Los abonados pedirán a la Junta que medie ante la empresa para dividir el abono

0
726

La Unión Taurina de Abonados a la plaza de la Maestranza, en su próxima reunión con la delegada de la Junta en Sevilla, Carmen Tovar, pedirá que medie ante la empresa Pagés para que el abono de temporada se divida en tres ciclos no vinculantes: Feria de Abril, ciclo de novilladas con picadores y Feria de San Miguel.


Diego Martínez, presidente de los abonados.
FOTO: Javier Martínez.

Francisco Mateos.-

     La Unión Taurina de Abonados y Aficionados a la plaza de toros de la Real Maestranza de Sevilla está aún a la espera de que la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía les reciba para analizar la atípica temporada taurina 2008 y proponerle algunas sugerencias de mejoras, así como reivindicaciones propias de este colectivo taurino sevillano.

     Según ha adelantado el presidente de los abonados sevillanos, Diego Martínez, a Sevilla Taurina, una de las propuestas que van a poner sobre la mesa de la delegada de la Junta será que medie ante la empresa Pagés -actualmente el contacto de este colectivo y la empresa es nulo- para que el actual abono se divida en tres partes. La propuesta consistiría en dividir el abono de temporada en tres abonos independientes: Domingo de Resurrección y Feria de Abril, ciclo de novilladas con picadores de mayo y junio, y Feria de San Miguel. "Sería incluir el mismo número de festejos -afirma Diego Martínez- en el abono, pero divididos en tres ciclos o abonos independientes".

     Piden, además, que estos tres abonos sean no vinculantes. Es decir, el abonado que adquiera el abono de la Feria de Abril, aunque tendría derecho a la resrva de su


Carmen Tovar, delegada de la Junta en Sevilla.
FOTO: PSOE-Sevilla.

abono de novilladas y al posterior de San Miguel días previos a la venta, en caso de renunciar a los mismos no perdería la condición de abonado y su lugar en la plaza para la siguiente Feria de Abril. Diego Martínez justifica esta propuesta del siguiente modo. "No es lógico que se le esté adelantando a la empresa un dinero en marzo por unos festejos futuribles que se prolongarán hasta septiembre. Y ya no es sólo que se deposita un dinero a medio año vista de algunos festejos (San Miguel) en las arcas de la empresa, sino que hay abonados que sólo están en Sevilla las dos semanas de farolillos, y sin embargo se les está obligando a comprar también las seis o siete novilladas posteriores y las corridas de San Miguel para que no pierdan su lugar en la plaza, a veces pasada de generación a generación. Es cierto que este año pasado la empresa, en cierta forma, ha querido compensar esa fidelidad de los abonados con una novillada con picadores gratuita, pero la mejor opción es dividir el abono en estos tres ciclos bien definidos".

     Por otra parte, Diego Martínez también apunta otros motivos. "Estamos pagando en marzo unos festejos para todo el año, cerrando la posibilidad a novedades o carteles de máxima competencia según se desarrolle la temporada. Además, como ha ocurrido en 2008, no tenemos la seguridad ni tan siquiera que lo que hemos pagado en marzo se vaya a celebrar después en septiembre, como ha sucedido en 2008, que no se ha celebrado ninguna de las dos corridas de toros por las polémicas suspensiones por lluvia. O cuando la corrida de El Cid hace algunas temporadas como único espada y cayó lesionado semanas antes y esa corrida, que la habíamos pagado seis meses antes, tampoco se celebró. Las devoluciones son otra molestia más que tiene que soportar, encima, el abonado".

NOTICIAS RELACIONADAS:

Dejar respuesta

12 + 19 =