Juan Murillo: «Me voy porque estoy harto»

0
988

El presidente más veterano y mejor considerado por profesionales y aficionados presenta su dimisión irrevocable a la delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla. Tras más de 30 años de ejercicio continuado en los equipos gubernativos de la Maestranza y casi 20 de presidente, un cúmulo de circunstancias le obligan a abandonar el palco maestrante «porque ya estoy cansado de tirar solo del caro», según ha adelantado a SEVILLA TAURINA. El palco sevillano se queda con sólo dos presidentes, de los cuales uno apenas tiene dos años de experiencia.


El ya ex presidente Juan Murillo.
FOTO: Matito.

Francisco Mateos.-

     El preidente Juan Murillo, el más veterano de los tres presidentes actuales del palco de la Real Maestranza de Sevilla, ha presentado su dimisión irrevocable a la delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar. Según ha podido conocer Sevilla Taurina en la tarde de hoy viernes, el escrito de dimisión fue presentado ante la Delegación el pasado miércoles. La delegada se reunió con Murillo para conocer las circunstancias que le empujan a abandonar una carrera muy reconocida y valorada por profesionales y aficionados. Carmen Tovar invitó a Juan Murillo a proseguir con su tarea de presidente de la plaza de Sevilla, "pero mi decisión está muy meditada y es irrevocable", comenta el propio Juan Murillo a este portal.

     El ya ex presidente no quiere dar a conocer los motivos reales que le han empujado a presentar la dimisión, pero no duda al afirmar muy claro y rotundo que "ya no aguanto más; me voy porque estoy harto". De hecho, y como ya adelantaba este portal el pasado 27 de marzo al final de un artículo en la sección de opinión, Juan Murillo ya había amagado incluso antes de la Feria de Abril con presentar su dimisión; en ese momento fue por no estar de acuerdo con el equipo de veterinarios asignado por la Delegación, algo que al final logró consensuarse. Juan Murillo, que se resiste a hablar de los motivos "por el momento", sí adelanta a Sevilla Taurina que en algunos momentos se ha sentido solo y con la carga de la responsabilidad de ser estandarte de lo que 'debe ser', "y ya estoy cansado de tirar solo del carro", reconoce,

     Durante los festejos de la Feria de Abril, algunas de las pautas de Juan Murillo delataban -para aquellos más obervadores-


La delegada de la Junta, Carmen Tovar.
FOTO: Matito.

un cambio de actitud que mostraban que no estaba a gusto: sólo asistía a la plaza el día que presidía el festejo, sin asistir desde el callejón a las otras corridas que presidían sus dos compañeros del palco, siguiendo -eso sí- todas las corridas de toros a través de la retransmisión de telévisión.

     La dimisión de Juan Murillo es un nuevo revés a la actual situación taurina por la que atraviesa la Maestranza. La marcha de Murillo provoca una importante laguna en el prestigio del palco maestrante. Juan Murillo llevaba más de 30 años dentro de los equipos gubernativos de la plaza sevillana y casi 20 años como presidente (él mismo plasmó sus vivencias en todos estos años en la publicación del libro 'De botijero a presidente'). Paralelamente a su nombramiento como presidente, también accedio al palco Francisco Teja; Fernando Carrasco Lancho fue quien completó el trío de presidentes durante varios años, hasta que éste se jubiló. También accedió como presidente en estos años Gabriel Fernández Rey -que sigue actualmente- y Antonio Pulido, cesado el año pasado fulminantemente tras permanecer escasas temporadas en el palco.

     Hace dos temporadas, el anterior delegado de la Junta en Sevilla, Demetrio Pérez, incluyó un cuarto equipo de presidentes para dar entrada a la primera mujer presidenta en la Maestranza, Anabel Moreno. De esta forma, actualmente, y tras el cese el año pasado de Antonio Pulido, los pesidentes para este año eran Juan Murillo -el más veterano con gran diferencia-, Gabriel Fernández Rey y Anabel Moreno. También este año se ha nombrado a un presidente 'suplente' –Julián Salguero-, aún totalmente desconocido y sobre el que la Delegación sólo suministró su nombre y poco más a través de una nota de prensa. Tras la marcha de Murillo, el


El palco se queda con Anabel Moreno y gabriel Fernández Rey.
FOTOS: Javier Martínez.

palco de la Maestranza queda representado por Gabriel Fernández Rey, Anabel Moreno -apenas dos temporadas en el cargo, donde ha acumulado graves fallos- y Julián Salguero -un neófito presidente que, supuestamente, jamás ha presidido anteriormente una festejo taurino-. Es decir, la Maestranza se queda desprotegida de presidentes con contrastada solvencia y experiencia acumulada, exceptuando, en todo caso, a Fernández Rey.

     Curiosamente, con los últimos festejos de la recién terminada Feria de Abril, la Unión Taurina de Abonados de Sevilla emitió una nota de prensa valorando el ciclo ferial en la que, además de solicitar a la Maestranza la rescisión de contrato a la empresa Pagés, solicitaba a la Delegación de la Junta de Andalucía en Sevilla el cese de los presidentes Gabriel Fernández Rey y Anabel Moreno, a quienes criticaban sus decisiones en concesión de trofeos y, sobre todo, en las presentaciones de los toros que aprobaban para ser lidiados en la Maestranza. Salvaban de esta crítica a Juan Murillo, precisamente quien se marcha ahora, quedando el palco ocupado por los dos presidentes 'menos deseado' por los abonados.

     La Delegación, que no ofreció ni una rueda de prensa cuando nombró a los actuales presidentes a principio de temporada -a diferencia de los años anteriores- deberá ofrecer explicaciones y detalles de qué ha sucedido y la actual situación que se ha creado con un palco exento de suficiente experiencia. Como posibles candidatos a subir al palco a corto o medio plazo se barajan los nombres de Alfonso Garrido -buen aficionado, que fuera delegado del Gobierno en Andalucía y durante las últimas temporadas presidente de la plaza de Huelva- y Francisco Teja, otro buen aficionado, con experiencia acumulada en el palco de Sevilla y fuerte personalidad.

Dejar respuesta

dieciocho − diez =