Luto en el toreo sevillano

A Diego Puerta

0
992

«…A Diego Puerta… Del valor. Otro cairel se marchita. Otro clásico se marcha. Otra vez… ¡Maldita racha! Otro grande que nos quita. Otra historia queda escrita. ¡Otro maestro sin tacha! La parca vil blandió su hacha y taló su rama exquisita. ¿Donde fue la gracia quieta de este bravo matador?…» 

Fernando Naranjo.-

A Diego Puerta… Del valor
Otro cairel se marchita.
Otro clásico se marcha.
Otra vez… ¡Maldita racha!

Otro grande que nos quita.
Otra historia queda escrita.
¡Otro maestro sin tacha!

La parca vil blandió su hacha
y taló su rama exquisita.
Esfumado el pundonor
del toreo de bragueta.

¿Donde fue la gracia quieta
de este bravo matador?
¡Diego Puerta y del valor
toda gracia todo garbo!

El jazmín de San Bernardo
dio a los parques de Sevilla
el abono y su semilla,
y alternativa a sus Nardos.

En toda sierra morena
han cancelado sus vuelos
las lechuzas y mochuelos
¡y lloran serrana pena!

Por El Rosal y Aracena
sus toreros desconsuelos
las acequias y arroyuelos
y hasta la Luna serena
en el barranco se ensancha
como el ala de un sombrero
sobre una jaca el vaquero
con garrocha, se escarranchan
recuerdos en avalancha
y azotan cierta ocasión.

Aracena fue pasión
de incipiente torerillo.
Era tan sólo un chiquillo
¡con más garras que un león!


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

14 − once =