No preguntarán en la presentación de carteles

Parte de la prensa sevillana marca distancias con la empresa de la Maestranza

0
1193
Las peculiares 'formas' de los empresarios de Sevilla en respuestas a preguntas en la presentación de la Feria han provocado una ruptura con parte de la prensa sevillana.
Las peculiares 'formas' de los empresarios de Sevilla en respuestas a preguntas en la presentación de la Feria han provocado una ruptura con parte de la prensa sevillana.

Las peculiares ‘formas’ de Eduardo Canorea y Ramón Valencia que han provocado en ocasiones sonadas rupturas de negociaciones con toreros y ganaderos, están provocando una ruptura con parte de la prensa taurina sevillana. Al menos tres destacados periodistas seguirán sin preguntar en la presentación de carteles como muestra de disconformidad.

Francisco Mateos.-

     El distanciamiento entre parte de la prensa sevillana y los empresarios Eduardo Canorea y Ramón Valencia es una realidad que va a más desde hace varias temporadas. Las peculiares ‘formas’ de los empresarios -que también han provocado sonados fracasos de negociaciones con toreros y ganaderos-, la escasez y condicionadas ruedas de prensa, y en muchos momentos la opacidad informativa, así como incluso el veto a algún periodista, han terminado por distanciar definitivamente a una parte de periodistas taurinos sevillanos de los gestores de la Maestranza, poniendo terreno de por medio en sus relaciones. Así, al menos tres destacados periodistas taurinos sevillanos no participan de forma activa en la ‘peculiar’ rueda de prensa de presentación de los carteles de la Feria de Abril, como vienen haciendo ya desde hace varias temporadas.

     Según ha podido contrastar SEVILLA TAURINA, al menos tres destacados periodistas taurinos sevillanos van a seguir mostrando su disconformidad con las ‘formas’ de la empresa de Sevilla en cuanto a su relación con la prensa. Concretamente, un periodista taurino sevillano de proyección nacional volverá nuevamente a no acudir a esta ‘rueda de prensa’ de presentación de carteles (será en febrero), ya que hace dos temporadas, al realizar una pregunta ‘comprometida’ al empresario Eduardo Canorea, éste le espetó de mala forma una respuesta a todas luces poco adecuada, lo que provocó la lógica reacción del compañero periodista, que de inmediato se levantó de la sala de la Maestranza y la abandonó; desde entonces no ha vuelto más a esta ‘peculiar’ rueda de prensa de presentación de los carteles. En su opinión, cuando se pregunta con respeto se entiende que se debe responder con el mismo respeto, y que cuando decide abandonar un acto por falta de respeto a su labor informativa profesional es para no volver más mientars perduren los mismos condicionantes. 

     En cuanto a los otros dos periodistas (uno de un destacado periódico y el otro de un solvente portal taurino), ambos asistirán a la rueda de prensa pero no realizarán pregunta alguna a los empresarios sevillanos, en señal de protesta a las formas usadas por los mismos empresarios en años anteriores a preguntas realizadas por ellos, respuestas del mismo modo que ambos consideraron también en sus casos no adecuadas y en un tono supuestamente ‘gracioso’ que rayaba en falta de respeto a la labor profesional del informador taurino.

     Además, los tres periodistas consideran que las condiciones de esa supuesta ‘rueda de prensa’ no son las adecuadas. A esta convocatoria no asisten solamente profesionales de la información taurina local, sino que acceden profesionales del toro, la mayoría muy ‘allegados’ a los empresarios, lo que provoca un ambiente muy distinto al que debía ser una rueda de prensa profesionalizada. Algunos periodistas también consideran que los maestrantes, como responsables de la plaza y su imagen, deberían estar en dicha rueda de prensa para poder responder a los periodistas, en su caso, como parte necesaria e indispensable; de hecho, ellos han tenido que acceder a la petición de la empresa para eliminar cinco corridas, por lo que son igualmente responsables de la estructura del ciclo abrileño. Es probable que haya más periodistas taurinos que no realicen preguntas. En otras ocasiones tan sólo se ha registrado una única pregunta sobre los carteles de la Feria de Abril, despachándose la presentación de toda una Feria en apenas 12 minutos. En los últimos años, al invitarse también a un número mayor de invitados, las preguntas surgen de lo más variopintas; incluso las efusivas felicitaciones públicas a la empresa.

     La expresión más radicalizada del progresivo distanciamiento y separación entre los empresarios de la Maestranza y parte de la prensa taurina sevillana se observa en este portal, SEVILLA TAURINA, que lleva cuatro años vetado por la empresa Pagés en su acceso como prensa a la plaza de Sevilla, con especial incidencia en el callejón –con la ayuda ‘legal’ de la Junta de Andalucía– para poder realizar el trabajo gráfico necesario. Es una muestra perfecta de hasta dónde está dispuesta a llegar la empresa Pagés al no ser capaz de encajar de forma adecuada las inevitables críticas. Este veto de los empresarios –con la colaboración ‘legal’ de la Junta de Andalucía- ha sido denunciado por instituciones como la Asociación de la Prensa de Sevilla o Resoluciones del Defensor del Pueblo Andaluz favorables a este portal. También en la década de los 90 hubo otro conocido periodista sevillano que estuvo vetado por la empresa Pagés al no aceptar las críticas realizadas en su labor informativa. Igualmente, los empresarios sevillanos mantienen una tensa relación con la Unión Taurina de Abonados de Sevilla, a la que lleva casi una década rechazando un diálogo.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

diez − diez =