REAL MAESTRANZA - Novillada de abono

Congelados hasta la decepción final

0
1542

Los novilleros Juan Ortega, Román y Lama de Góngora sólo han sido ovacionados tras mostrar atisbos de su toreo en una gélida, desapacible y anodina tarde en la Real Maestranza. Dos novillos de la ganadería de Núñez del Cuvillo destacaron de un encierro desigual de presencia, terciado, flojo y noble.

LA FICHA

NOVILLOS: Se han lidiado cinco novillos de Núñez del Cuvillo, desiguales de presencia, terciados y flojos; y uno -lidiado en tercer lugar- de Fuente Rey, noble y chico. Mejores primero y segundo.

NOVILLEROS: -Juan Ortega, de burdeos y oro, saludos y saludos.
Román, de burdeos y oro, saludos y silencio tras aviso.

Lama de Góngora, de celeste y oro, palmas y silencio tras aviso.
 
INCIDENCIAS: Tres cuartos de plaza.

 

CLICK PARA IR A LAS ARTÍCULOS
AL NATURAL
Recortes

Francisco Mateos

 

 

CLICK PARA IR A LAS IMÁGENES
GALERÍA GRÁFICA
lopezmatito.com
OTRAS IMÁGENES
Javier Martínez
PUERTA DEL PRÍNCIPE
Javier Martínez
VIDEO DE LA NOVILLADA

 

 

CLICK PARA DEJAR SU OPINIÓN


Manuel Viera.-

     Quizá todo estuvo condicionado por la gélida tarde, o por el viento frío que azotaba, abajo, en el ruedo y helaba los huesos, arriba, en tendidos y gradas. Frío ambiente que contagió a una terna venida a menos. O por los nobles novillos de apagadas embestidas que se quedaron a mitad de camino. Al fin y al cabo todo contribuyó a empequeñecer la tarde. A hacerla desesperante. A desear que aquello acabara cuanto antes. Y es que nada de lo hecho fue suficiente para transmitir a la gente una pizca de emoción.

     No hubo forma de de aumentar el ánimo de un público que aguantó congelado hasta la decepción final. Y es que muy poco de interés sucedió durante más de dos horas de anodino toreo y nobles embestidas. Por una parte la novillada de Núñez del Cuvillo, chica, floja y muy desigual de presencia; sumó nota en sólo dos novillos. Por otra, las ganas de los que se pusieron delante fueron insuficientes para convencer.

     A Juan Ortega le descontroló el viento. La faena al primero fue toda una mezcla de enganchados muletazos y notables pases sueltos. Algún que otro natural mostró el buen concepto del toreo que el sevillano lleva en sus formas, y poco más pudo sacar de la encastada, aunque descompuesta, embestida del noble utrero. Lo mejor, la estocada. Al cuarto, de sosas acometidas, le intercaló pases con ambas manos de escaso interés. Se apagó el novillo y consumió una actuación que se quedó en nada.

     El debutante Román mostró su desparpajo, con un grado de calidad, en la faena al segundo, un buen utrero de Núñez del Cuvillo, en la que primó el deseo sobre la exquisitez de cada pase. No obstante, dejó pasajes con la izquierda donde el impecable natural estuvo pleno de chispa y vivacidad, pese a dejar sin exprimir en su totalidad la calidad de una embestida que, por el pitón izquierdo, fue superior al derecho. El valenciano aguantó parones, pisó terrenos comprometidos y sufrió volteretas durante un trasteo que, después, no supo firmar con la espada. Con el quinto, rebrincado y soso, al que recibió con dos faroles de rodillas en el tercio, se esforzó en una faena de escaso interés en la que sobresalió algún que otro muletazo diestro. Y poco más. La estocada, bastó.

     Lama de Góngora echó la tarde con sólo detalles. Lo que se le ha visto ha sido un atisbo de la versión artística de un torero con personalidad arrolladora y unas formas diferentes. Demasiado poco para lo que de él se espera. Al tercero, un novillo de cortas acometidas y al que recibió a portagayola, combinó la esencia y la sencillez en el muletazo diestro que, sin llegar a lo extraordinario, poseyó su estilo y naturalidad. Poco se prodigó con la izquierda en un vano intento con el novillo parado. Mató de estocada y escuchó palmas.

     Al flojo sexto, lo mantuvo en la verticalidad con muletazos a media altura en una faena de pobre contenido y reducida a preciosos muletazos y adornos muy toreros. Con el descabello se eternizó. Sí cabe destacar dos extraordinarias chicuelinas y revolera a una mano al quitar al segundo novillo de Román. Lo mejor.


AL NATURAL

Recortes

Francisco Mateos.-

     Los recortes no son ni de un color de partido ni de otro; ni de un sector ni del de enfrente; no. La moda del recorte llega a todos lados. Ya no es sólo el recorte de cinco corridas de toros menos, el recorte a la eliminación de la corrida de la Virgen de los Reyes, o el recorte a novillada de la corrida del Corpus, y el más que probable recorte del imprevisible y tambaleante 12 de octubre. Los recortes de la empresa de la Maestranza este año también han afectado a sus trabajadores. Ha habido cambios; o mejor dicho bajas. Muchas. Andan los empleados (bueno, los ex empleados) de Pagés largando por las esquinas de la generación actual de Pagés y de la joven que ha entrado (la cuarta generación). Muy contentos no deben estar cuando hablan de esa forma. Mala cosa para la ya muy deteriorada imagen de la empresa y de la propia plaza de la Maestranza.

  La hoja 'informativa' de la Junta de Andalucía pegada en el exterior de la plaza donde se indican los cuatro novillos rechazados en el reconocimiento. (FOTO: Javier Martínez)

     Ya advertimos en Feria que se notaba un descontrol en los accesos y sobre todo en la ubicación de aficionados en sus localidades ante el desconcierto para encontrarla sin apenas acomodadores. Hasta la Policía tuvo que intervenir (VER) para poner algo de calma. Hoy mismo, para esta novillada, la empresa ha decidido que sea de ‘personal reducido’, pese a que era previsible una muy buena entrada. Es decir, que en cada puerta de acceso sólo hubiera dos trabajadores, en vez de los cuatro que hay en las más amplias y de mayor afluencia de público. Además, acomodadores, que yo haya visto, uno por cada acceso (que abarca dos o tres tendidos). A estos pocos acomodadores que aún quedan le han quitado el uniforme clásico de gorrilla y chaquetilla gris, con lo cual ahora cada uno va vestido de su padre y de su madre, con sólo una tarjetita que le identifica en el pectoral. Vamos, que encontrarlos es como encontrar una aguja en un pajar.

     Y el delegado de la Junta de Andalucía, Javier Fernández, parece que también se ha alineado a esa política de recortes de la empresa maestrante. Acabada la Feria, acabada la información. Estamos a al espera de que dé la cara para hacer balance de la Feria de Abril, sobre todo en lo que directamente es de su responsabilidad: actuaciones de presidentes y veterinarios, concesiones o negaciones de trofeos, intenso baile de corrales, fracaso del señalamiento en muchos días, infracciones incoadas,… Digo yo que el delejado Javier Fernández habrá ocupado casi todos los días el exclusivo burladero de la Junta de Andalucía en la Maestranza para algo más que para ahorrarse un buen puñado de euros para ver los toros gratis. Y ya no sólo es el balance informativo de la Feria de Abril, sino que acabada la Feria, acabada la información puesta en marcha sobre reconocimientos veterinarios, algo a lo que accedió tras petición de SEVILLA TAURINA y que tanto interés ha tenido por medios y aficionados. Al entrar en la plaza nos hemos enterado por el papelito pegado en los exteriores que Cuvillo, además de la corrida de la Feria, ha tenido también baile de corrales en la novillada de hoy, con cuatro utreros rechazados en los reconocimientos veterinarios. El mismo delegado, que hoy ha ido a la novillada a su burladero gratuito de la Junta, podría habernos puesto a los periodistas el SMS informativo. Que un SMS es baratito. Bueno, quizá también le salga hasta gratis el SMS, que será un móvil de la Junta de esos que pagamos entre todos.

 


GALERÍA GRÁFICA (lopezmatito.com)

Juan Ortega.

Juan Ortega.

Juan Ortega.

Juan Ortega.

Juan Ortega.

Juan Ortega.

Juan Ortega.

Juan Ortega.

Juan Ortega.

Román.

Román.

Román.

Román.

Román.

Román.

Román.

Román.

Román.

Lama de Góngora.

Lama de Góngora.

Lama de Góngora.

Lama de Góngora.

Lama de Góngora.

Lama de Góngora.

Lama de Góngora.

Lama de Góngora.

Lama de Góngora.

 

 

 


 

OTRAS IMÁGENES (Javier Martínez)

El ganadero de la tarde, Álvaro Núñez del Cuvillo. El empresario de la plaza, Eduardo Canorea. El joven empresario onubense Jorge Buendía.
Tito de San Bernardo, Curro Puya y el delegado de la Junta, Javier Fernández. El ganadero Eduardo Miura disfruta de un buen puro tra su éxito en Feria. Manuel Luque, Emilio Muñoz... y la puesta al día en tecnología.
Uno que desafió al mal fario con el amarillo. Lolo Espinosa y Borja Jiménez. Genaro, un buen aficionado a los toros.
Tarde de mucho frío; cualquier cosa valía para abrigarse. Nuestro compañero Manuel Viera, bien abrigado para soportar el intenso frío. Aunque también hay quien le pone al mal tiempo, buena cara.
Elegancia por el tendido maestrante. Además del frío, un poco de lluvia. Buscando refugio ante el agua.
Tercio de varas. Lama de Góngora rezando. Maestranza romántica.
Los maestrantes volvieron a dejar un día más su palco casi vacío. Quienes no fallan son los turistas; afortunadamente para la empresa. La Real Maestranza, cada vez más cerca de ser un centro multicultural.

 


PUERTA DEL PRÍNCIPE (Javier Martínez)

Fermín Bohórquez y Antonio Cutiño. Paco Martín Sanz y Joaquín Armero. Vicente Varela y José Antonio Muñoz.
Alejandro Pavón. Vanessa Montoya. Álvaro Montes.
  Antonio Rubio 'Macandro'.  

 

NOTICIAS RELACIONADAS

 


Dejar respuesta

tres + 3 =