Salvador Cortés será trasladado el jueves a Sevilla para seguir la recuperación

0
864

La cornada presenta una positiva evolución. Ha pasado el dia con fuertes dolores, sobre todo por el golpe en la costilla, donde presenta un amplio derrame. Una ecografía descarta complicaciones internas. Los médicos lo han levantado por la noche, pero el torero apenas pudo sentarse unos minutos y volvió a tenderse.


Primera imagen de Salvador Cortés tras la cornada, convaleciente
en una habitación del Hospital Gálvez de Málaga.
FOTO: Sevilla Taurina.

Francisco Mateos.-

     El matador de toros Salvador Cortés, herido grave el lunes en la última corrida de la Feria de Málaga, será trasladado el jueves desde el hospital Gálvez de Málaga hasta su domicilio en Mairena del Aljarafe (Sevilla) para seguir con el proceso de recuperación. Las primeras 24 horas ha presentado un cuadro evolutivo positivo, con ausencia de fiebre y presentando la herida buen estado. Hoy martes, los médicos del hospital malagueño le han levantado dos veces la cura de la herida: a las once de la mañana y a las nueve de la noche. En ambos casos se ha procedido a una limpieza de la zona y a mantener en buen estado los drenajes de la operación y puntos de sutura.

     El diestro sevillano se mantiene sondado con suministros de antibióticos y calmantes. La primera noche la ha pasado mal, con bastantes dolores, sin poder dormir. Salvador dice que "lo que más me molesta debe ser la costilla, con la que tropezó el pitón del toro e impidió que entrara más profundo. En esa zona tengo un derrame, un amplio moratón, que es lo que me duele nada más me muevo un poco". Además, los médicos le han sometido hoy a una ecografía para descartar cualquier complicación de algún derrame interno en la zona, con resultado negativo. "Esa prueba me ha molestado mucho, porque deben presionar el aparato en el abdomen y me ha dejado bastante dolorido", declara el torero.

     En la revisión de la noche, el médico y su equipo lo han incorporado de la cama, aunque el torero, muy dolorido, no ha podido mantenerse en pie y se ha sentado tan sólo unos minutos para volver a tenderse en la cama.

     Salvador está muy disgustado. "La temporada está siendo difícil. Sigo sin tener recompensa a los triunfos y está costando trabajo entrar en las grandes ferias. Ahora llevaba una racha de triunfos más seguidos y me quedaban varios festejos en agosto. Esta cornada me para en seco. En esta segunda tarde en Málaga venía a por todas, tenía que triunfar como fuera. LLevo dos años siendo el triunfador de esta Feria y en la primera corrida no pude destacar. En esta de Victorino Martín venía convencido de que o la puerta grande o la de la enfermería. Mi primer toro fue imposible, y este segundo también era un toro 'listo'. Sabía que me iba a echar mano nada más que tuviera ocasión, pero son de esas tardes en las que necesitas que ocurra algo, para bien o para mal,… y salió cruz".

NOTICIAS RELACIONADAS:

Dejar respuesta

diecinueve − dieciocho =