EL CARTEL / 7ª Feria de ABRIL

La reválida

0
800

La divisa de Victorino Martín se juega su orgullo esta tarde en la Maestranza tras el estrepitoso fracaso del año pasado. De momento, en los corrales triunfó ayer por la mañana en el reconocimiento: siete aprobados de siete presentados. La terna, muy variada, está compuesta por El Cid, Antonio Ferrera y César Jiménez.

 

Antonio Girol.-

     La corrida de Victorino del pasado año fue la que menos estuvo en ‘victorino’ de todas las que habían saltado al albero de la Maestranza desde que en 1996 debutase el hierro en poder de Victorino. Este año, los Martín, padre e hijo, tienen la oportunidad de volver a dar con el puño en la mesa con un encierro digno de la sangre ‘albaserrada’. Frente a ellos tres toreros que conocen bien a estos toros, y con un denominador en común, su capacidad para entenderlos y sacarles todo su jugo. Es la hora de la reválida, conozca aquí todos los detalles….


ANTONIO FERRERA

     José Antonio Ferrera Sanmarcos nació en las Islas Baleares, donde su padre estaba destinado, aunque desde pequeño reside en Extremadura de donde es originaria su familia, en concreto en la pacense población de Villafranco del Guadina. Y es por las plazas extremeñas donde comenzó a actuar siendo un niño. En la plaza de Olivenza tomó la alternativa el 2 de marzo de 1997, de manos de Enrique Ponce de padrino y ‘Pedrito de Portugal’ de testigo. El toro con el que se hizo matador de alternativa se llamó ‘Embocado’ y pertenecía a la ganadería de Victorino Martín. Ese día, Ferrera cortó cuatro orejas. Dos años más tarde, el 28 de marzo de 1999, confirma el doctorado de manos de Miguel Rodríguez como padrino y Javier Vázquez de testigo. En esta ocasión el toro llevaba el hierro ganadero de Carriquiri y se llamaba ‘Viñatero’.

     En Sevilla… Acude en 2002 para escuchar ovación en sus dos toros de Mary Camacho, el día 10 de abril. Ovación que vuelve a repetirse en la primera de sus tres tardes de 2003, la del 26 de abril. Tres días después vuelve y escucha palmas tras despachar a un toro de Torrestrella. En San Miguel volvió a actuar con toros de Parladé. A la temporada siguiente (2004) lidia la de Victorino, la tarde del 22 de abril. Ausente en 2005 y 2006, retorna a Sevilla en 2007 y corta una oreja a un ‘núñez’ de Pereda el día 14 de abril. En 2008 lidia la de Victorino y dejó una gran sensación que sólo la espada hizo que no tuviese la recompensa de las orejas. El pasado año vistió dos tardes el traje de luces: la primera con los Fuente Ymbros el 1 de mayo, y la segunda por San Miguel , el 27 de septiembre, ante toros de Alcurrucén, con corte de oreja.

 

Antonio Ferrera.

TEMPORADA 2009: 39 festejos, 57 orejas.
TEMPORADA 2009 en Sevilla: Dos corridas, una oreja.
APODERADO: Rui Bento.

¿Qué podemos esperar de Ferrera?

     Espectacularidad en el tercio de banderillas. A parte de un notable uso de la muleta. Torero embragetado, que se viene arriba en las situaciones más difíciles. Antonio es un torero que lo da todo en la plaza, se vacía cada tarde en pos del triunfar. Tras un inicio complicado en los despachos, esta tarde buscará sorprender desde su profesionalidad pero ante todo por la búsqueda de un toreo más reposado de pies, con mucho más gusto, objetivo que se ha marcado en esta nueva temporada.


 

TEMPORADA 2009: 52 festejos, 57 orejas.
TEMPORADA 2009 en Sevilla: Cinco corridas.
APODERADO: Manuel Tornay y Santiago Ellaury.

 

MANUEL JESÚS ‘EL CID’

     Manuel Jesús Cid Salas ‘El Cid’ dio sus primeros pasos en la profesión en su tierra, pero es en la plaza de Las Ventas donde se fraguará su magnífica carrera como matador de toros. En la Monumental de Madrid toma la alternativa el 23 de abril de 2000, de manos de David Luguillano y con Finito de Córdoba como testigo. El toro de la ceremonia se llamó ‘Gracioso’ y llevó el hierro y la divisa de José Vázquez. En sus primeros años como matador de alternativa tuvo que sufrir la falta de contratos y realizar el esfuerzo de verse anunciado con las ganaderías denominadas ‘duras’.

     En Sevilla… El Cid actuó como matador por primera vez en la plaza sevillana la tarde del 2 de mayo de 1999 con toros de Torrestrella a los que cortó una oreja que le valió para repetir en San Miguel, sin embargo esa tarde no toca pelo. Estará ausente en 2000 para volver a tocar pelo al año siguiente en su segunda actuación, concretamente el día de la Virgen de los Reyes ante toros de Gerardo Ortega. Cuatro ajustes cierra para 2002, dos en la Feria, una en las tradicionales del 15 de agosto y el 12 de octubre; y en dos de ellos corta una oreja, a toros de Julio de la Puerta y El Conde de la Maza y además da una vuelta al ruedo en su primera comparecencia tras finiquitar al sexto de Gerardo Ortega. Otras cuatro tarde firma para 2003, repartidas igualmente entre la Feria, San Miguel y la Hispanidad, se enfrenta a toros de los llamados duros y de los comerciales, y con ambos triunfa aunque sin dar un golpe fuerte; una oreja a los Cuadris y una a los de Gabriel Rojas serán el balance final.

     En 2004 comienza su idilio con Victorino en la Maestranza, aunque ese año no salga las cosas bien. Tres tardes toreó ese año y no llegó a tocar pelo. La temporada de 2005 será la de su ascensión a los cielos sevillanos. Abre la Puerta del Príncipe en sus dos primeras citas, las tardes del 27 de marzo con toros de Parladé y la del 7 de abril con los Victorinos. Actuó otra tarde más en ese año con ganado de don Álvaro Domecq (Torrestrella). La cita con 2006 era atractiva por ver si sería capaz de repetir los éxitos del año anterior y aunque no logra un éxito rotundo en sus tres ajustes en la Feria, con una única oreja la tarde de los Victorinos, ante el sobrero de Perera, sí logra volver a quitar los cerrojos en la Puerta del Príncipe en su encerrona del 27 de septiembre ante toros de la Dehesilla, Zalduendo y Victorino, cortando cuatro orejas, dos de ellas al tercero, del hierro de la ‘A coronada’. Volvería a salir por la mítica Puerta la temporada siguiente al cortar otras tres orejas a la corrida de Victorino la tarde del 19 de abril. Ya había cortado una el domingo de Resurrección a un toro de Zalduendo. Dos tardes más hizo el paseíllo en ese año y cortó otro apéndice más para la estadística, esta vez en San Miguel y de un toro de Parladé. En 2008 volvió a apuntarse a la de Victorino y sólo los fallos a espadas imposibilitaron que volviese a salir triunfador. Entre suspensiones y suspensiones actuó un total de tres tardes y sólo pudo pasear una oreja la tarde de Resurrección, una vez más ante toros de Zalduendo. En 2009 actuó la tarde del Domingo de Resurrección con toros de Zalduendo; el 23 de abril en el mano a mano con Morante y toros de Victorino; y las del 25 y 29 del mismo mes con astados de El Ventorrillo y El Puerto de San Lorenzo, respectivamente.

¿Qué podemos esperar de El Cid?

     Especialista en los de la ‘A coronada’, toros con los que es habitual verle en su plaza. Torero poderoso sin desdeñar un fino estilismo, sobre todo con la zurda, mano que maneja a la perfección. El mal sabor de boca del pasado ejercicio taurino intentará dulcificarlo esta temporada, y nada mejor que comenzar con un triunfo esta tarde con los Victorinos, los animales que más le han dado en su vida taurina.


 

CÉSAR JIMÉNEZ

     César Trenado Jiménez. Madrileño de la localidad de Fuenlabrada, nacido el 19 de abril de 1984, se hizo torero en la Escuela de Tauromaquia de Madrid. Destacó como becerrista y posteriormente como novillero con caballos, desde que hiciera su debut en febrero del 2001 en Vistalegre. Toma la alternativa el 9 de mayo de 2002 en Nîmes (Francia) siendo el padrino Paco Ojeda y el testigo Julián López ‘El Juli’. El toro de la ceremonia se llamó ‘Coralito’ y llevaba el hierro y la divisa de Torrealta. Ese día salió por la Puerta de los Cónsules a hombros con tres orejas. Confirmó en Madrid el 15 de mayo de 2002. En esta ocasión Julián López ‘El Juli’ fue el padrino y Matías Tejela ofició de testigo. ‘Aireado’, de la ganadería de José Miguel Arroyo, se llamó el toro de la confirmación.

     En Sevilla… Se despidió de novillero en esta plaza, el 5 de mayo de 2005, cortando la oreja de un utrero de Manolo González; y en la temporada siguiente, la de 2003, cortar su primer apéndice de matador, de un astado de Toros de Cortés; ocurrió la tarde del 30 de abril. La temporada de 2004 verá dos veces la Giralda: la primera el 24 de abril, con ‘juampedros’; y la segunda, el 29 del mismo mes, en la que corta una oreja a un toro de Sánchez Arjona. Otras dos tardes actuará en 2005, las del 10 y 15 de abril, cortando dos orejas, de un ejemplar de Torrestrella, en esta última. Ese triunfo le reporta un nuevo ajuste, en esta ocasión, será el 26 de abril de 2006, con corte de oreja a un Torrealta. Y en San Miguel, el 24 de septiembre, se las ve con dos toros de García Jiménez. Una única tarde se vestirá en la del 2007, concretamente el 27 de abril ante toros de El Ventorrillo, siendo esta la última en que lo hace en Sevilla. Ausente en 2008 y 2009.

 

 

TEMPORADA 2009: 26 orridas, cortando 33 orejas y un rabo.
TEMPORADA 2009 en Sevilla: No toreó.
APODERADO: Ángel Bernal.

¿Qué podemos esperar de César Jiménez?

     La puerta grande que consiguiese en la reciente Feria de Fallas hace albergar ilusiones renovadas en un torero de un corte clásico y poderoso a la vez, al que tal vez le cogió la fama siendo demasiado joven y no supo paladearla como merece. Sevilla conoce de los triunfos de César Jiménez. Y al de Fuenlabrada seguro que le hace gran ilusión volver a reverdecer viejos laureles. A poco que un Victorino haga con el hocico surcos en el albero puede saltar la chispa del triunfo en la muleta poderosa de César.

Dejar respuesta

cinco + uno =