente breve ha resultado la actuación de Miguel Tendero esta tarde en la Maestranza. Apenas contó con algún que otro destacable muletazo diestro al sexto de la tarde, otro utrero sin querer andar y ayuno de calidad en sus escasas embestidas. Destacó el albaceteño por su claridad de ideas y la limpieza del pase, dejando el regusto de lo siempre bien hecho. Su toreo tiene mucho de bueno, aunque esta tarde, con un pésimo lote, no lo pudo mostrar. El buey lidiado en tercer lugar no le dio una mínima opción al lucimiento. Nunca pasó por la tela. En ambos fue silenciado.

NOTICIAS RELACIONADAS:

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

Dejar respuesta

dieciocho − 2 =