Relevo al frente de la Maestranza

El teniente

0
1065
Javier Benjumea, nuevo teniente de hermano mayor de la Real Maestranza, (FOTO: Eduardo López)
Javier Benjumea, nuevo teniente de hermano mayor de la Real Maestranza, (FOTO: Eduardo López)

«…Espero que Javier Benjumea no toque más esa rosa que es la plaza de los toros y se deje de locuras de ampliaciones y achicamientos del ruedo, que ya no hay que achicarlo ni de agua cuando ha llovido, con el toldo. Total, para lo que va la gente fuera de Feria y los vacíos que hay, hasta sobran tendidos…»

Antonio Burgos.-

     Nunca acabamos de descubrir todas las grandezas y contradicciones de Sevilla. Sevilla es el único lugar del mundo donde hay un Teniente que es capitán general. Con mando en plaza. De toros. La plaza del Arenal, vulgo Maestranza. Tú dices «El Teniente», sin más, en ciertas Sevillas, y no tienes que precisar que se trata del Teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza de Caballería.

     Tenemos un nuevo Teniente. El que actúa en nombre de S. M. el Rey en la Maestranza, dicho aquí con toda propiedad, no como cuando se refieren a la plaza de los toros, pues hablo del Real Cuerpo propietario del coso del Arenal y de muchos otros inmuebles en alquiler, por Adriano y por Circo, que la gente no conoce. El Rey, que es hermano mayor honorario de tantas hermandades, lo es efectivo de la Maestranza. El baranda. El que manda. Tanto, que cuando no está, le dejan el sillón presidencial vacío, tradición preciosa, de óle y salida por la Puerta del Príncipe. En cuyo palco, por cierto, colocaban hasta el siglo XIX el retrato del Rey Fernando VII o de la Reina Isabel II para presidir en efigie las corridas. A la Maestranza le pasa como a la Hermandad de los Negritos. En la Maestranza el hermano mayor es el Rey; en Los Negritos, el Cardenal; quien allí delega en el Alcalde, que es como el Teniente en la Maestranza.

     Javier Benjumea Llorente, el nuevo teniente, tiene todas las complacencias regias en esa especie de primarias con probanza de cuatro apellidos que han sido las elecciones de la terna que los caballeros maestrantes elevan a Su Majestad. Lo de Javier Benjumea ha sido como lo de Zapatero con Rubalcaba, pero en Real Aprecio. Se ve que el Rey tiene vista y paladar cuando ha señalado a un maestrante empresario, con méritos más que demostrados en la familiar Abengoa, que pondrá a la Maestranza de dulce, si ello es posible tras las dos fructíferas tenencias de Alfonso Guajardo-Fajardo. Yo, ¿qué quieren que les diga?, me he alegrado mucho de que el marqués de La Puebla de Cazalla, el hijo de Don Javier Benjumea, el de Abengoa, el de Focus en Los Venerables, sea Teniente. Se veía venir. Se le veía llegar. Y por eso escribí cuando estaba para ser nombrado, en el sigilo del respeto a S.M., lo del juego infantil de las cuatro esquinas: «Por allí jumea». Pues la Maestranza va a jumear, porque Javier Benjumea nos va a dar candela de sentido empresarial, que hace mucha falta en el mundo en que vivimos. Cómo será la cosa, que Endesa y el Rey se han fijado en pocos días en el mismo sevillano: Endesa, para nombrarlo presidente del consejo de la compañía en Andalucía, en el puesto vacante por la muerte de mi querido Jaime Ybarra (q.s.G.g.); el Rey, para hacerlo su Teniente.

     Tiene de bueno la Real Maestranza que siempre se parece a sí misma y que los cambios se hacen con la lentitud de los movimientos geotectónicos. Espero por tanto de Javier Benjumea que no haga locuras por un gerundio, aquello que dije que hay quien muere y quien mata porque pongan un día en la plaza un azulejo que diga: «Siendo teniente Fulano…» Espero que Javier Benjumea no toque más esa rosa que es la plaza de los toros y se deje de locuras de ampliaciones y achicamientos del ruedo, que ya no hay que achicarlo ni de agua cuando ha llovido, con el toldo. Total, para lo que va la gente fuera de Feria y los vacíos que hay, hasta sobran tendidos. Y tengo la seguridad de que Javier Benjumea hará más firme aún la presencia del Real Cuerpo en Sevilla. No se olvide que en Sevilla hay un Teniente que es capitán general con mando en plaza. Y fuera de ella.


*Antonio Burgos es escritor y periodista sevillano. / Publicado en ABC-Sevilla.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

1 × 1 =