Los dueños de la plaza, sin afición

Dos maestrantes… y dos camareros

0
866

En la grave crisis que atraviesa la plaza de toros de Sevilla tiene también su parte de responsabilidad los propios dueños del coso, los maestrantes. Su demostrada falta de afición está llegando a límites insospechados, y en plena crisis de imagen de la Maestranza en nada ayuda que a su palco exclusivo sólo acudan dos maestrantes… y dos camareros.

Dejar respuesta

17 − siete =