OSUNA / 2ª de Feria

Triunfo para todos

0
767
Talavante, Castella y Ponce, en la salida a hombros en Osuna. (FOTO: Eduardo Porcuna)
Talavante, Castella y Ponce, en la salida a hombros en Osuna. (FOTO: Eduardo Porcuna)

El noble juego de los astados de Fermín Bohórquez propicia una entretenida tarde de toros en la plaza de Osuna, donde destaca la excelente faena en el cuarto de Enrique Ponce, que cortó dos orejas. Sebastián Castella y Alejandro Talavante, con una oreja de cada toro, también salieron a hombros.

LA FICHA

 

TOROS: Se han lidiado toros de la ganadería de Fermín Bohórquez, nobles en general. El tercero fue un sobrero que sustituyó al titular, devuelto por falta de fuerzas. El tercero y cuarto fueron muy nobles en la muleta.

ESPADAS: –Enrique Ponce, de grana y oro, saludos y dos orejas.
Sebastián Castella, de azul y oro, una oreja y una oreja.
Alejandro Talavante, de grana y oro, una oreja y una oreja.

 
INCIDENCIAS: Dos tercios de plaza. Ofrecida en directo a través de las cámaras de Canal Sur.


 

SECCIONES

GALERÍA GRÁFICA
(Eduardo Porcuna)
 
 
 

 



La faena de Ponce al cuarto fue creciendo en magnitud y profundidad, con un Ponce ya muy entregado y crecido, con unos remates desmayados y después otros por bajo con la rodilla genuflexa que fue perfecto final antes de una estocada donde marcó los tiempos a ley. Las dos orejas eran indiscutibles 


Redacción.-

     La segunda corrida de toros de la Feria taurina de Osuna ha sido de gran éxito, con una buena corrida de toros de Fermín Bohórquez, que desarrolló sobre todo mucha nobleza en la muleta de los espadas. Al buen juego de los toros de Bohórquez hay que sumarle la entrega y buen momento de los tres espadas, que ofrecieron faenas de buena nota.

     El diestro valenciano Enrique Ponce se enfrentó en primer lugar a un astado que no le puso las cosas fáciles, sin clase en su embestida. La sapiencia de Ponce hizo que el toro sacara más de lo que realmente tenía, logrando muletazos sueltos buenos que se agradeció desde el tendido del coso sevillano. Sin embargo, la faena no pudo tener el brillo esperado por la escasa colaboración del toro. El cuarto de la tarde sí que le dejó estar a gusto, un animal noble que, aunque justo de fuerzas, le vino perfecto para su concepto templado del toreo. Pulseó Ponce la muñeca para aprovechar con toques precisos la nobleza del toro de Bohórquez. Los naturales fueron muy buenos, templando la embestida pastueña y casi andando del animal. La faena fue creciendo en magnitud y profundidad, con un Ponce ya muy entregado y crecido, con unos remates desmayados y después otros por bajo con la rodilla genuflexa que fue perfecto final antes de una estocada donde marcó los tiempos a ley. Las dos orejas eran indiscutibles, y hasta le pidieron el rabo.

     La faena de Sebastián Castella al primero comenzó de forma emocionante con dos pases cambiados por la espalda con el torero muy firme en el centro del ruedo. Faena a más, con un Castella que bajó la mano y alargó la noble embestida del toro. Se gustó el diestro francés, muy crecido con el buen animal, con el que se acopló perfectamente. El quinto se le fue al pecho dos veces en el capote, aunque se fue corrigiendo durante la lidia. No obstante, no tuvo la misma franqueza en la embestida que su primero. Castella no se vino abajo y lo dio todo por amarrar el triunfo que le permitiera salir a hombros y rendodear la tarde. Le bajó la mano y le provocó con un zapatillazo la embestida para poder ligar los muletazos por el pitón derecho. Tras la estocada cortó una nueva oreja que le posibilitaba la salida por la puerta grande.

     En cuanto al pacense Alejandro Talavante, enorme en los naturales lentos, muy lentos, y largos al tercero de la tarde, otro animal que desarrolló mucha nobleza en la muleta. Faena a más, firmada con el sello del buen toreo lento de Talavante. Cortó una oreja. El sexto se apagó pronto y no terminó de colaborar con Talavante, que tuvo que recurrir a una faena de parón y de cercanías en los pitones, aguantándole parones y medias embestidas. Faena más técnica que culminó con una estocada, ciortando una oreja más. Al final, los tres toreros a hombros por la puerta grande de la plaza de Osuna.


GALERÍA GRÁFICA (Eduardo Porcuna)

Los tres espadas en el paseíllo.

Enrique Ponce.

Enrique Ponce.

Enrique Ponce.

Enrique Ponce.

Enrique Ponce.

Enrique Ponce.

Enrique Ponce.

Sebastián Castella.

Sebastián Castella.

Sebastián Castella.

Sebastián Castella.

Sebastián Castella.

Sebastián Castella.

Sebastián Castella.

Sebastián Castella.

Sebastián Castella.

Alejandro Talavante.
Alejandro Talavante. Alejandro Talavante. Alejandro Talavante.
Alejandro Talavante. Alejandro Talavante. Los tres toreros a hombros.

 

Dejar respuesta

3 + 3 =