REAL MAESTRANZA - Domingo Resurrección

El Juli fascina y encandila

0
1174

Julián López ‘El Juli’ ha cortado tres orejas y ha salido por la Puerta del Príncipe tras realizar un toreo de enorme grandeza, sentido y próximo. Morante de la Puebla sólo expresó su estilo en escasos momentos y fue pitado. Manzanares provocó algún que otro deleite, pero poca emoción para lo que se espera de él.

LA FICHA

TOROS: Se han lidiado cinco toros de Garcigrande y Domingo Hernández desiguales de hechuras, serios, nobles, flojos y variado juego. El quinto, bravo, fue aplaudido en el arrastre. Uno de Parladé, lidiado en primer lugar, sin fuerzas y defendiéndose.

ESPADAS: -Morante de la Puebla (de verde y oro), bronca y silencio.

-Julián López ‘El Juli’ (de azul marino y oro), oreja con petición de la segunda y dos orejas.
-José María Manzanares (de gris plomo y oro), saludos tras aviso y silencio tras dos avisos.

CUADRILLAS: Saludó tras parear al sexto Juan José Trujillo.
   
INCIDENCIAS: Lleno de ‘No hay billetes’. Lluvia durante el festejo. El banderillero Niño de Leganés fue cogido en el quinto, sufriendo dos cornadas en la pierna derecha: una en cara posterior con una trayectoria ascendente de 10 cm. y otra descendente de 20 cm. con importante tensión muscular del biceps femoral contundiendo el nervio ciático en una extensión de 30 centímetros. Otra cornada en el tercio inferior de la pierna derecha y cara interna, que se explora evacuando hematoma. Pronóstico grave.

 

CLICK PARA IR A LAS IMÁGENES
GALERÍA GRÁFICA
lopezmatito.com
OTRAS IMÁGENES
Javier Martínez
PUERTA DEL PRÍNCIPE
Javier Martínez
VIDEO DE LA CORRIDA

 

CLICK PARA DEJAR SU OPINIÓN

 El Juli saliendo a hombros esta tarde por la Puerta del Príncipe. (FOTO: Arjona/lamaestranza.es)

CLICK PARA IR A LAS ARTÍCULOS
AL NATURAL
No hay quien compita con El Juli

Francisco Mateos
DIEZ GANANDO UN PASO
Se hablaba en Sevilla de un torero grande

Javier García Baquero
LA CORRIDA, AL COMPÁS
Sevilla, ni sol ni moscas

Fernando Naranjo
LA VOZ DEL ABONADO
Baile de corrales

Union Taurina de Abonados de Sevilla

 

 


El banderillero Niño de Leganés, de la cuadrilla de El Juli, ha sufrido una doble cornada en el muslo derecho cuando estaba banderilleando, de pronóstico grave 


 


Manuel Viera.-

     Nada cambia las costumbres. La Maestranza lució guapa y mostró su atractivo en el esperado y deseado día de Domingo de Resurrección. Pese a la intensa lluvia caída al inicio del festejo. Sedujo el ambiente y hubo claro sentimiento de triunfo en la gente. Todo resultó idéntico a inauguraciones de temporadas pasadas aunque existieron diferencias en lo que pasó después. La tarde se hizo distinta abajo, en el mojado albero, cuando el toreo apareció en tiempo real dicho y hecho por quien supo traducir las inmensas ganas y el enorme valor en una continuidad de pases con criterio que dejaron patente una tauromaquia de excelente contenido, arrebatadora y auténtica.

     La evidente voluptuosidad. La efusión con la que se creció ante la dificultad de la embestida y el valor expuesto en sutil naturalidad, dieron cuenta de unas formas cargadas de verdad y resplandeciente luminosidad. Fue esta la mejor forma de comprender la enorme grandeza de un toreo sentido y próximo, profundo, escandalosamente templado, de bajísima mano, ligado y excepcionalmente rematado. Un toreo que avanzó apoyado en una técnica impecable, digna de un torero de semejante personalidad. La tarde de El Juli ha supuesto un logro absoluto. En ningún momento mostró la menor dificultad en el dominio de las embestidas. Su gran destreza, su espectacular motivación, su valor asombroso, e incluso la belleza de los pases hicieron de él un torero excepcional.

     La faena al flojo segundo toro de Garcigrande dio cuenta de una lidia plagada de convincentes razones. El quite, en una combinación de chicuelinas y tijerillas de increíble recorrido y mando, fue todo un portento de inquietud creativa. Los largos muletazos diestros de tela arrastra y los interminables remates de pecho al buen toro de Domingo Hernández lidiado en quinto lugar poseyeron una gran categoría. La versión del natural denotó una profunda y dificilísima verdad. Remates de pecho que duraron un día. Y dos faenas con firma de autor. Dos estocadas de orejas.


No ha estado bien Manzanares. Faenas, ambas, incoherentes, de idas y venidas en lo que lo mismo sirvió la verdad como la mentira


 

     Quizá algo discontinua y con algún altibajo resultó la faena a su primero. Grandiosa la realizada al quinto, con gran dominio del temple y de grandiosa profundidad y fuerza expresiva. En ambos toros se fue a portagayola. A ambos toros los toreó con el empeño de elevar la emoción por encima del umbral de lo imposible. Oreja y dos orejas. El Juli fascinó y encandiló a Sevilla.

     Morante apareció desangelado en su primer toro. Triste, quizá, como la oscura, plomiza y lluviosa tarde. Al de Parladé, ayuno de fuerza y a la defensiva, ni verlo. Con el noble y soso cuarto expresó su estilo en contados momentos. No hubo grandes cosas, pero sí escasas muestras de esa difícil naturalidad. Mató mal al primero y fue hábil al finiquitar a su segundo.

     No ha estado bien Manzanares. Faenas, ambas, incoherentes, de idas y venidas en lo que lo mismo sirvió la verdad como la mentira. Un toreo frío, demasiado despegado, de pases descoyuntados, que proporcionó algún que otro deleite pero poca emoción. No tuvo eco lo realizado al noble y soso tercero, y aunque mejoró lo hecho al repetidor sexto la faena careció de frescura. Mal con la espada.


AL NATURAL

No hay quien compita con El Juli

Francisco Mateos.-

     Cerrada la semana de Pasión en Sevilla, vivida intensamente pese a las incidencias por las lluvias, parece que El Juli se ha aprendido aquello de «el que crea en mí, que coja su cruz y me siga». Y la cruz que le ofrece El Juli a sus compañeros figuras del escalafón es la cruz de la verdad -con sus enormes riesgos-, de la verdad auténtica del toreo, la verdad que te lleva a la Puerta del Príncipe o a la puerta de la enfermería. El Juli ha arrollado. Y no digo que arrollado en sí mismo, sino que ha arrollado y se ha llevado por delante a dos figuras como Morante -aunque con el artista de La Puebla no se puede hablar de competencia, porque Morante no compite con nadie- y sobre todo a Manzanares. 

 

     En la crónica de Manuel Viera tienen desgranado cómo estuvo El Juli y qué hizo. Sólo diré que toreó con verdad, y la verdad significa, a veces, sacrificar la estética; de ahí que algunos muletazos de enorme verdad por bajar la mano con la muleta y hacer humillar aún más al toro no fueran tan estéticos pero de una verdad absoluta. Toreando El Juli con esa verdad por delante de Manzanares -que además ha estado hoy a medio gas para lo que se espera de él-, se acrecienta aún más la diferencia con el toreo del alicantino. Manzanares ha toreado en algunos momentos bonito, estético, pero no con la verdad desvelada por El Juli. No le conviene a Manzanares torear detrás de El Juli, porque se observa muy visualmente las diferencias entre lo verdadero y lo estético. De todos modos, hoy El Juli ha venido como hay que venir a Sevilla: a por todas. Cabreado con las putadas que le hicieron el año pasado los empresarios -entre ellos los de Sevilla, que lo dejaron fuera de los carteles como castigo- y hasta los compañeros, dejándole solo en su lucha por controlar los derechos de imagen.

     El Juli, de seguir en las dos próximas corridas con el mismo ímpetu y empuje, se convertirá en el gran triunfador del ciclo abrileño; incluso con la de Miura. No cabe mayor verdad en una tarde. Hizo mejor a sus toros. De la forma que ha venido esta tarde El Juli a Sevilla no hay torero capaz de competir con él.


DIEZ GANANDO UN PASO

Se hablaba en Sevilla de un torero grande

Javier García Baquero (Ambitotoros).-

  1. Se hablaba de los líos de corrales. Un Domingo de Resurreción, con la Beneficencia en Madrid, las dos tardes más importantes del orbe taurino, se deben evitar esas idas y venidas. Se habla de que muchos ganaderos vendrían pagando. Luego la corrida salió buena, con cuatro toros potables. Menos los de Manzanares, el lote de Juli bravo, a más y de presencia impecable.
  2. A la hora del paseíllo cayó el temido chaparrón, se hablaba de suspensión, Hablaron Juli y Morante en el patio cuadrillas y dijeron que para adelante. Manzanares asintió. Gracias a Dios resucitado. Paró al instante. No volvió a llover hasta que Juli salía a hombros. Se hablaba que Juli miró a la nube que venía de Huelva y le ordenó pararse. La nube se paró, claro. ¿Qué podía hacer?
  3. Dos veces enganchó de salida el capote de Morante el Parladé que abría plaza, Se comentó en los tendidos que la faena la inició el de La Puebla con la espada de verdad en la mano. Al segundo lo toreó bien de capa, verónicas logadas con chicuelinas; luego algún muletazo demasiado solitario.
  4. Se hablaba de Manzanares como el ‘torero de Sevilla’. Lo es. Al empezar la faena alguien gritó «venga que estás en tu casa» y así toreó, demasiado cómodo quizá. O demasiado incómodo por la actitud mandona del invitado.
  5. ¿Desde cuándo no se hablaba en Sevilla de un rabo? Para Juli hubo petición, una faena a un toro bravo cuajado en capote, muleta por ambos pitones y matado de esa forma no debe temerse ser premiada de esa forma. El presidente sacó los dos pañuelos juntos. ¿Tenía el tercero?
  6. Se habla, y se torea para contarlo, de las dos verónicas en el quite al excelente toro quinto de Domingo Hernández. Torear con todo, tres cuartos de capa por el albero, templando al toro, recargando la suerte, despacio todo. Se va a hablar mucho tiempo.
  7. Se habla de que tres cornadas lleva de un toro bravo. La cogida del ‘Niño de Leganés’ fue dramática, no anduvo fino el banderillero, lo de ayer venía con motor, el toro lo cogió como si le debiera dinero, como lo hacen los toros fieros, costó un mundo quitárselo.
  8. Me hablaba un matador de toros de que Juli ha puesto el toro imposible. «si el que manda en esto se va a portagayola dos veces, trae una corrida con dos c…, torea con poder y gusto, está fresco y viene con este espíritu, a los demás sólo les queda esperar que les salpique el triunfo». Pues eso se habla.
  9. Habló Sevilla, (se me ponen los pelos del alma de punta al recordarlo) y gritó «torero, torero» a Juli. No regala semejante adjetivo esta plaza, Pero si además le acompañan palmas por bulerías, hablamos de algo grande. Muy grande.
  10. Habló un reventa en la Puerta del Príncipe mientras Sevilla esperaba la salida de su torero a hombros, cuarta vez que la abre aunque sólo la atravesó tres. «Que abran las taquillas, que me llevo el papel que queda para la de Miura del domingo de Feria, que este Juli la monta…». Se hablaba verdad. Se hablaba de toreo grande. Este Juli la ha montado ya.

 


LA VOZ DEL ABONADO

Baile de corrales

Unión Taurina de Abonados de Sevilla.-

     Como en toda corrida que se precie en la que se anuncian estos ‘figuras’ de hoy ya estamos acostumbrados a que en los reconocimientos previos se rechacen gran cantidad de toros por falta de trapío y el festejo de hoy no podía ser menos. Gran cantidad de astados no fueron aprobados y eso es una cosa que la autoridad tendrá que clarificar. ¿Por qué, de qué sirve entonces reseñar toros en el campo si después una mayoría son rechazados? Pero a colación de lo anterior surge otra cuestión. ¿Para qué tanta firmeza en el primer reconocimiento si después resulta que se aprueba un Parladé con trapío de plaza de segunda y cuatro ‘garcichicos’ absolutamente sin cuajo, anovillados? Pero eso sí, con cara para tapar las otras carencias. Solamente el quinto de la tarde de nombre ‘Tramposo’, fue el único que salió de chiqueros sin trampa ni cartón como vulgarmente se dice, y mira por donde fue el toro del gran triunfo de un Juli muy entregado que recibió a sus dos toros a portagayola esta tarde en Sevilla.

 


LA CORRIDA, AL COMPÁS

Sevilla, ni sol ni moscas

Fernando Naranjo.-

De nazareno y pasión
marca ella, compás y leyes.
Hoy Sevilla y sus tres reyes
de emoción y chaparrón
y suma resurrección
por guapa hermosa y honesta
se cimentó más la Fiesta.
¡Ay, Jesús del Gran Poder!
‘pal’ Niño de Leganés,
nubarrona y tan funesta.

De verde botella y oro
de la Puebla, su Morante…
De bronca a su extravagante,
aunque exhibió su decoro,
el público lo ve todo
y dijo… ¿Pares y nones?
Te pedimos más razones,
hoy tienes más competencia,
derrama toda tu esencia
y jamás nos abandones…

Igual que a su turronero,
el del empaque y tronío,
le dijo: «Niño ya has subío,
sin permiso muy ligero;
tendrás que ser más sincero.
Más, tú sabes somos tuyos
como siempre hasta el arrullo
de sincera pleitesía.
Sevilla tuya sería
con sus ‘eres’ y capullos…

 

 

 

 

Pero llegó el de Velilla
sin falsedad ni rumores,
muy firme dijo: «¡Señores!
¿Dónde se esconde la silla?
Ese trono de Sevilla
lo quiero yo para mí».
Y ese rey Al-Mutamid
me vayan presentando armas.
¡Hoy la guerra se rearma
juntito al Guadalquivir!

El quinto no fue un ‘tramposo’,
que fue bravo y con poder,
y El Juli dejose ver
ambicioso y correoso.
En éxtasis poderoso
nos ha cautivado Abril
cual sevillano jazmín,
¿quién será su opositor?
¿Qué maestrante tenor
su romanza ha de seguir?

 

 


GALERÍA GRÁFICA (lopezmatito.com)

Morante de la Puebla.

Morante de la Puebla.

Morante de la Puebla.

Morante de la Puebla.

El Juli.

El Juli.

El Juli.

El Juli.

El Juli.

El Juli.

El Juli.

El Juli.

El Juli.

El Juli.

José María Manzanares.

José María Manzanares.

José María Manzanares.

José María Manzanares.

José María Manzanares. Niño de Leganés. Niño de Leganés.
Niño de Leganés. Niño de Leganés. El Juli.

 


OTRAS IMÁGENES (Javier Martínez)

El presidente Fernández Rey observa desde el palco la lluvia antes del comienzo. Diez minutos antes del comienzo comenzó a llover con mucha fuerza. Desconcierto general, sin información y rebasada la hora de comienzo.
La duquesa de Alba en el palco de los maestrantes. El ruedo comewnzaba a encharcarse. La plaza estaba completamente llena.
Finalmente se hizo el despeje de plaza. Colapso por la falta de escaleras y accesos. ¿Hará algo el nuevo delegado de la Junta?
El humorista y buen aficionado César Cadaval, de Los Morancos. El brazo al hombro de Manzanares para concentrarse. El Juli, de rodillas fente al portón de toriles para recibir a portagayola.
Apuros para el picador. Apuros para las mulillas. Foto-móvil para el recuerdo.

 

PUERTA DEL PRÍNCIPE (Javier Martínez)

El peculiar periodista Jesús Quintero. El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. El concejal de Fiestas, Gregorio Serrano.
  El cantante Manuel Lombo, bien acompañado.  

NOTICIAS RELACIONADAS


 

Dejar respuesta

cinco × 2 =