Las explicaciones de Pagés sobre el conflicto

Sobre Manzanares: «Comprendió que no tenía que haberlo hecho»

0
835
Foto de archivo, con Canorea, Manzanares y Valencia estrechando las manos en señal de acuerdo. (FOTO: ABC-Sevilla)
Foto de archivo, con Canorea, Manzanares y Valencia estrechando las manos en señal de acuerdo. (FOTO: ABC-Sevilla)

El empresario Ramón Valencia ha explicado el desarrollo de los contactos con Manzanares para que regresara a la Maestranza. El alicantino ya dio su consentimiento a los empresarios en verano, pero con la condición que mantuvieran negociaciones con sus otros cuatro compañeros del conflicto. El gestor de la Maestranza aplaude la decisión del alicantino de cambiar de opinión. 

Redacción.-

     El empresario Ramón Valencia ha sido el encargado de hacer un larguísimo recorrido sobre las negocaciones, contactos, llamadas, reuniones y encuentros con los representantes de las cinco figuras que el año pasado decidieron no volver a torear más en la Maestranza bajo la contratación de los actuales empresarios.

     Sobre el único torero de los cinco que han logrado que cambie de opinión, José María Manzanares, explicó lo siguiente: «A lo largo de la temporada algunos medios nos han achacado falta de diligencia en contactar con las figuras. Nosotros trabajamos en silencio y la prudencia hay que tenerla muy en cuenta. Siempre lo hemos hecho así y siempre lo haremos. En el mes de enero ya le enviamos una carta a cada apoderado manifestándole nuestra voluntad de contar con ellos. Casi todos nos contestaron. Ése fue el primer paso que dimos en enero de 2014».

    Valencia contnúa las explicaciones para alcanzar un acuerdo con Manzanares. «Pasó la Feria y empezó el transcurso de la temporada. Nuestros primeros contactos fueron con el apoderado de José María Manzanares. Fue en julio y su apoderado nos comenta la intención de Manzanares de torear en Sevilla. No ponía ninguna condición pero sí pedía que se hablara con todos los toreros. Le garantizamos que íbamos a hablar con todos y él nos transmitía su temo sobre unos comentarios por las posibles represalias que tomaría esta empresa con alguno de ellos. Le aseguramos por activa y por pasiva que eso nunca ocurriría. Ya teníamos la voluntad de venir de Manzanares pero faltaban el resto de los compañeros».

     Finalmente, y tras asegurar a Manzanares que se había contactado con sus cuatro compañeros, «el 24 de diciembre, José María Manzanares comunica públicamente su decisión de torear en Sevilla». Es en ese momento cuando la empresa de la Maestranza envía un comunicado a la prensa anunciando que Manzanares torearía en Sevilla, un anuncio extraño cuando no tenían contratados al resto de figuras y ese anuncio precipitado -como finalmente ha ocurrido- podía entorpecer posteriormente negociaciones, al dar prioridad a Manzanares y no a otras figuras del grupo. Y efectivamente el resto de figuras han entendido que anunciar ese acuedo con Manzanares sin cerrar sus posibles contrataciones ha sido un acto de presión sobre ellos.

     El acuerdo final con Manzanares «llega a partir de Reyes. El 13 de enero nos reunimos con su apoderado. Le ofrecimos Domingo de Resurrección, preferia y Feria, y él nos comentó las tres corridas que quería matar: Juan Pedro, Garcigrande y Victoriano del Río. Insistió, de parte del matador, en la necesidad de hablar con el resto de matadores. Le volvimos a dar nuestras garantías».

     En la reflexión final sobre Manzanares, Ramón Valencia alabó el arrepentimiento del alicantino sobre la decisión adoptada y haber abandonado la postura de sus compañeros, dejándose contratar por la empresa Pagés: «Ahí está otro que comprendió en su momento que no tenía que haberlo hecho y se está volcando con la ciudad y ha dicho que tres, cuatro o las que hagan faltan».


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

dieciseis + 14 =