Salvador Cortés: «Cada vez que toreo en Sevilla es como si fuera la primera vez»

0
511

El torero sevillano se sincera con los periodistas sevillanos antes de su corrida en solitario el viernes en la Maestranza. Es consciente de que se juega mucho ese día «porque la temporada no ha sido fácil». Aunque prefiere no hablar del tema, deja bastante claro que las relaciones con su apoderado no son ni muchos menos fluidas.



Salvador, con semblante de responsabilidad
en el restaurante La Raza de Sevilla.
FOTO: Javier Martinez. 

Francisco Mateos.-

     El matador de toros Salvador Cortés se ha reunido esta mañana con los periodistas taurinos sevillanos para desgranar, a través de un distendido desayuno informativo en el restaurante La Raza de Sevilla, sus sensaciones ante el importante compromiso del viernes con seis toros como único espada en la Maestranza. "Quería tener un rato de charla a solas con vosotros, con quienes me habéis visto crecer como persona y como torero -en referencia a la prensa sevillana-. Os he sentido siempre cerca de mí, ayudándome en los momentos difíciles, y una vez más estáis aquí, a mi lado, en un momento difícil para mí, porque es uno de los retos más importantes de mi carrera".

      El torero estuvo arropado por dos viejos conocidos suyos: Tito de San Bernardo y Curro Puya, sus dos maestros en la Escuela de Tauromaquia de Sevilla. Ambos destacaron la enorme afición del torero sevillano y sus excelentes cualidades, "por eso ha llegado al punto donde se encuentra. No todos los toreros pueden permitirse que le propongan matar seis toros en la Maestranza. Eso es un lujo y por eso Salvador es un espejo y un ejemplo para nuestros alumnos. Es un triunfo de la Escuela de Sevilla en su conjunto", apostilló Tito de San Bernardo, mientras Curro Puya decía que "el viernes vamos a ir a la plaza con mucha ilusion pero también con mucho miedo, porque Salvador es de los que


Los periodistas taurinos, en el desayuno que han compartido
con Salvador Cortés esta mañana.
FOTO: Javier Martínez.

se entregan".

      Salvador reconoce que esta corrida llega en un momento delicado de su carrera. "La temporada no ha sido tan buena como las dos anteriores. Se puede analizar y encontrar varias razones, unas más influyentes que otras, pero la cuestión es que se ha toreado menos y, a pesar de triunfos tan importantes como el de Pamplona, no se ha logrado mejorar las dos temporadas anteriores. Eso lo sé y ahora me toca resolverlo todo este viernes". Cortés llegará a la corrida con una lesión de ligamentos, de la que ha adelantado que se operará nada más terminar la corrida de Sevilla, "pero no me impide torear. Sólo a la hora de correr siento algunas molestias, pero no me falla y podré aguantar sin problemas".     

     Preguntado sobre la relación con su apoderado, José María González de Caldas, representante de la empresa Taurotoro, Cortés no quiso adentrarse demasiado. "Tenemos un apretón de manos como compromiso y ahora sólo pienso en la corrida del viernes. Una vez que se cierre la temporada ya se verá". Los periodistas, no obstante, le preguntaron por qué no está puesto en la Feria de Jaén -plaza que regenta su apoderado- o por qué no había venido a este desayuno informativo nadie del equipo de su apoderado. Salvador no eludió la pregunta: "Ellos son los que me hacen los contratos; ya habrá tiempo de valorar el trabajo y rendiemiento de las dos


Cortés, posando en los jardines del Parque de María Luisa.
FOTO: Javier Martinez.

partes. Este encuentro es algo personal que ha partido de mí para estar con vosotros, al margen de apoderados o la empresa de Sevilla. Sin embargo, sí es cierto que hace algunos días que he llamado a José María González de Caldas pero no he logrado hablar con él. Tampoco desde entonces me ha devuelto la llamada".     

     Salvador Cortés reconoce que "en estos momentos no tengo el mismo tirón que quizás las dos temporadas anteriores. Sé que la plaza no se va a llenar, pero sé que estarán los míos, los que siempre han confiado en mí, los aficionados, los profesionales. Para mí sería bonito una plaza con buena entrada, pero en cualquier caso allí abajo estaremos solos los seis toros y yo". Sobre la preparación para esta corrida, Cortés dijo que ya no va a lidiar más astados esta semana, aunque quiere estar muy ocupado con entrenamientos "para no pensar mucho en esa fecha. He toreado muchas veces en Sevilla, y no cabe duda de que esta del viernes es muy especial. De todos modos, cada vez que toreo en Sevilla es como si fuera la primera vez. Nunca he matado seis toros o seis novillos en mi vida. Me estoy preparando a conciencia para ser lo más amplio posible". El torero, en este sentido, no descarta protagonizar otras suertes, como la de las banderillas, e incluso bromeó sobre hacer la suerte de varas.

Dejar respuesta

Ocho + 15 =