REAL MAESTRANZA - 10ª Feria de Abril

Uno, dos y tres

0
1551
Cara y cruz de la Fiesta en la misma tarde: dos orejas para Nazaré, grave cornada de El Juli y una oreja para Manzanares. (FOTOS: lopezmatito.com)
Cara y cruz de la Fiesta en la misma tarde: dos orejas para Nazaré, grave cornada de El Juli y una oreja para Manzanares. (FOTOS: lopezmatito.com)

El sevillano Antonio Nazaré le ha cortado las dos orejas al excelente cuarto toro de la tarde. El Juli ha sido herido de gravedad por su primer toro. Manzanares ha paseado la oreja del quintoastado. Buena corrida por presentación y juego de Victoriano del Río y Toros de Cortes.

LA FICHA

TOROS: Se han lidiado toros de Victoriano del Río, el tercero lidiado como sobrero, y dos de Toros de Cortés. Destacaron, por juego y calidad de embestidas, el extraordinario segundo, cuarto, quinto y sexto. 

ESPADAS: -Julián López ‘El Juli’, de negro y plata, corneado.

-José María Manzanares, de azul y oro, silencio en el que mató por Juli, ovación y oreja.
-Antonio Nazaré, de verde y oro, ovación, dos orejas y ovación.

CUADRILLAS: Saludó tras banderillear al quinto Juan José Trujillo.
   
INCIDENCIAS: Lleno de ‘No hay billetes’. El Juli fue intervenido en la enfermería de herida por asta de toro en cara interna del tercio inferior pierna derecha con trayectoria ascendente de 15 cm. afectando músculo vasto interno y alcanzando paquete vascular femoral, provocando herida de vena femoral. Tras control vascular de vena se realiza venorrafia con control satisfactorio del sangrado. Drenajes y cierre de herida. Pérdida de varias piezas dentales. Pronóstico grave (3-4 semanas de recuperación).

 

CLICK PARA IR A LAS IMÁGENES
GALERÍA GRÁFICA
lopezmatito.com
LA COGIDA DE EL JULI
OTRAS IMÁGENES
Javier Martínez
LOS TOROS, UNO A UNO
Javier Martínez
PUERTA DEL PRÍNCIPE
Javier Martínez
VIDEO DE LA CORRIDA
 

CLICK PARA DEJAR SU OPINIÓN

 

Cara y cruz de la Fiesta en la misma tarde: dos orejas para Nazaré, grave cornada de El Juli y una oreja para Manzanares. (FOTOS: lopezmatito.com)
Cara y cruz de la Fiesta en la misma tarde: dos orejas para Nazaré, grave cornada de El Juli y una oreja para Manzanares. (FOTOS: lopezmatito.com)

 

 

CLICK PARA IR A LAS ARTÍCULOS
AL NATURAL
Tarde intensa

Francisco Mateos
DIEZ GANANDO UN PASO
El tonto

Javier García Baquero
LA CORRIDA, AL COMPÁS
Décima de espina y oros

Fernando Naranjo
LA VOZ DEL ABONADO
Dos Hermanas tiene un torero

Union Taurina de Abonados de Sevilla

 


Manuel Viera.-

     Lo primero que sorprendió fue la categoría asombrosa de cada una de las faenas. Antonio Nazaré ha logrado un reparto de sus formas verdaderamente idóneo, en el que ni una sola vez su toreo resultó inferior o incoherente con el resto. Lo hecho en esta tarde, que ha de marcar su futuro como torero, ha tenido dignidad, consistencia, rigor, deseos de hacer las cosas bien. Un toreo, a veces sorprendente, siempre fresco y no del todo ambicioso. Aprovechó bien la técnica para transformarla en sutiles pases hasta dotar sus faenas de un enfoque sorpresivo, sin aposturas, trascendente y reforzado con la emoción que provoca en el espectador las embestidas encantadas de tres toros tan auténticos como anhelados.

     Uno, dos y tres. Tres. Que lo catapultaban a la gloria. Tres de orejas y cortijos. Tres de arreglar toda una temporada, un futuro, una vida. No sé, quizá lo hecho estuvo condicionado por la responsabilidad, por una fugaz neblina en mente no clara, de equivocado conformismo,… pese a su desparpajo, a su valor, a la verdad de su toreo. La tarde de Nazaré ha sido notable, y denotó una excelente manera de hacer el toreo. Tan buena que le hubiese posibilitado una Puerta del Príncipe de época si la apuesta con el extraordinario segundo hubiese sido más contundente, menos conformista, más decidida a romper moldes con un toreo que es todo un lujo, un privilegio para quien lo tiene, lo siente, lo dice y lo hace. Y si la espada, al todo o nada, hubiese fulminado al no menos extraordinario sexto después de una faena, de una coherencia absoluta y de sumo interés, con la que mostró sus excelentes condiciones para hacer el toreo. De todas formas, el sevillano de Dos Hermanas, ha dejado muy claro su concepto con capote y muleta, con la promesa de que lo que ha de venir detrás será aún mejor.

     La faena al excepcional cuarto fue un dechado de buen toreo, donde los armónicos y profundo trazos, ora a derecha, ora a izquierda, se convirtieron en una formidable obra distinta a lo esperado, solemne y emotiva. La tauromaquia de Nazaré quedó marcada por el natural desbordante, por la despaciosidad, la profundidad, la ligazón del pase diestro. Por la pureza de unas formas poderosas y apasionadas que alcanzaron el arrebato emocional en los tendidos. Contundente estocada y dos orejas.

     No toda la faena al buen segundo mantuvo el mismo interés, pero sí la expectación ante la posibilidad de mostrar condiciones que se vislumbraban excelente. Quizá le faltó sumar algún que otro muletazo en cada serie, no obstante, la fortaleza que desprende el sevillano, la seguridad de poder sin caer en amaneramientos quedó expuesta en un trasteo con solvencia pero equivocadamente corto. Tras la media estocada y el descabello fue ovacionado.

     Con el notable sexto se reencontró con sus formas más puras, y aunque la noble y boyante embestida se fue apagando, no más de dos tandas de muletazos diestros y una al natural le permitieron desentrañar el auténtico toreo y aportar verdad a su obra. Y ya digo, el increíble fallo a espadas le privó de una Puerta del Príncipe que, entreabierta, se la tuvieron que cerrar. Una pena.

     La cogida al inconmensurable Juli rompió la tarde y el final de una Feria de gesta. Aguantó el madrileño las paradas espeluznantes del flojo y complicado primer toros de Cortés, al que dejó sin picar. Molesto cabeceo y corto recorrido, y a mitad del trazo se lo echó a los lomos tras la seca cornada en la pierna derecha. Lo finiquitó Manzanares y se corrió turno. De Nazaré quedó todo dicho. De Manzanares decir que dejó para el quinto lo más grandiosos de su toreo.


Uno, dos y tres. Tres. Que lo catapultaban a la gloria. Tres de orejas y cortijos. Tres de arreglar toda una temporada, un futuro, una vida. No sé, quizá lo hecho estuvo condicionado por la responsabilidad, por una fugaz neblina en mente no clara, de equivocado conformismo,… pese a su desparpajo, a su valor, a la verdad de su toreo


     El alicantino quería para hoy algo más. Quería trascender las estrecheces de tardes pasadas y lanzarse a una carrera de fondo en la que cada muletazo tenía un nuevo objetivo: triunfar. Y bien que lo hizo pese a la escasez de apéndices cortados. Al gran quinto toro le ejecutó una elegante faena ideal para amantes del buen toreo, para el purista interesado en el buen concepto, para el detallista del remate preciso y el adorno torero, para el romántico de los finales felices… que de todo había en la plaza. Toda una lidia definida por la hondura de una derecha excepcional, trazos con los que no dejó de mostrar un toreo brillante y convincente con el que consiguió una faena de muletazos muy lentos, intensos, luminosos, ligados y de mérito. Toda una obra a derecha reveladora de su inmensa calidad. Estocada y oreja. Insólito e incoherente cuanto menos: la tarde de su encerrona le dieron dos.

     Con el rajado tercero, logró sacarle muletazos lentísimos a los que les faltó la emoción. Detalles y adornos que epilogaron un trasteo de escaso contenido. Tras la estocada desprendida saludó una ovación.


AL NATURAL

Tarde intensa

Francisco Mateos.-

     Corrida tan intensa la de esta tarde que hay mucho sobre lo que escribir y poco espacio disponible. Mi primera reflexión ha de ser de reconocimiento para El Juli. Tenía tres corridas y sólo ha podido torear una, poque hoy a las primera de cambio en la faena, cornalón y a coser media pierna. El toro estaba suelto en los medios y tras el cambio de tercio no quiso ni que lo cerraran los peones en el tercio; se fue derecho como una bala a plantarle pelea. La atrevida disposición de El Juli en la Maestranza es de premio gordo. No cabe torear mejor y con mejor disposición; y encima estando rico podrido y de vuelta de todo, con todo ganado. Ha puesto a cavilar a medio escalafón y ha tambaleado a Manzanares del trono de Sevilla. De seis toros, sólo ha podido lidiar completos dos: tres orejas, una Puerta del Príncipe y un cornalón. Y curiosamente se puede quedar sin premio, porque los dos toros que ha lidiado han sido el Domingo de Resurrección, que no entra en las votaciones de los premios. No es justo. Espero que al menos los componente de Aula Taurina le den el premio que le va como anillo al dedo: ‘Mejor lección torera’.

     Todos nos alegramos y disfrutamos del triunfo de Antonio Nazaré, aunque nos queda la espinita de que será difícil tener tan a mano un éxito aún más fuerte, con tres buenos toros que le tenían que haber permitido abrir la Puerta del Príncipe con orejas de sobra para ello… Pero está claro que no se le puede pedir la perfección de las figuras a quien aún torea poco. Y eso que todos pensaban que con la cornada de El Juli la tarde sería un paseo triunfal para Manzanares, al que parece que colocan ahora en la diana del entronizado a abatir, porque la polémica presidenta deberá explicar la no concesión de la segunda oreja solicitada mayoritariamente por la plaza. Es verdad que no toreó con la izquierda, pero anda que si cogemos la lupa y el metro de medir en todas las orejas concedidas… Pero a la presidenta le va la marcha, ser protagonista, desde aquel día de la despedida de Liria que le cerró la Puerta del Príncipe frente a la voluntad de los aficionados sevillanos.

     Y buena corrida de Victoriano del Río, otro ganadero al que la empresa de Sevilla mantenía castigado algunas temporadas alejado de la Maestranza porque -según el propio ganadero- no le pagaban lo que sí le pagan en otras plazas. Está claro que cuando se compra calidad, los festejso mejoran.


DIEZ GANANDO UN PASO

El tonto

Javier García Baquero (Ambitotoros).-

  1. Estadísticamente tengo cierta facilidad para que me toque el tonto. En la cola del supermercado me suele corresponder la cajera que se equivoca, si me para un guardia municipal, es el jilipollas del cuerpo.
  2. Si voy a los toros me suele caer un cretino al que a los dos minutos me gustaría darle dos mamporros (mamá, te he hecho caso y no he dicho dos ostias que es lo que se merecía el anormal de hoy).
  3. El especimen de hoy era plancheado, andaluz, pedagógico, enterao, con esposa y amigo paraito y con risitas. «Hace cinco años que no vengo a los toros, a ver si esto ha cambiado y los toreros se arriman», fue su presentación.
  4. No había hecho más que salir el primer toro cuando explica el prenda a sus allegados y resto de la grada «estos son los toritos que mata éste: sin fuerza, sin cuernos y sin presentación». Me aguante como un tío las ganas de volverme y darle dos mamporros.
  5. Cuando el toro tira el derrote seco, segunda serie con la muleta, después de mil tarascadas y vencerse con el capote, después de que Juli se fuera inerte y regando con su sangre el albero de los toreros machos, al subnormal se le ocurre decir «me parece que se nos ha fastidiado la tarde».
  6. Sale el tercero jabonero sucio, ‘ensabanao’ para mi tonto particular «¡uy, este chiquillo qué verde está!» Lo diría por el traje, porque la actitud de Nazaré fue torera, templada y profesional. De mucho mérito con lo que había pasado en la plaza. Luego la verdad es que no sabemos qué pasó para que cortase la faena a los cinco minutos de comenzarla. Vería cosas que desde la grada no se percibieron.
  7. Mi primo llevaba clavel ¿a que lo habían adivinado? Y el muy tonto se fue a por el gintonic en el cuarto toro. Se perdió la faena de la tarde de un torero que quiere serlo a un toro bravo. Se sentó echando pestes del personal de plaza que no le dejó pasar con las copas. Les dejo que se lo digan ustedes, venga todo juntos, «I-DIO-TA».
  8. «Pero ahora viene lo bueno; Manzanares es el torero que me pone», le dice a su santa (la susodicha lo tenía ganado; el titulo de santidad, digo). Pues Manzanares toreó bien, imagino que se reconcilió consigo mismo y con Sevilla, pero perdió una segunda oreja de otro magnífico toro de Victoriano, no se acopló con la mano de torear.
  9. «Este sale a hombros por la Puerta de Los Príncipes», dice por Nazaré el interfecto. «Esto no es Madrid, donde hacen falta tres orejas para salir a hombros». Entonces le saltó el niño: «Aquí hacen falta tres orejas, para salir a hombros. Y que usted sepa que no tiene ni idea». La grada aplaudió, además el niño masculló para sí mismo «y además está usted jibiao». ¿Por qué los niños y los borrachos siempre son los más valientes?
  10. Y, por Dios, la Puerta de los Príncipes, duele al oído, señor mío. Como duele al alma que Nazaré no abriese la puerta que permanece cerrada desde que Juli la abriese el Domingo de Resurrección. La rozó con la punta de su muleta distinta.


LA VOZ DEL ABONADO

Dos Hermanas tiene un torero

Unión Taurina de Abonados de Sevilla.-

     Agua fresca y de la buena es la que aporta Antonio Nazaré a la Fiesta, y mucha falta que hace. Tanto en la temporada anterior como en su reciente corrida de Madrid, el diestro de Dos Hermanas apuntó y disparó, y esta tarde en Sevilla refrendó un toreo de temple, gusto exquisito, mando, colocación, administrando distancias y tiempos. Quizás alguien discuta la excesiva generosidad de la segunda oreja que consiguió Nazaré, pero como las comparaciones no son odiosas en estos casos, hay que decir que sus méritos fueron muy superiores al de otros toreros que han cortado orejitas, y estas al menos son con toreo del bueno.

     El encierro de Victoriano del Rio fue desigual tanto en presentación como en juego. Toros rematados de cuerpo, pero escasos de cara. Otros por el contrario eran verdaderamente anovillados y con bastante leña. Una vez más hay que decir que los puyazos administrados fueron casi todos simulados y quién sabe si en ello se encuentra la causa de que el primero de la tarde llevara la cara alta, se defendiera y provocara una cogida con resultado de heridas graves a El Juli cuando toreaba de muleta e intentaba sacar agua de un pozo seco.

     Por esta razón la corrida pasó a un mano a mano entre Manzanares y Nazaré. La polémica y los comentarios surgen para comparar la labor de ambos, porque el de Alicante tampoco se quedó corto con su toreo de muleta al quinto donde ofreció buenos derechazos, quizás agobiando en demasía a un toro que requería el aire y la distancia que siempre ofrecía Nazaré en el suyo… En este toro, al que premiaron a Manzanares con una oreja, no supo resolver las dificultades que tenía por el pitón izquierdo, llegando incluso a ser desarmado. Bien esta vez la presidenta Anabel Moreno al mantenerse firme y negar la segunda oreja.

     Al menos esta tarde hubo una tarde de toreros buenos y toros al modo de hoy. Se hablará mucho de Nazaré y si los taurinos no le tuercen podemos decir que Dos Hermanas tiene un torero.


LA CORRIDA, AL COMPÁS

Décima de espina y oros

Fernando Naranjo.-

Otro cartel postinero,
virgencita de San Gil…
Endereza tú este abril
bajo el Arco, ¡te lo ruego!
Haz que tu cielo torero
ilumine a los artistas
y restallen de estilistas
sobre tu arenoso anillo
alcalaíno amarillo
regalo de la genista.

Hoy se cernió un gran pesar,
a intramuros maestrantes
hubo cornada importante
ya iniciado el faenar…
A todo músculo helar
la sangre de los canales
en los riegos femorales
de un torero en plena racha;
la súbita y fría escarcha
de las guadañas mortales.

Esta tarde la corrida
coincide en número y métrica
de esta labor sin cosmética
del verso a verso cosida.
La décima socorrida
al servicio de la Fiesta:
hoy del toro tan honesta,
de cuajo y presentación,
sólo el primero un ‘cabrón’;
por lo demás muy compuesta.

 

De nuevo el gran Gibralfaro
se asomaba al Baratillo,
vino aplaudir a Trujillo.
Le hablaron de su descaro
haciendo entrar por el aro
a las airadas bravuras.
A sotovoce, criatura
malagueño salazón,
tan torero corazón
te elevará a las alturas.

Y el novio de esta Sevilla
anduvo muy importante,
muy serio, austero y garante.
Justa talla sin hebillas,
hoy lo premian mis letrillas…
Aseos con ‘ecuador’
y con ‘impuesto’ mejor:
así le gusta el turrón,
sin trampa, coba y cartón,
a este ácido relator.

No vino de Nazaret
que vino de Dos Hermanas
y trajo un saco de ganas
para aquí dejarse ver,
y que lo dejen volver
a esta Sevilla tan suya.
Pudo decir aleluya
pero debe conformarse,
aunque ¿pudo coronarse?
Más su espada ni magulla…


GALERÍA GRÁFICA (lopezmatito.com)

El Juli.

El Juli.

José María Manzanares.

José María Manzanares.

José María Manzanares.

Antonio Nazaré.

Antonio Nazaré.

Antonio Nazaré.

Antonio Nazaré.

Antonio Nazaré.

Antonio Nazaré.

Antonio Nazaré.

Antonio Nazaré.

Antonio Nazaré.

Antonio Nazaré.

Antonio Nazaré.


LA COGIDA DE EL JULI

FOTO: lopezmatito.com

FOTO: lopezmatito.com

FOTO: lopezmatito.com

FOTO: lopezmatito.com

FOTO: lopezmatito.com

FOTO: lopezmatito.com

FOTO: lopezmatito.com

FOTO: lopezmatito.com

FOTO: Javier Martínez.

FOTO: Javier Martínez.

FOTO: Javier Martínez.

FOTO: Javier Martínez.


OTRAS IMÁGENES (Javier Martínez)

Segunda vez y última que se coloca el 'No hay billetes' en la Feria de Abril. Los maestrantes sí han llenado hoy su palco al completo. Eso sí que es una flor -o mejor un enorme florón- bien plantado en la cabeza.
El asesor del delegado de la Junta, fijo cada tarde en el burladero oficial de la Junta. Curro Romero y su mujer Carmen Tello ocuparon una tercera fila de barrera. Salvador Cortés, invitado a la retransmisión de la corrida de 'Carrusel Taurino'.
Más mantillas hoy en las balconadas de la Maestranza. Una imagen que recuerda otras épocas. Emilio Moreno, apoderado de Nazaré, no puede reprimir las lágrimas por el triunfo ante la mirada de su hijo. Concentración de los agentes de la autoridad en el callejón para instrucciones previas al festejo.
¿Amarillo? No; lo siguiente... Otro desafiando al mal fario. ¡...y dale con el amarillo!


LOS TOROS, UNO A UNO (Javier Martínez)

El primero, de Toros de Cortés. El segundo, de Victoriano del Río. El tercero, de Toros de Cortés (devuelto).
El sobrero tercero, de Victoriano del Río. El cuarto, de Victoriano del Río. El quinto, de Victoriano del Río.
El sexto, de Victoriano del Río.

 

PUERTA DEL PRÍNCIPE (Javier Martínez)

El delegado de la Junta, Javier Fernández, y el consejero de Gobernacióin y Justicia, Emilio de Llera.

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, junto a su señora y el concejal de Fiestas, Gregorio Serrano.

Los toreros Joselu de la Macarena y Victor Puerto llegaron desde el Real de Feria en carruaje.
El ganadero Julio de la Puerta y el apoderado Toño Matilla. El ganadero Carlos Núñez y el rejoneador Fermín Bohórquez. El gtaurino José Luis Cazalla, apoderado de Higares´, Canales y Janeiro.
El diestro sevillano Manuel Escribano.

NOTICIAS RELACIONADAS


 

Dejar respuesta

uno × dos =