BALANCE de la jornada

Ventura y El Cid triunfan en el festival de Granada

0
696
Pase de pecho de El Cid esta tarde en Granada. (FOTO: Marisa Fernández / burladero.com)
Pase de pecho de El Cid esta tarde en Granada. (FOTO: Marisa Fernández / burladero.com)

Morante de la Puebla ha sido silenciado en Almendralejo, donde se ha lidiado una corrida de la ganadería de San Pelayo y San Mateo sin raza ni fuerza. En el festival de Granada, triunfos del rejoneador Diego Ventura -que cortó dos orejas y rabo- y el diestro El Cid -que ha cortado una oreja. 

Redacción.-

     El balance de las actuaciones de los toreros sevillanos que han hecho el paseíllo hoy, sábado 9 de abril, ha sido el siguiente:

CORRIDAS DE TOROS

  • Almendralejo (Badajoz): Se han lidiado toros de San Pelayo y San Mateo, sin raza ni fuerza. Morante de la Puebla, silencio y silencio. El Juli, oreja y ovación. Miguel Ángel Perera, silencio y dos orejas. Casi lleno.

FESTIVALES

  • Granada: Se han lidiado novillos de Fermín Bohórquez para rejones y de Enrique Ponce para el toreo a pie. El sobrero regalado por Ventura, de Fermín Bohórquez, ha sido premiado con vuelta al ruedo. El rejoneador Diego Ventura, ovación, y dos orejas y rabo en el sobrero. Enrique Ponce, oreja. El Cid, oreja. El Fandi, dos orejas y rabo. Cayetano, dos orejas y rabo. El novillero Miguel Hidalgo, dos orejas. Media plaza. Festival de ayuda a niños con Síndrome de Down.

     Según crónica de burladero.com sobre la actuación de Diego Ventura y El Cid esta tarde en el festival de Granada, «Diego Ventura ha lidiado un toro que se ha parado a mitad de faena por lo que el rejoneador ha tenido que meterse en el terreno del toro para poder culminar la faena. El caballero ha regalado el sobrero debido a las pocas posibilidadades que ha tenido con el que abría plaza. Con el sobrero que regaló, de Fermín Bohórquez, Diego Ventura ha cortado los máximos trofeos, al sacar el máximo provecho de un gran novillo que ha sido premiado con la vuelta al ruedo. Rejón de muerte efectivo y certero. Dos orejas y rabo. El Cid se enfretó a un toro flojo que perdía las manos constantemente. Hizo una faena a media altura sin poder obligarle. Una buena faena pese a esto, el diestro superó las dificultades del novillo. Pinchazo, estocada y oreja».

Dejar respuesta

once + trece =