AL NATURAL

Las rayas rojas de picar de la Maestranza

0
2535
Las rayas de picar de la Maestranza que se 'difuminan' y el delegado de la Junta de Andalucía en Sevilla, Javier Fernández.
Las rayas de picar de la Maestranza que se 'difuminan' y el delegado de la Junta de Andalucía en Sevilla, Javier Fernández.

«…La Junta sancionaba a dos matadores por poner al toro en la suerte de varas sobrepasando el segundo círculo. Los matadores alegaban que la lidia realizada en esa zona en el toro anterior habían dejado las rayas rojas de picadores de la Maestranza ‘difuminadas’, con lo que dio lugar a que no se viese con claridad. Y la sanción se ha retirado. ¿Es de arte o no es de arte?…»

Francisco Mateos.-

     En el informe estadístico de balance de la pasada temporada 2013 que nos acaba de entregar el inhibido y esquivo delegado de la Junta de Andalucía en Sevilla, Javier Fernández, se introducen algunos datos que suenan a chistes (por lo visto verídicos, del estilo de Paco Gandía). Además es precisamente en la parte que se supone más seria y menos ‘agradable’, la de las sanciones. No sé si algo habrá tenido que ver el abogado sevillano taurino Joaquín Moeckel, auténtica maza castigadora contra las sanciones de la Junta a diversos taurinos, logrando muchas sanciones queden finalmente sin efecto.

    Es curioso que tres de las seis sanciones graves del año pasado de la Junta a taurinos en la provincia sevillana quedaran finalmente sobreseídas tras los primeros recursos. Es más, en una de ellas la metedura de pata de la Delegación de la que es responsable Javier Fernández fue de aúpa. Fue en Écija, sancionando a un promotor taurino con 3.000 euros por celebrar un festejo taurino popular sin autorización; el supuesto sancionado demostró que el festejo, aunque se había publicitado, nunca llegó a celebrarse… Menudo patinazo del delegado Javier Fernández, que sancionó la celebración de un festejo sin autorización que nunca llegó a celebrarse. Y eso que ahora hay menos de la mitad de los festejos que hace seis años en las plazas sevillanas, que si estuviéramos a aquel ritmo de actividad no sé qué ocurriría con muchos más festejos…

     Las otras dos sanciones impuestas y finalmente sobreseídas son las que comentaba que no sé si estará por medio la mano del abogado taurino Moeckel, por la originalidad del recurso. Ya saben que Moeckel fue el que libró de una curiosa forma una sanción a Francisco Rivera Ordóñez en la plaza de La Coruña. El torero, enfadado porque el presidente sólo le había concedido una oreja cuando el público exigía las dos, al recogerla del alguacilillo, la lanzó al albero, lo que fue lógicamente entendido por el usía como menosprecio a su decisión, incoándole expediente y multándole la Xunta gallega con 150 euros en el año 2006. El recurso de Joaquín Moeckel logró que la sanción quedara sin efecto. El abogado sevillano explicaba que no hubo menosprecio, sólo que Francisco, al recoger la oreja, se percató que tenía una garrapata, y ante el peligro de picadura la lanzó al albero… ¡Cumbre, Moeckel; cumbre! Lógicamente, la oreja ya no existía para que la Xunta gallega pudiera comprobar si estaba o no la famosa garrapata, y por la presunción de inocencia había que creer que sí estaba, con lo que se retiró la sanción.

     Pues ahora el delegado de la Junta de Andalucía en Sevilla, Javier Fernández, ha sancionado a dos matadores actuantes el año pasado en la Feria, en la tarde del 21 de abril. El inhibido delegado Fernández no desvela nombres; ese día actuaron Castaño, Rafaelillo y Escribano, con la de Miura. Dos de ellos son los sancionados. Según el delegado, «los dos matadores pusieron al toro en la suerte de varas sobrepasando el segundo círculo». Ya se sabe de las complicaciones de los toros de Miura… Pues la sanción de la Junta era de 250 euros, que ambos espadas recurrieron, no sé si con ayuda del imaginativo Josquín Moeckel, pero lo parece por el contenido del recurso. La Junta, a la vista del recurso, ha decidido dejar sin efectos las sanciones. Los matadores adujeron en su defensa que «la lidia realizada en esa zona de las rayas de picar en el toro anterior habían dejado las rayas rojas de picadores de la Maestranza difuminadas, con lo que dio lugar a que no se viese con claridad». Quizás la Junta le pida a los maestrantes que instale como en los partidos de tenis, el sistema ‘ojo de halcón’. ¿Es de arte o no es de arte el nuevo doble gol marcado a la Junta de Andalucía?


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Once − 2 =