LOS TOROS EN EL SIGLO XXI

La empresa Pagés: cuanto más lejos, mejor

0
827

«…Si públicamente Canorea manda a José Tomás a Senegal, si trata así a las figuras, ¿qué no dirá en privado y con los modestos? Las figuras deben tomar cartas en el asunto y contestar. Pero no con la palabra, sino con los hechos. Tan sencillo como que dos-tres-cuatro figuras digan «no vamos a Sevilla por la falta de respeto de su empresario»…»

Raúl Delgado Márquez.-

     Ramón Valencia y Eduardo Canorea cometieron la semana pasada errores de bulto y muy graves. Lo peor de todo es que la Fiesta puede pagar las consecuencias. Les explico. El martes, en la reunión de Anoet, el señor Ramón Valencia no estaba previsto que hablase, y en cambio cogió el micrófono y empezó a remar para sus intereses: las plazas de 1ª. El problema, es que apenas se habló de las plazas de 3ª y 4ª, que era el principal objetivo.

     La puntilla viene al día siguiente, en Sevilla, donde el mismo Ramón Valencia y Canorea, en un ambiente relajado con la prensa, y de forma prepotente y chabacana, atacó a los toreros, y principalmente a las figuras. Aparte de otras consideraciones, que ahora entraremos, es de una torpeza muy grande, porque se está intentado que las figuras ejerzan como empresas que son, y que junto Anoet poder desatascar el embrollo del Convenio. En ello estamos, intentando luchar para liberalizar y modernizar el sector, y que exista un convenio nuevo, y que todo el mundo tenga las garantías de poder cobrar lo suyo y proteger los derechos de cada colectivo. Evidentemente, las palabras de Canorea ayudan muy poco. Por razones obvia. ¿Cómo se convence a las figuras de ello, si le llamas ‘perro judío’ cada vez que tienes un micrófono?

     Estamos en un momento clave del invierno y de conseguir algo que puede ser muy grande para el futuro de la Fiesta. Y es muy egoísta mirar por tu situación y tu plaza (que es privilegiada), porque el problema de los costes no está en Sevilla, sino en Écija, Morón, Espartinas,… y en un montón de pueblos en los que los festejos taurinos han empezado a ser inviables. Y de ésto se trata, de liberalizar el sector, crear un convenio nuevo (el actual no se cumple) y que la Administración baje los costes administrativos, para que se pueda salvar la Fiesta de base. En eso estamos, como primer objetivo. Y después, poder crear una estructura profesional que otorgue musculatura a la industria taurina y que se pueda crear un sector más transparente y más creíble.

     Lo de Canorea y Valencia es grave por lo que he explicado, pero también porque nos indica las mentalidades y las formas que reinan en el mundo del toro (o en una parte). Canorea se quejó de todos: de los toreros (de las figuras especialmente), de las cuadrillas, de los ganaderos, de la Administración,… Bueno, de todos no; de la Real Maestranza de Caballería, que le cobra casi el 25% de la facturación, no.

     Miren ustedes, ya lo hemos dicho muchas veces, Canorea no tiene razón: ni en la forma, ni en el fondo. Porque Sevilla es la plaza de 1ª que más ingresa, y donde los toreros menos cobran. Con muchísima diferencia. Y todos sabemos -prensa incluida- cómo se arreglan los toreros en Sevilla, y cómo van toreros y ganaderos. Y sabemos que, salvo un par de toreros, la gente no pregunta ni la hora. ¿A quién quieren engañar?

     Canorea tendrá otros gastos, que los tendrá, pero de la masa salarial de toreros y ganaderos no puede tener quejas. Precisamente él, no. ¿Cuál es el problema? Que no se le ocurre otra manera de poder seguir manteniendo el volumen de beneficios de los años de la vacas gordas que seguir estrujando el gaznate de los profesionales taurinos. Lo que tiene que hacer es enseñar las cuentas desde que ellos gestionan la Maestranza. Con eso se soluciona todo. Y que enseñe las liquidaciones (de todos), y no el resultado de una corrida suelta (que es otra manipulación muy usual). Verás que risa nos entra: desde 2001 hasta 2013.

     Se queja de la Administración, y con toda razón. Pero yo pregunto: ¿cuándo han trabajado para trasladar buena imagen y han hecho pedagogía con la Administración? Se quejan que no hay ingresos extraordinarios. Y tienen razón, pero ¿cuándo han trabajado para conseguir una industria fuerte, moderna, transparente y dinámica para conseguir que las grandes marcas se fijen en ellos? ¡Que llevan décadas, eh! ¡Que ellos estaban aquí cuando vivía el tatarabuelo del Juli!

     Canorea ha heredado la gestión de la Maestranza, como podía haber heredado una ferretería. Detrás de Canorea y Valencia no hay nada. Es una empresa vacía de contenido. Ni tienen afición, ni tienen equipo, ni tienen mentalidad de futuro. Su ética y estética es de otro siglo.

     Y por último, reflexionen sobre las formas. Si públicamente es capaz de mandar a José Tomás a Senegal, ¿qué no dirá en privado? Si compara a los toreros con los fontaneros, ¿qué no hará en privado? Si trata así a las figuras y en público, ¿qué no dirá en privado y con los modestos? Pero no solamente fue el otro día, es su discurso desde siempre. No tiene otro. Cualquier otro les obliga a trabajar. Y por ahí no pasan. ¿Cómo va a tratar la sociedad a los toreros como héroes, si la propia industria (o parte de ella) los trata como desalmados?

     Creo que es hora de que las figuras tomen cartas en el asunto y den un golpe en la mesa, y contesten. Pero no con la palabra, sino con los hechos. Es tan sencillo como que dos-tres-cuatro figuras salgan a la palestra, y digan «no vamos a Sevilla por la falta de respeto de su empresario». Como Canorea siga haciendo méritos, algún día lo va a conseguir. No se puede consentir ni la manipulación ni la falta de respeto, que en esta empresa es continua desde hace ya años.

NOTA: Cada día está más claro, que con cierta gente, no se puede contar. No pasa nada. Ya se sabía. Gente como Canorea y Ramón Valencia, cuánto más lejos, mejor.


*Publicado en el blog taurino ‘Los toros en el ssiglo XXI’.

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

nueve − 4 =